Opositor de Haití pide reforma electoral para participar en sufragios Recibidos

Opositor de Haití pide reforma electoral para participar en sufragios Recibidos

PUERTO PRINCIPE.- El líder del opositor partido Pitit Dessalines, Moïse Jean Charles, sugirió que podría participar de sufragios generales en Haití si se lleva a cabo una reforma electoral.

Jean Charles, uno de los mayores críticos del asesinado presidente Jovenel Moïse, se desmarcó de una transición de dos o tres años, como abogan otras fuerzas pujantes, aunque solicitó la revisión del la lista electoral, una redefinición del proceso para garantizar a todos los ciudadanos su derecho al voto y la renovación del polémico Consejo Electoral Provisional (CEP).

También pidió durante una entrevista a una radio local, la eliminación del Centro de Tabulación, que forma parte de la estructura administrativa del CEP, y la liberación de los presos.

Las declaraciones del excandidato presidencial, con una amplia base de seguidores en el extremo norte del país, podrían sembrar fricciones entre otras fuerzas políticas que actualmente desconocen al recién instalado primer ministro Ariel Henry, y buscan un consenso para establecer una administración provisional.

El Sector Democrático y Popular, que en febrero nombró a un presidente de la Corte de Casación, aseguró que no cooperará con ningún gobierno que no salga de un acuerdo político, y criticó el espaldarazo de la comunidad internacional a Henry, un neurocirujano de 71 años designado dos días antes del magnicidio.

La postura de Jean Charles también pone de relieve el sentimiento regionalista que se avivó tras el asesinato del mandatario.

Aunque el exjefe de Estado tuvo una cuestionada gestión frente al Gobierno, con masivas protestas antigubernamentales, denuncias de corrupción y malversación de fondos públicos, además de la marcada injerencia de la comunidad internacional, su muerte reanimó la lucha de clases entre la capital y la zona norte del país.

La semana pasada el alcalde de Cabo Haitiano, Yvrose Pierre, recordó en un discurso que los cinco magnicidios ocurridos en Haití fueron contra presidentes nacidos en el hoy departamento Norte.

La encendida alocución provocó disturbios en la urbe que luego fue sede de los funerales nacionales de Moïse.