UDO REANIMA EL CONOCIMIENTO

UDO REANIMA EL CONOCIMIENTO

Eneida Valerio, es una periodista venezolana dedicada actualmente a la educación en la Universidad de la Isla de Margarita, donde imparte catedra en la Facultad de Comunicación Social. Colabora con varios medios entre ellos nuestra publicación LOULTIMODIGITAL.COM.

Tiene Bandera, con flecos plateados y en el centro el emblema, cuya autoría es del Dr. Luis Manuel Peñalver, destacado educador y guía de la condición experimental de aquella primera y recién creada institución. Tiene Himno con letra de la poeta Lucila Velásquez y música del margariteño Inocente Carreño, el de la exquisita Suite Margariteña. La Universidad de Oriente, arribó a 62 años, el pasado 21. Hoy arrasada por incendios, saqueos y en consecuencia, deteriorada en su estructura física entre otras calamidades. Sin embargo, los éxitos de su historia, le impiden quedarse y fallecer bajo el desprecio de autoridades nacionales y hasta regionales, para atropellarla y socavar su patrimonio. Se levantará airosa. Son las opiniones coincidentes de Pedro Cabello Poleo y Rafael Lunar. Cabello, su primer rector entre agosto de 1974 y agosto de 1978 y Lunar, Cronista, del Núcleo de Nueva Esparta desde 2006. Admiten la particular fuerza interior de la institución para no aplastarse y destacan las raíces de la misma, contundentes para levantarse y continuar. UDO, ocupa un poco más del 30% del territorio nacional, dado que está conformada por los estados; Anzoátegui, Bolívar, Monagas, Nueva Esparta y Sucre. Todos, constituyen zonas importantes de materias primas, desde cultivos como la desafiante, palma de moriche o planta de la vida, símbolo de Monagas, hasta las reservas gasíferas que caracterizaron el desaparecido proyecto Cristóbal Colón, en el estado Sucre. Sin torcer el rumbo, el gobierno de lo que ocurre en el país en su caída estrepitosa, grotesca y desenfrenada, no solo, le cambió el nombre de aquel célebre navegante y Alteza genovés de los mares, al Proyecto Gasífero más importante de la región, basado en Sucre sino que tales caprichos acompañan el desprecio por el desarrollo del país y el desconocimiento del ambicioso programa que arrimaba para Sucre, avances significativos en infraestructura y desarrollo. Todo se perdió. Marca indeleble en estos tiempos de revolución. Cabello Poleo,Ministro de Educación entre 1987 y 1988 no duda en afirmar la posibilidad de recuperación de la Universidad de Oriente. Lo esgrime convencido, de la esencia institucional, soportada en la regionalización, parte de su concepción fundacional, que da a los gobiernos regionales opciones de participación, mediante la creación del Consejo Superior. La entiende como Universidad regional y asoma, nostalgia de aquellos días iniciales de la Universidad de Oriente en una Venezuela que daba vida propia a la libertad fecunda y ambiciosa, apagada por largo rato. La creación de la UDO enmienda años desenfrenados de burlas hacia el conocimiento. El régimen, depuesto en 1958 violatorio de los Derechos Humanos, los conculcó a la población en la libertad y sus expresiones y por lo tanto, aquella caída de la dictadura de Pérez Jiménez, condujo a la imperiosa necesidad de abrir ventanas para el aprendizaje de la ciencia y permear desde esta instancia, la modernización de las corrientes del pensamiento, donde la falta de libertades definían los momentos indomables de la perversa saña contra la disidencia. Edgar Sanabria asumió la presidencia de la Junta de Gobierno dejada por Wolfgang Larrazábal en 1958. Aprovechó el tiempo de 3 meses en el cargo y dictó dos instrumentos de singular importancia. La ley de Universidades reconocía la autonomía de los máximos centros de estudios y la creación, con carácter experimental de la Universidad de Oriente. Rafael Lunar, Cronista del Núcleo de Nueva Esparta, desde 2006, asegura a su vez, la recuperación de las actividades científicas de la institución tomando en cuenta la calidad del egresado quien ha impartido calidad en la formación como lo demuestra el trabajo de investigación de la Dra. Vicdalia de Lunar. UDONE es la última creación de esta institución en 1969 con carreras afincadas en las características propias de la región y avaladas por la calidad académica de sus docentes y egresados. Refiere, orgulloso a la tesis presentada por la Dra. Lunar quien investigó, sobre la aceptación del talento humano egresado de la UDO a nivel del empresariado. Este trabajo fue publicado luego, de su aceptación en dos revistas científicas, suficientemente arbitradas. Esta característica da soporte a nuestra Universidad en el aporte al desarrollo que permite al país progreso y avance desde sus primeros ejercicios del conocimiento. Taless condiciones, científicas, son suficientes y retienen buena parte de los jóvenes quienes migraban para formarse en otras regiones como los Andes, occidente y también Caracas. En Nueva Esparta, hay dos extensiones; Guatamare y Boca de Rio, en la última, se estudia Ciencia del Mar, respuesta a las demandas locales de progreso y oportunidades a los jóvenes. Lunar, considera que las actividades de docencia, investigación y extensión pilares de la universidad, no se detienen. Nos sentimos muy optimistas. Ahora, con el confinamiento, la extensión logró organizar la primera Cohorte en el Diplomado de Patrimonio Cultural y trabajamos para 3 nuevas ofertas el primer trimestre del 2021.Son: Formación de Cronistas, Etnogastronomìa y Patrimonio Cultural Neoespartano. En N.E., estas ofertas académicas responden a la fortaleza del estado en tales áreas y se observa claramente en la historia regional, donde se ha desarrollado a través de la Crónica, un respaldo serio y sostenido a la cultura neoespartana sustentada en el tiempo, por las respectivas investigaciones.

 (@eneidavalerio)

Deja un comentario

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *