Temen que Armas Enviadas por Irán a Venezuela seán Usadas Contra el Pueblo

USA Monitorea dos Barcos iraníes cargando Combustibles y Equipos de Guerra.

Irán cambio su estrategia para enviar gasolina y diésel a Venezuela, según señala un informe que hizo público el Servicio Secreto de Estados Unidos, para denunciar el uso de naves de guerra como buques de transporte, con el objetivo de evitar que el contenido de los barcos sea sometido a requisa por parte de los países que vigilan los intercambios comerciales entre esas dos naciones, ambas sancionadas por corrupción y por violar los derechos humanos, en perjuicio de sus propios pueblos.

El Makran, un buque de guerra convertido en transporte de combustibles puede transportar tres millones de galones de gasolina, y es uno de los dos barcos de combate que navegan actualmente en el Océano Atlántico, después de zarpar de la ciudad portuaria iraní de Bandar Abbas, el 29 de abril.

A pesar de los temores de que los buques de guerra transporten armas y petróleo, las autoridades estadounidenses no pueden detenerlos, incluso si están violando sanciones como las impuestas por Estados Unidos a Venezuela, porque los buques están sujetos a inmunidad soberana en aguas internacionales.

La inteligencia ya ha indicado que el Makran transporta naves de ataque rápido iraníes típicamente asociadas con su Cuerpo de la Guardia Revolucionaria paramilitar, y tiene una plataforma de lanzamiento móvil para helicópteros.

Los barcos que son propiedad del gobierno o son operados por el gobierno reciben inmunidad bajo la Convención de las Naciones Unidas y no pueden estar sujetos a la jurisdicción de ningún país, a menos que amenacen al estado costero.

Los envíos anteriores de petróleo a Venezuela desde Irán, que se han realizado en buques comerciales, han sido incautados por las autoridades estadounidenses. Los dos buques de guerra, Makran y Sahand, que se encuentran actualmente en el Atlántico son operados por la marina de Irán.

Los funcionarios de inteligencia de EE. UU. han estado rastreando los buques de guerra a medida que continúan acercándose a los Estados Unidos.

La televisión estatal iraní, publicó imágenes el jueves de los dos barcos en el Océano Atlántico, y el medio afirmó que actualmente se encuentran a más de 500 millas de la costa de Angola.

Fotografías sin fecha obtenidas por el medio marítimo USNI News, el jueves, mostraban al Makran, el buque de guerra convertido en petrolero, navegando particularmente bajo en la línea de flotación. Una de esas fotos también mostraba al Sahand, el otro barco iraní cargando combustible.

El experto marítimo Sal Mercogliano dijo que las fotos indicaban que el Makran estaba lleno a su máxima capacidad con aceite.

“Está cargado hasta las agallas”, comentô Mercogliano. “Obviamente, la nave lleva combustible, pero mucho más del que le permite su línea de seguridad », explicô el experto.

El buque Makran, que es un petrolero convertido que puede transportar tres millones de galones de combustible, es uno de los dos buques de guerra que navegan actualmente en el Océano Atlántico después de partir de la ciudad portuaria iraní de Bandar Abbas el mes pasado.

‘Esos barcos podrían circunnavegar el mundo docenas de veces y no se puede evitar que hagan esa entrega de combustible a Venezuela; a menos que por su cercanía a las costas pongan en peligro alguno de los países aliados de los Estados Unidos”.

Ellos se las han ingeniado para usar buques de combate como cargueros y así poder burlar las sanciones impuestas por los estados que adversan a ambas naciones, cuyos gobiernos han sido acusados de diversos crímenes contra la humanidad.

“Nadie va a impedir que un buque de la armada iraní entregue ese petróleo. Esa es una forma segura de sortear las sanciones. El embargo se refiere a los buques comerciales, no a los buques de la marina”, confirmô el experto consultado por el medio inglês DAILYMAIL.COM.

La periodista EMILY CRANE, señala que la inteligencia estadounidense descubrió que ambas naves, no solamente transportan combustible, sino que llevan una carga letal de armas y explosivos que, de llegar a su destino, ponen en peligro la vida de los venezolanos quienes con frecuencia protestan en las calles contra el gobierno que los subyuga.

“El Makran transporta naves de ataque rápido iraníes típicamente asociadas con su Cuerpo de la Guardia Revolucionaria paramilitar, y tiene una plataforma de lanzamiento móvil para helicópteros”, apuntô la periodista en su reportaje.

