Otra mujer y van Siete, dice que el Gobernador Cuomo la Acosó

La ex reportera de Albany Jessica Bakeman es la séptima mujer en acusar al gobernador Andrew Cuomo de acoso sexual. Proporcionado por Jessica Bakeman; Reuters. (Foto tomada del New York Post)

La avalancha de denuncias de acoso sexual que tiene la carrera política del gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo colgando de un hilo, no se detiene, esta semana otra mujer afirma que fue manoseada por el funcionario.

Una séptima víctima salió a la luz esta semana, Jessica Beckman, periodista de una emisora de Albany, dijo que el gobernador Cuomo la tocó de manera inadecuada e hizo comentarios humillantes en su presencia mientras era reportera en la casa de gobierno.

Bakeman afirma que el gobernador la acosó sexualmente varias veces desde el comienzo de su carrera como periodista en 2012.

En un artículo para la revista New York Magazine, Jessica describió una fiesta navideña de 2014, en la que el gobernador la abrazó con fuerza mientras se despedía esa noche, los comentarios de la supuesta víctima fueron publicados por el NEW YORK POST, en un reportaje firmado por Lia Eustachewich.

Jessica Bakeman dice que Cuomo la acosó sexualmente varias veces desde el comienzo de su carrera como periodista en 2012, cortesía: Jessica Bakeman. (Foto tomada del New York Post)

   «Me tomó la mano, como para estrecharla, y luego se negó a soltarme», escribió Bakeman. «Me rodeó la espalda con el otro brazo, me puso la mano en la cintura y me sostuvo firmemente en mi lugar mientras le indicaba a un fotógrafo que quería que posáramos para una foto».

Bakeman, que tenía 25 años en ese momento y trabajaba para lo que ahora es la publicación “Político New York”, dijo que se encendieron las banderas rojas, dado que su «trabajo era analizarlo y escudriñarlo».

«No quería una foto de él con sus manos en mi cuerpo y una sonrisa en mi rostro», escribió. “Pero hice la evaluación reflexiva que la mayoría de las mujeres y las personas marginadas conocen instintivamente, el cálculo sobre el riesgo, el poder y la autopreservación. Sabía que sería mucho más fácil sonreír por el breve momento que se necesita para tomar una foto que desafiar a uno de los hombres más poderosos del país «.

Meses después en otra reunión con profesionales de la comunicación, Bakeman alegó que Cuomo le pasó el brazo por los hombros mientras contaba historias con sus colegas masculinos en una fiesta en la Mansión Ejecutiva para un asistente de comunicaciones saliente.

“Lo dejó allí y me mantuvo inmovilizada junto a él durante varios minutos mientras terminaba de contar su historia”, recordó sobre el presunto incidente de 2012, cuando ella trabajaba para USA Today. “Me quedé allí, con las mejillas calientes, riendo nerviosamente mientras mis colegas masculinos hacían lo mismo. Todos sabíamos que estaba mal, pero no hicimos nada».

La reportera dijo que Cuomo una vez se burló de ella por tener un teléfono púrpura, en lugar de responder a su pregunta durante una reunión con periodistas. Asimismo, aseverô que la humilló nuevamente en el 2014, en una conferencia de prensa, cuando ella gritô por encima del hombro a su colega, Ken Lovett, un ex reportero de Post Albany, que anteriormente trabajaba para el Daily News.

«‘Simplemente disfruto cómo callas a Ken Lovett, para decirte la verdad», le dijo Cuomo en ese momento, escribió Bakeman.

Añadió: “Cuomo parecía pensar que el hecho de que yo tuviera la audacia de hablar más fuerte que mi colega era muy gracioso. Con él, estos intercambios siempre estuvieron destinados a ser una humillación pública».

Bakeman aclaró sin embargo que Cuomo nunca le propuso tener sexo con ella.