lunes, junio 17, 2024
InicioOpiniónUn momento crucial

Un momento crucial

Por JOSE ALVAREZ

Nos encontramos en un momento crucial, no solo en nuestras vidas personales, sino también en la vida cívica de nuestra nación. Mañana 19 de mayo de 2024 tenemos la gran responsabilidad de participar en las elecciones presidenciales y congrecionales de la República Dominicana. Y se votará en el país y en el exterior.

Es un día para ejercer, no solo nuestros derechos civiles, sino también para manifestar nuestra fe y nuestros valores en las urnas, sin escuchar publicidades que buscan manipular nuestras emociones.

En Proverbios 14:34, se nos enseña que “la justicia engrandece a la nación, pero el pecado es una vergüenza para cualquier pueblo.” Nuestros pensamientos, palabras y acciones tienen consecuencias profundas, no solo en nuestra vida personal, sino en la sociedad. Cada decisión que tomamos, cada palabra que pronunciamos y cada acción que realizamos tiene el potencial de edificar o destruir, de bendecir o maldecir.

Estamos llamados a ser luz en la oscuridad, sal en la tierra. Como creyentes, debemos elegir líderes que reflejen los valores del Reino de Dios, líderes que no vengan con la intención de robar y enriquecerse, sino de servir.

Es fundamental que evaluemos a nuestros candidatos, no solo por sus promesas, sino también por sus acciones pasadas, su integridad y su fidelidad a los principios bíblicos, especialmente en temas críticos, como la defensa de la vida, la familia, de los principios espirituales, familiares, morales y biblicos doctrinales que guían nuestras vidas tomados de la mano con Dios y la soberanía y defenza de nuestra nación.

En Mateo 22:21, Jesús nos dice: “dad, pusé, a César lo que es de César y a Dios lo que es de Dios”. Esto significa que, si bien debemos cumplir con nuestras obligaciones cívicas, nuestra lealtad última es a Dios y a sus mandamientos.

Debemos elegir representantes que defiendan firmemente nuestra Constitución y nuestras leyes, y que se resistan a las presiones externas de organismos internacionales y potencias que buscan desviar nuestro país de sus raíces y valores fundamentales a sus intereses de complementar su absurda agenda 2030 y su gobierno mundial.

Como dominicanos y como cristianos, tenemos el deber de defender nuestra soberanía y nuestra identidad nacional, de proteger nuestras leyes y nuestra Constitución de aquellos que, bajo la influencia de agendas externas, buscan transformarlas para establecer un gobierno que no representa nuestros valores.

El camino correcto es el camino de la integridad, el camino que transitamos con la verdad al lado del Espíritu Santo, lejos del pecado de la mentira y el engaño. Como dice Juan 8:32, y establecido en nuestro escudo “y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres”. No tenemos otro camino que seguir, no podemos seguir engañándonos y mintiendo a nosotros mismos. El camino se llama Jesús, porque él transforma nuestras vidas y las restaura.

Compatriotas, les insto a orar fervientemente por nuestra nación, por nuestras elecciones y por nosotros mismos, para que seamos fieles a nuestra conciencia y a los principios divinos en este tiempo electoral.

Que Dios nos guíe en nuestra elección y que su voluntad prevalezca en nuestras vidas y en nuestra amada República Dominicana.

Amén. Su amigo incondicional, José Ramón Álvarez Vallejo amante de Dios, de los dominicanos de la patria libre. Agenda Patriótica Dominicana.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -spot_img
- Advertisment -spot_img

Más popular

Comentarios Recientes

Gregorio Cisneros peralta en Asesinan a la influencer Chantal Jiménez
Chemo Jimenez en El pique del presidente