Las imágenes de satélite de Maxar Technologies, fechadas el 28 de abril, mostraron al menos siete de los buques de ataque rápido en la cubierta del barco.

Las naves de ataque rápido a bordo del Makran son del tipo que usa la Guardia en sus tensos encuentros con buques de guerra estadounidenses en el Golfo Pérsico y el Estrecho de Ormuz.

La nave fue vista más recientemente en abril por los barcos de la Guardia Costera y la Armada de EE. UU. en el Golfo Pérsico. Los incidentes solo resultaron en disparos de advertencia.

No quedó claro de inmediato cuáles serían los planes de Venezuela para esos barcos.

«Si se entregan los barcos, pueden formar el núcleo de una fuerza de guerra asimétrica dentro de las fuerzas armadas de Venezuela», dijo el Instituto Naval de Estados Unidos en un análisis publicado anteriormente.

‘Esto podría enfocarse en interrumpir el transporte marítimo como un medio para contrarrestar fuerzas navales superiores. Las rutas marítimas hacia y desde el Canal de Panamá están cerca de la costa venezolana”.

El secretario de Defensa de EE. UU., Lloyd Austin, expresó el temor el jueves de que los buques pudieran llevar armas

«Estoy absolutamente preocupado por la proliferación de armas, cualquier tipo de armas, en nuestro vecindario», dijo Austin en la audiencia del Comité de Servicios Armados del Senado.

Un alto funcionario de la administración de Biden dijo que se cree que los barcos transportan armas como parte de un acuerdo alcanzado entre Irán y Venezuela el año pasado, pero no especificó qué tipo de armamento podrían transportar.

El portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, no especularía sobre lo que transportaban los barcos, y solo dijo que «si esto es un esfuerzo para transferir armas o para violar sus obligaciones internacionales, estaríamos preparados para responder».

«Hemos visto los informes de prensa sobre este movimiento», dijo Price. «Estamos preparados para aprovechar nuestras autoridades aplicables, incluidas las sanciones, contra cualquier actor que permita el suministro continuo de armas por parte de Irán a socios violentos como representantes».

La administración Biden ya ha presionado a Venezuela, y a Cuba porque es otro destino potencial, para que rechacen los barcos, según funcionarios estadounidenses.

Un funcionario dijo que Estados Unidos considera que la entrega de armas en su hemisferio es una amenaza y que tomará «las medidas adecuadas» para prevenirla.

«La entrega de tales armas sería un acto de provocación y se entendería como una amenaza para nuestros socios en el hemisferio occidental», dijo el funcionario.

«Nos reservamos el derecho de tomar las medidas apropiadas en coordinación con nuestros socios para disuadir el tránsito o la entrega de tales armas».

Irán mantiene estrechos vínculos con el presidente venezolano Nicolás Maduro (izquierda) y ha enviado gasolina y otros productos al país en medio de una campaña de sanciones de Estados Unidos dirigida a Caracas, que padece escasez de combustible. Un importante asesor de Maduro ha negado los informes de que los barcos iraníes atracarán allí. Irán (el presidente Hassan Rouhani en la foto de la derecha) ha afirmado que sus buques de guerra no se detendrán en el puerto de ningún país durante su misión.

Irán mantiene estrechos vínculos con el presidente venezolano, Nicolás Maduro, y ha enviado gasolina y otros productos al país en medio de una campaña de sanciones de Estados Unidos dirigida a Caracas, que padece escasez de combustible.

Se cree que Venezuela pagó a Irán, bajo las propias sanciones de Estados Unidos, por los envíos.

Un importante asesor de Maduro negó los informes de que los barcos iraníes atracarán allí.

Durante una conferencia de prensa el 31 de mayo, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán, Saeed Khatibzadeh, se negó a decir adónde se dirigía el Makran.

«Irán siempre está presente en aguas internacionales y tiene este derecho basado en el derecho internacional y puede estar presente en aguas internacionales», dijo.

“Ningún país puede violar este derecho, y advierto que nadie comete errores de cálculo. Aquellos que se sientan en casas de vidrio deben tener cuidado ‘.

Irán ha afirmado que sus buques de guerra no se detendrán en el puerto de ningún país durante su misión, que el subjefe del ejército de Irán, el almirante Habibollah Sayyari, describió como el viaje más largo y desafiante de la armada iraní hasta el momento.

No dio más detalles sobre el propósito de la misión.