Policías en Venezuela Matan por Encargo, al Grupo le Atribuyen dos mil Asesinatos

Varios policías uniformados que hacían millones matando gente por encargo, cayeron en manos de otra entidad menos corrupta, y ahora enfrentan la justicia por participar en un crimen ordenado por un hombre que quería muerto a su hermano y a la esposa de este.

Las temibles FAES, el brazo armado del rêgimen venezolano para eliminar violentamente a sus opositores

Un grupo policial creado por el gobierno venezolano para perseguir a la oposición se convirtió en una maquina de matar, al extremo que han cometido mas de dos mil asesinatos y apenas unos pocos se han investigado seriamente, según trascendió en un medio digital caraqueño.

Noticias JR, “sin miedo y sin censura”, publica esta semana un reportaje elaborado por el periodista José Rafael Ramírez, que deja muy mal parada a la justicia venezolana, en especial a un grupo elite de la policía bolivariana, FAES, a quienes se les atribuye, de acuerdo a estadísticas mostradas a la prensa por la organización de derechos humanos de la ONU, miles de asesinatos, entre estos, varios crímenes por encargo.

La historia publicada por el referido medio ofrece detalles sobre la detención de cuatro policías que supuestamente recibieron 10 mil dólares para matar a un hombre y a la esposa de este.

El empresario Juan Manuel Barcia Rodríguez, asesinado por la FAES, por encargo de su hermano, Luis Barcia Valladares

El secuestro y posterior ejecución ocurrió el pasado año, específicamente el 9 de noviembre en la noche, cuando la víctima, identificada como Juan Manuel Barcia Rodríguez, propietario de una fábrica de envases plásticos, se encontraba en el interior de la compañía, ubicada en la ciudad de Guacara, en el Estado Carabobo, aproximadamente a unos 120 kilómetros de Caracas.

Los policías, amparados en sus uniformes y sus placas, entraron al lugar, secuestraron al comerciante, lo torturaron para que dijera donde estaba la esposa, la abogada Dora Delgado, y aparentemente, debido a su negativa de responder, decidieron matarlo antes de dar con el paradero del segundo blanco, todo esto seguros de que, por su condición de oficiales de la Fuerzas Armadas Especiales, no serían denunciados por el crimen.

Pero la esposa de la víctima no dejô que el homicidio pasara desapercibido y comenzó una intensa campaña en los medios, incluso ante una comisión de derechos humanos que presionaron para que otra organización policial, el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) iniciara una serie de indagaciones que dieron con la identidad de los cuatro policías que perpetraron el secuestro y crimen y estos a su vez, delataron al autor intelectual del hecho, un hermano de la víctima, identificado como César Luis Barcia.

En el expediente del caso se señala que funcionarios del (CICPC), de Carabobo y La Guaira, determinaron que los autores materiales fueron funcionarios del Cuerpo de Policía Nacional Bolivariana (CPNB), adscritos a las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), quienes cobraron 10 mil dólares.

La confesión

Cuatro de los sicarios, dos de ellos luciendo el têtrico uniforme negro de la FAES

La policía explica en el archivo que la División Nacional Contra Extorsión y Secuestro, luego de realizar varios análisis de telefonía, lograron identificar y arrestar a tres de los sospechosos, funcionarios activos del Cuerpo de Policía Nacional Bolivariana, adscritos a las (FAES), identificados como BRIAN DANIEL GOYO Guerrero; EMILIO ANTONIO CAVANIEL, y DENNIS JOHAN CARDENAS DELGADO. 

Los capturados soltaron la lengua al primer apretón, y uno de ellos, en medio de un ataque de llanto, delatô a los otros sospechosos, YENSER GARCÍA Y DEIVYS EMILIO CARDENAS, miembros de la misma elite policial que, al enterarse de la detención de sus cómplices se dieron a la fuga.

Aparentemente, según revelô el policía que delatô a sus compañeros, el grupo ya había participado en otros asesinatos por encargo.

Cêsar Luis, queria muerto a su hermano y a la esposa de êste y para ello contratô al grupo mas letal en Venezuela: las FAES

Los detenidos contaron todo lo que ocurrió y señalaron al hermano de la víctima, un sujeto identificado como Cesar Luis Barcia Valladares, como el autor intelectual del secuestro y homicidio.

Barcia les ofreció 10 mil dólares por el doble crimen y se enfureció cuando se enteró que no habían asesinado a la abogada, los policías, según trascendió, querían 3 mil dólares más para terminar el encargo, pero el fratricida se negó a pagar.

Hoy el autor material y los sicarios están tras rejas, sin embargo, se sabe que hay movimientos y gestiones corruptas en los órganos de la administración de justicia del Estado Carabobo, para, liego de que se aplaque el escándalo público, liberar a los criminales, todos ellos afectos al régimen.

El Fiscal general de la Repûblica, Tarek William Saab.

El trabajo de “NOTICIAS JR”, incluye un video en el cual el fiscal general de la Republica, Tarek William Saab, mimbro del gabinete nombrado por Nicolas Maduro, dijo que “la delincuencia uniformada es inmoral y más peligrosa que la delincuencia común, porque esta se sirve de las armas del Estado, se sirve de la insignia del Estado, se sirve de la logística que da el Estado para proteger a los ciudadanos, por tanto ellos merecen todo el peso de la ley….”

Sin embargo, en Venezuela es voz populi que los miembros de las FAES han participado en no menos de 20 matanzas y ninguna de sus acciones han sido investigadas por los cuerpos adscritos al departamento de justicia. Por el contrario, el grupo, goza de toda la confianza del presidente, que los usa para eliminar violentamente a sus opositores.