Sardinas Mortales Otra Amenaza Contra los Pobres

Sardinas Mortales Otra Amenaza Contra los Pobres

Las sardinas en lata que distribuye el gobierno venezolano entre sus seguidores son una bomba que podría causar muchas muertes, denunciô una humilde ama de casa que descubrió las irregularidades sanitarias que se comenten con los alimentos del pueblo.

La denunciante colgó un video en las redes para desenmascarar a los funcionarios que compran y distribuyen los insumos adquiridos con el dinero de los venezolanos, a través de un plan denominado CLAP, que se ha convertido en una mina para los oficiales corruptos que lo dirigen.

Como se observa en el video, las sardinas, que presuntamente fueron desechadas por la empresa envasadora, fueron incluidas en las cajas mas recientes distribuidas entre los chavistas, pese a que tenían mas de tres años vencidas, lo que las convierten en un producto prácticamente venenoso.

La distribución de alimentos en mal estado, vencidos o contaminados, se ha convertido en una práctica común en Venezuela, donde los funcionarios designados para negociar las compras de los productos de las cajas del CLAP, adquieren a precio de gallina flaca, provisiones que han sido descalificadas por las autoridades sanitarias de otros países por considerar que su consumo es un peligro para la salud.

Un caso emblemático de las negociaciones turbias que caracteriza a los funcionarios del CLAP, es actualmente objeto de un juicio en México contra dos empresarios de ese país, que vendieron productos contaminados a los representantes del gobierno venezolano, mediante un trato que supuestamente proporcionô una ganancia millonaria a los compradores.

Otro empresario extranjero que aparentemente hizo fortuna con la desgracia de los venezolanos, Alex Saab, de Barranquilla, Colombia, también está en problemas con la justicia.

Saab, detenido e Africa y solicitado en extradición, está acusado de usar los bancos de Estados Unidos para blanquear cientos de millones de dólares obtenidos aparentemente de manera fraudulenta, en complicidad, alegadamente, con funcionarios del gobierno venezolano encargados de las compras de los alimentos para las cajas CLAP.

Deja un comentario

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *