Para Salvar su Pellejo la Reina Revela los Secretos del Cartel

Emma, posando con un traje de baño de una sola pieza durante una sesiôn de modelaje. (Foto Instagram)

Emma Coronel, la esposa del Chapo, no quiere correr la misma suerte de su marido y pasar la vida en una cárcel de máxima seguridad, por lo tanto decidió hacer un arreglo con las autoridades norteamericanas y contar toda la historia del cartel de Sinaloa, incluyendo la participación de sus propios familiares y de altos funcionarios del ejêrcito y el gobierno mexicano en el tráfico de drogas.

Un agente de la DEA asegura que la bella mujer además de poseer una excelente memoria es depositaria de un extenso archivo sobre las actividades delictivas de la mafia que lideraba su esposo, junto a un grupo de poderosos políticos y militares que aún se enriquecen con el trasiego de estupefacientes hacia los Estados Unidos.    

Los detalles sobre el posible trato que le permitiría a Coronel, continuar en libertad protegida por el estado norteamericano, salieron a relucir en varios medios, entre estos el New York Post, donde la periodista  Isabel Vincent, cuenta los detalles de los mas recientes movimientos de la reina sinaloense, antes y después de caer en manos de la policía.

Emma Coronel Aispuro modelando como rubia en una publicación del 28 de diciembre de 2020. @ Antoniocarrillo.photos / instagram

La glamorosa reina de belleza esposa del narcotraficante más notorio de México, había aparecido en público por última vez como una rubia, con el cabello cayendo en cascada sobre su espalda en un glamoroso vestido de novia de encaje blanco que modeló para el diseñador mexicano Benito Santos, en Instagram.

Todo esto mientras se alistaba para delatar a los miembros de alto rango del cártel de Sinaloa, incluidos sus propios hijastros. Coronel Aispuro, se vio obligada a adoptar una mirada más sobria sobre su futuro, al verse acorralada entre las rejas y el cemento de su nueva residencia, un cuarto gris de cuatro por cuatro, sin ventanas y sin espejos donde contemplar sus labios carnosos pintados con un labial fino de color rojo, tal como acostumbraba a hacer todos los días en una de sus muchas mansiones.

«Definitivamente está cooperando», dijo una fuente de las fuerzas del orden federal a The Post, y agregó que la esposa de Joaquín «El Chapo» Guzmán es una probable candidata para la protección de testigos.

“Emma quiere alejarse de la violencia y siempre ha querido vivir en Estados Unidos”, dijo la fuente. Nació en California y tiene doble ciudadanía estadounidense / mexicana.

Coronel Aispuro, de 31 años, se entregó a las autoridades en Washington a principios de esta semana y enfrenta más de 10 años de prisión si es declarada culpable de tráfico de drogas. También está acusada de ayudar a Guzmán, de 63 años, a escapar de una prisión mexicana de máxima seguridad en 2015, y ayudar a planificar otra fuga antes de que fuera extraditado a Estados Unidos en 2017, según documentos judiciales.

Emma Coronel Aispuro, esposa de Joaquín “El Chapo” Guzmán, está rodeada de seguridad cuando llega a la corte federal el 17 de julio de 2019 en la ciudad de Nueva York. Getty Images / Drew Angerer

La morena de piernas largas, aficionada a la ropa de diseño llamativo, fue parte del juicio de su esposo en la corte federal de Brooklyn en 2019. En ese momento, The Post informó exclusivamente que estaba bajo investigación federal por ayudar a dirigir el cartel que ahora encabezan sus hijastros, Ovidio Guzmán López, 30, Iván Archivaldo Guzmán, 37, Jesús Alfredo Guzmán Salazar, 34, y Joaquín Guzmán López, cuya edad se desconoce.

En el camino, la ex estudiante de periodismo y aspirante a modelo ha acumulado casi 600.000 seguidores en Instagram. Publica fotografías glamorosas de sí misma con blusas escotadas y aretes de diamantes tipo candelabro, y compartió historias de Instagram sobre sus lujosas vacaciones en Venecia, poco después de que Guzmán fuera sentenciado a cadena perpetua en una prisión federal de máxima seguridad, en Colorado, en julio de 2019, paseos y cenas con vistas a los canales. Un video mostraba dos vasos de vino blanco en un restaurante al aire libre, pero no estaba claro si estaba en una cita.

