Seamos prudentes, ayudémonos todos, esa es nuestra única seguridad

Seamos prudentes, ayudémonos todos,  esa es nuestra única seguridad

Por Dr. Amín Cruz

“¿Qué es lo que une los corazones y las mentes? La magia de la Navidad.”

Un año donde la pobreza de tantos se ha disparado, pero también la generosidad de muchos, donde ha habido despedidas dolorosas de seres queridos, amigos, pero también silencios y miradas que han abrazado, diversos países atraviesan una segunda ola de contagios, los distintos gobiernos, especialmente los del hemisferio norte, se han preparado para unas fiestas de fin de año diferentes.

Mientras algunos han optado por endurecer las restricciones ahora para tener más libertad de celebrar a fin de año, otros se han resignado a tener una Navidad y Año Nuevo con más restricciones.

Las navidades son para la pandemia la gran posibilidad de multiplicación, son tiempos donde se concentran el consumo y los encuentros familiares y de amistades.

Ahora la navidad y las fiestas decembrinas serán totalmente diferentes debido a las restricciones que obliga la pandemia, ya que muchos no podrán reunirse con sus seres queridos, otros tendrán que estar trabajado en fechas señaladas, o incluso los habrá que quizás tengan que pasarlas en algún hospital, el desafío será probar los equilibrios que se intentan mantener entre política sanitaria y económica, los errores en estos balances tendrán consecuencias sobre las debilitadas finanzas o la propagación del virus.

La Navidad sin toda la familia es la mejor opción en tiempos de COVID, la OMS advirtió que la Navidad en burbujas o Navidad por Zoom, es la propuesta que declaró María Van Kerkhove, encargada de la gestión de la pandemia de coronavirus en la OMS, “Es increíblemente difícil porque, especialmente durante la temporada navideña, realmente queremos estar con nuestra familia, pero en algunos casos, no tener una reunión familiar es la opción más segura “, varias familias y diversas personas pasarán estas entrañables fechas alejados de sus seres queridos.

Los médicos temen que, una vez pasadas las fiestas, se produzca un cierto «efecto rebote», y los contagios, reducidos en periodo de confinamiento, vuelvan a repuntar, por tanto, una cuarentena de 15 días en el mes de diciembre, similar a la que proponen los economistas, podría generar una «falsa sensación de bienestar» ya que en ese período, a pesar de haberse reducido las cifras, se generarían nuevos contagios que serían diagnosticados unos 15 días después, debido al tiempo de incubación del virus, él peligro aumenta cuando se trata de grupos de riesgo como las personas mayores o de la tercera edad.

Hay demasiado virus rondando y todos tenemos que resguardados para ayudar a aplanar la curva nuevamente, eso significa un sacrificio colectivo, con cada persona haciendo su parte, es por ello que debemos hacer conciencia de mantener alto el nivel de prudencia, será una Navidad muy diferente, sacrificada y muy íntima, ya que de ello dependerá el inicio de la normalidad para el próximo año 2021, derivado de ello tendremos que evitar movimientos que no son esenciales, actuemos en este mes de diciembre con mucha responsabilidad para evitar contagios porque la pandemia del Covid-19 sigue siendo un virus mortal y peligroso que sigue dañando, causando estragos y ninguna medida de seguridad y protección va a estar de sobra, tendremos que ayudarnos todos, reduciendo al máximo las interacciones sociales

Algunas recomendaciones para aplicar en este mes de diciembre 2020:

Si no tenemos nada verdaderamente importante que hacer, no salgamos a la calle.
Si salimos a la calle, guardemos la sana distancia.
Comuniquémonos por teléfono o por video llamada con nuestros familiares y amigos y que no se reciban muchas visitas, aunque sean nuestros seres queridos.
Estemos solo los que estamos en la misma casa.
No hagamos fiestas ni reuniones con familiares ni amigos.
Si presentamos síntomas como dolor de garganta, cabeza o cuerpo, fiebre, hablar de inmediato favor de acudir atención médica.
Si tienes síntomas, procura hacerte la prueba del Convid-19.
Acude pronto a la clínica, centro de salud u hospital más cercano para atenderte. No te esperes sobre todo si padeces de enfermedades crónicas. Es muy importante el llegar pronto al hospital.
Dejemos los regalos de Navidad para otro momento. Recuerda: regala afecto, cariño, amor, no lo compres.
Pero lo más importante es que no nos enfermemos. Es mejor prevenir que curar, mejor prevenir que lamentar.
Es el momento para que nos comprometamos a hacer sacrificio individual ayuda a proteger nuestro sistema de atención médica, y nos protege a nosotros mismos y a los que amamos, para superar este mes de diciembre 2020.

Por favor seamos prudentes, ayudémonos todos, esa es nuestra única seguridad.

“Recuerden para los buenos momentos, gratitud, para los malos, mucha esperanza. para cada día, una ilusión. Y siempre, siempre, felicidad, es lo que les deseo para el año 2021”

Dr. Amín Cruz, PhD, Ministro Consejero. Diplomático Presidente de Congreso Hispanoamericano de Prensa, historiador, educador, periodista, y escritor; residente en New York