Regidores en Santo Domingo Preparan “Bomba” Contra la Naturaleza

Regidores en Santo Domingo Preparan “Bomba” Contra la Naturaleza

Un dirigente político calificô como una bomba, la idea de la alcaldía de Santo Domingo Este, de instalar un vertedero en una zona residencial donde viven más de 30 mil personas, a orillas del Rio Ozama.

“Sería una estocada mortal al ambiente y a la salud de quienes residen en las barriadas de Villa Liberación, La Perla y El Tamarindo”, declarô a LOULTIMODIGITAL el exregidor Adriano Rojas, en medio de una manifestación frente al Ayuntamiento de Santo Domingo Este, organizada para denunciar las pretensiones de algunos regidores, que aparentemente procesan el plan del vertedero con el propósito de sacar provecho económico.

Rojas, militante del Partido Revolucionario Moderno (PRM), expresô su descuerdo con el plan y afirma que en representación de los residentes de las barriadas que se verán afectadas con el proyecto, moverá todos sus contactos para evitar que se cometa un “crimen ambiental” de esa magnitud.

Revelô que el macabro plan del vertedero esta engavetado desde hace mas de diez años, debido a la peligrosidad que representa para la salud de los vecinos de la zona donde proyectan instalarlo.

“Pero ahora, inesperadamente, en medio de esta pandemia que esta causando tanto daño, varios regidores sacaron a relucir la idea y están trabajando a todo vapor para convertirla en realidad, sin tomar en cuenta los daños ecológicos que causaría”, comentó.

Dijo que tiene los nombres de quienes promueven la construcción del vertedero letal y aseguro que no teme mencionarlos para que el pueblo conozca bien por quien votaron.

En este sentido señaló que el regidor José Ramón Jiménez, es uno de los mas interesados en que se presente la obra ante el hemiciclo y se apruebe su construcción lo antes posible.

Dijo que los regidores involucrados en el plan promueven entre los vecinos de los barrios arriba mencionados, la idea que la construcción del vertedero traerá progreso, trabajo y bienestar para los residentes del área, pero no les hablan del cúmulo de enfermedades que puede desatar el basurero en perjuicio de todos los habitantes de la región.