Vividores de Maradona Culpan al Mêdico y no a la Coca

Vividores de Maradona Culpan al Mêdico y no a la Coca

Redacción Nueva York. Enrique García.

La novela sobre la muerte de Maradona aún no ha concluido. Ahora resulta que los familiares del futbolista sospechan que el médico que lo operô tiene algo que ver con el deceso, y solicitaron una investigación alegando negligencia.

El Dr. Luque ha declarado su inocencia insistiendo en que hizo todo lo posible por Maradona en los días previos a su muerte. Crédito: AP: Associated Press. (Foto tomada del diario THE SUN, de Londres.

El escándalo se desató porque otro médico amigo de la familia, afirma que luego de la operación, Maradona, debió permanecer hospitalizado, más sin embargo poco después de su intervención, el cirujano le dio de alta para continuar con el tratamiento en su hogar.

Por otra parte, un abogado que representa a Maradona como marca, se quejó del servicio de ambulancias, afirmando que no socorrieron al enfermo con prontitud. Los paramédicos alegaron que cuando los llamaron, Maradona, aparentemente, ya estaba rígido según palabras del familiar que lo halló inconsciente,

Maradona regresô con su familia un día después que su cara sonriente, al lado del médico, se publicó en todos los diarios del mundo, informando que estaba en perfectas condiciones y volvería a su casa para recobrarse totalmente bajo el cuidado de los suyos.

Pero los esfuerzos por salvarlo fracasaron, debido a un inesperado ataque al corazón, órgano que se habría resentido por el abuso de cocaína, tanto así que en varias ocasiones le había provocado alteraciones cardiacas que solían terminar en el hospital.

La leyenda del fútbol murió de insuficiencia cardíaca el miércoles en su casa de Buenos Aires Crédito: Getty Images – Getty. (Foto tomada del diario THE SUN de Londres.

Los detalles del deceso repentino del futbolista causaron un impacto emocional entre los argentinos, que se habían sentido aliviados después de ver su foto sonriente al lado del médico que lo opero de una lesión cerebral peligrosa. Su familia, sus amigos y los medios hicieron todo tipo de comentarios elogiando al cirujano, pero cuando se produjo el desenlace fatal, los allegados del difunto comenzaron a buscar culpables de la debacle y el blanco principal de la andanada de culpas recayó sobre el profesional que lo había intervenido y los servicios de ambulancias.

Es decir, Luque paso de héroe a villano en menos de una semana. Las autoridades enloquecidas por los acontecimientos que rodean el asunto decidieron hacer caso a la familia que reclama negligencia médica como la causa de la muerte, aunque para muchos entendidos, la denuncia tiene una clara relación: la desaparición repentina de su fuente de ingresos.

Maradona era el único sustento de un grupo de mas de cien personas entre quienes figuran sus familiares mas cercanos, sus amigos y cómplices en las escapadas del futbolista hacia lugares “non santos”, los traficantes menoren que proveían de coca, pastillas y otros estupefacientes al famoso drogadicto y una banda de abogados y representantes que lucraban con cada movimiento del “Diez”. 

Las hijas de Maradona han expresado su preocupación por la medicación que le dieron a su padre en los días previos a su muerte. Crédito: AFP o licenciatarios, (Foto tomada del diario THE SUN , de Londres.

En las redes han aflorado todo tipo de opiniones sobre la desaparición física de Maradona, una gran mayoría de sus seguidores señalan que las drogas minaron su organismo hasta matarlo, otros le atribuyen su fin a la escasa atención que se le prestô después de la operación, es decir, alegan que la negligencia fue la causa del trágico desenlace.

Una periodista argentina, Natalia Penza y su colega ingles Mark Hodge, publicaron un trabajo en el diario londinense THE SUN, en el cual exponen las declaraciones del cirujano que lo operô, Leopoldo Luque, de algunos familiares del futbolista y de varias personas que revelan el comportamiento desordenado que caracterizô a Maradona.

La nota señala que el ganador de la Copa del Mundo, Maradona, de 60 años, un ícono en Argentina murió de insuficiencia cardíaca en su casa en Buenos Aires el miércoles después de un período de mala salud.

