Ocupación camas COVID-19 y UCI registran ligera baja

Ocupación camas COVID-19 y UCI registran ligera baja

Santo Domingo, República Dominicana.- El Ministerio de Salud Pública (MSP) informó este viernes que la ocupación de camas destinadas a la atención de COVID-19 en el país se coloca en 41 por ciento, y en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) 52 por ciento, ambas registran ligeras bajas en sus porcentajes de ocupación, mientras que el uso de ventiladores se coloca en 41 por ciento, lo que representa un aumento.

El Boletín número 316 de la Dirección de General de Epidemiología -DIGEPI- detalla que en el día de ayer fueron procesadas 11,649 muestras para detección del coronavirus SARS-CoV-2, de las que resultaron positivas 1,802.

El reporte precisa que la positividad en las últimas cuatro semanas continúa descendiendo y hoy se coloca en 20.53 por ciento, en tanto que la positividad diaria es de 25.05 por ciento. El total de muestras que se han realizado en el país desde que se inició la pandemia es de 1,033,532.

Los casos activos en el país alcanzan los 53,641 y los recuperados es de 154,145. Se han descartado 823,120 muestras y el total de registrados hasta el momento es de 210,412.

El reporte indica que las muestras procesadas en el día de ayer, 7,194 corresponden a muestras por primera vez y 4,455 fueron muestras subsecuentes.

El Ministerio de Salud, en su reporte número 316, informa que fueron notificadas 23 muertes por COVID-19 y que de estas una ocurrió en las últimas 24 horas. Las defunciones en total se colocan en 2,626 para un porcentaje de letalidad de 1.25, indicador que permanece estable.

En cuanto a los grupos de riesgo, se reporta que continúa en aumento la cantidad de menores de 20 años de edad positivos al coronavirus, hoy con 21,841. Las mujeres embarazadas que han dado resultado positivo son 309; la cantidad de trabajadores de la salud es de 552.

El 31.30 por ciento del total de fallecidos por COVID-19 era hipertenso y 19.99 por ciento era diabético.

El Ministerio de Salud Pública recuerda que el lavado constante de manos con agua y jabón, el distanciamiento físico, respetar los horarios de toque de queda, y evitar las aglomeraciones contribuyen a prevenir el contagio y, por ende, la propagación de la enfermedad.