Las fotos anteriores subidas a sus sitios de redes sociales durante el juicio de su esposo mostraban a la morena en diminutos bikinis en playas azotadas por el viento. Otros la presentaban con jeans ajustados combinados con tacones de aguja y bolsos de Prada, de pie en medio de una flota de autos deportivos de alta gama. Desde entonces, esas fotografías y las historias en video han sido eliminadas.

Luego del juicio, Coronel Aispuro también registró la marca “El Chapo Guzmán” para vender una línea de ropa, fundas para teléfonos celulares y sombreros, según registros públicos.

Aunque no está claro si la empresa comercial siguió adelante, Coronel Aispuro retuvo a muchos de sus fanáticos. Poco después de la noticia de su arresto el lunes, muchos de esos seguidores de las redes sociales dejaron emojis de corazón junto a fotografías de Coronel Aispuro con una chaqueta de cuero negra ajustada, una corona dorada en la cabeza y labios rojos realzados.

Sus seguidores expresaron conmoción que «la Reinita», la pequeña reina, que también logró una aparición como invitada en «Cartel Crew» de VH1 hace dos años, había sido arrestada. «¿Es cierto que Emma está en la cárcel?» preguntó uno de sus seguidores de Instagram. «Liberen a la reina», escribió otro.

Emma Coronel Aispuro en una publicación del 14 de febrero de 2020 Instagram

Coronel Aispuro, madre de las gemelas de 9 años Emali Guadalupe y Maria Joaquina, está siendo representada por un equipo de abogados encabezado por el abogado de Manhattan Jeffrey Lichtman, quien también defendió a su esposo.

«Ella ya tenía a su abogado defensor alineado antes de subir a un avión para entregarse», dijo la fuente a The Post. «Su prioridad número uno es proteger a sus hijos y permanecer en los Estados Unidos».

Durante mucho tiempo ha negado tener conocimiento del negocio de las drogas de su marido. Pero un agente del FBI que interrogó a más de 100 miembros del cartel de Sinaloa dijo en documentos judiciales que «Coronel estaba al tanto de envíos de varias toneladas de cocaína, así como también de la producción de heroína y los envíos por toneladas de marihuana y anfetaminas.

La acusación también indica que Coronel, después de visitar a su esposo en las cárceles mexicanas, ella transmitîa mensajes a los oficiales de confianza del cartel.

Durante el juicio de Guzmán en Brooklyn, Dámaso López Núñez, el antiguo lugarteniente del narcotraficante, testificó que El Chapo lo contactó poco después de su captura por parte de los marines mexicanos en febrero de 2014. López dijo que su jefe le pidió «reunirse con la madre de los gemelos». refiriéndose a Coronel.

Emma Coronel Aispuro fue arrestada en el Aeropuerto Internacional de Dulles el 22 de febrero de 2021. Es la esposa del narcotraficante mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Coronel Aispuro nació en julio de 1989 cerca de San Francisco, pero creció en una zona remota del noroeste de México rodeada de bosques de pinos. Su padre, Inés Coronel Barrera, era ganadero de la región y temido narcotraficante que trabajaba para Guzmán. La hija conoció a Guzmán cuando aún era una adolescente y participante en un concurso de belleza durante el Festival del Café y la Guayaba en el pueblo de Canelas en 2007.

Guzmán, entonces de 50 años, se enamoró de ella en el acto, aunque el matrimonio fue visto como una forma de solidificar la posición de Inés Coronel Barreras dentro del cartel de Guzmán en Sinaloa. Barreras fue condenado por cargos de armas y tráfico de marihuana en 2017, y actualmente cumple una sentencia de 10 años en México.

Desde la extradición de Guzmán a Estados Unidos, el cartel de Sinaloa ha estado dominado por el mayor de sus 15 hijos, conocido como «Los Chapitos». En 2019, su guerra territorial con la banda de narcotraficantes rival, Cartel Jalisco Nueva Generación, se volvió particularmente brutal y provocó más de 2,000 muertes. En octubre de ese año, cuando las autoridades mexicanas capturaron a Ovidio Guzmán López, conocido como El Ratón, la amenaza de violencia se consideró tan alta que lo dejaron ir.

Emma Coronel Aispuro, NY Post, composición grâfica de /Rashid Umar Abbasi