Sin embargo, dos de las hijas de la estrella, Dalma y Giannina, dijeron a la policía que sospechaban que la medicación que le dieron a su padre no era apropiada.

Los oficiales de policía salen del consultorio del médico con una computadora y algunos documentos luego de una redada hoy. Crédito: EPA

El domingo, luego de una búsqueda de 40 minutos en su casa, el Dr. Luque dijo que «hizo lo mejor» que pudo por su «amigo», al tiempo que reveló que Maradona estaba luchando contra problemas de adicción cuando murió.

El Dr. Luque dijo que Maradona era su peor enemigo cuando se trataba de aceptar ayuda de profesionales para sus problemas de adicción.

Con lágrimas rodando por su rostro, dijo: «Me sorprendió cuando la policía apareció en mi puerta. Voy a cooperar plenamente.

Luque y su esposa Romina antes de una conferencia de prensa en su casa de Adrogué en el Gran Buenos Aires Crédito: EPA

“Sé lo que hice y lo que hice fue en beneficio de Diego hasta el último momento. Hice lo mejor que pude.

“Me siento fatal porque un amigo murió”.

«No me culpo por nada. Es muy injusto lo que está pasando».

Dijo que Maradona, quien tuvo una operación cerebral a principios de este mes, se veía «muy deprimido» en los días previos a su muerte.

El médico dijo que el futbolista tenía problemas con las pastillas y el alcohol, y agregó: «Se castigó a sí mismo de una manera que no iba a permitir, no como médico sino como amigo».

Describiendo a la estrella como «difícil», dijo: «No podrías hacer nada si Diego no lo quisiera.

«Odiaba a los médicos y psicólogos. Para mí fue diferente porque fui honesto con él. Era mi amigo».

El médico angustiado dijo que «no veía mucho a las hijas de Diego» e insistió en que «sus hermanos y sobrinos me adoran».

Atacando la investigación policial, dijo: «Alguien está tratando de encontrar un chivo expiatorio aquí cuando no lo veo por ninguna parte.

«Todos hicimos lo mejor que pudimos con Diego».

El Dr. Luque dijo que el ex creador de juego de Barcelona y Napoli debería haber ido a rehabilitación después de su operación cerebral.

Dijo: «Si soy responsable de algo cuando se trata de Diego, es amarlo y mejorar su vida».

Maradona llevó a Argentina a finales consecutivas de la Copa del Mundo en 1986 y 1990, ganando la primera, en una brillante carrera marcada por controversias que incluyen la adicción a las drogas y la participación con la mafia italiana.

También fue expulsado de la Copa del Mundo de 1994 por tomar drogas para mejorar el rendimiento.

Los registros de la propiedad de Luque comenzaron esta mañana, cuatro días después de la muerte del hombre de 60 años.

Se entiende que los fiscales detrás de la orden, que se dice que fue sancionada por un juez, están tratando de establecer si la leyenda del fútbol fue víctima de negligencia médica.

El giro dramático en la investigación de la muerte siguió a los informes de la noche a la mañana que Diego había remado con Luque en los días antes de que sufriera insuficiencia cardíaca.

Las estaciones de televisión locales transmiten imágenes de la policía entrando en la clínica de Luque.

Los medios argentinos informan que Luque podría ser interrogado como un «imputado», alguien que está bajo investigación oficial por sospecha de posible mala praxis o negligencia, más que como un simple testigo.

No hay ninguna sugerencia de que será acusado de ningún delito en esta etapa.

El abogado de Maradona, Matías Morla, exigió la semana pasada una investigación de alto nivel sobre la respuesta de emergencia a la muerte del futbolista retirado.

Matías Morla dijo que la primera ambulancia tardó más de media hora en llegar a la casa alquilada de la estrella al norte de Buenos Aires. Llamó a la demora una «idiotez criminal».

Morla también se quejó de que Maradona no había recibido ningún chequeo médico en las 12 horas antes de su muerte, lo que parece ejercer más presión sobre Luque.