Migración y disculpas de EEUU en agenda mediática de Haití

Migración y disculpas de EEUU en agenda mediática de Haití

PUERTO PRINCIPE.- Cerca de cuatro mil haitianos fueron devueltos de Estados Unidos, México y Bahamas, durante la semana que culmina hoy, en medio de la crisis migratoria que involucra a los nacionales caribeños.

La cifra total de retornados superó los seis mil 200 desde el inicio de las deportaciones masivas el 19 de septiembre, a pesar de las críticas de agencias de Naciones Unidas que pidieron detener las expulsiones, evaluar individualmente las solicitudes de refugio, y crear una coalición regional para atender la crisis.

La Organización Internacional de las Migraciones anunció que está atendiendo a los retornados que llegan a los aeropuertos Toussaint Louverture, en la capital, y al Hugo Chávez en Cabo Haitiano, en el extremo norte del país.

Esta instancia alertó sobre decenas de niños que llegaron a Haití, aunque no nacieron en el país y tienen pasaporte de otras naciones como Chile.

El canciller, Claude Joseph, dijo en declaraciones a la prensa que pidieron solidaridad de la región, y aseguró que Brasil está dispuesto a recibir a los niños que nacieron en el país suramericano con sus familias.

Desde mediados de semana también comenzaron a llegar vuelos de repatriados voluntarios desde México, cuando varios albergues de esa nación azteca que acoge a migrantes confirmaron que operan al doble y triple de su capacidad y ya no tienen lugar para acoger a nuevos refugiados.

Por otra parte, el jueves, arribaron vuelos chárter de Bahamas con cientos de deportados, muchos de ellos rescatados de un cayo deshabitado, situado al sur del archipiélago atlántico.

Para atender este y otros temas, una delegación de Estados Unidos arribó al país el jueves, se reunió con el primer ministro Ariel Henry y el titular de Exterior Joseph, además del jefe de la Policía, León Charles y representantes de partidos políticos y organizaciones sociales.

El Asistente Especial del presidente Joe Biden y Director Principal del Consejo Nacional de Seguridad para el Hemisferio Occidental, Juan González, pidió disculpas por el trato injusto infligido a algunos haitianos.

«Quiero decir que fue una injusticia, estuvo mal y quiero pedir disculpas al pueblo haitiano», dijo el funcionario, en alusión al comportamiento de agentes fronterizos a caballo que intentaban frenar el paso de los migrantes hacia territorio estadounidense.

El escándalo de las imágenes llevó a la renuncia al enviado especial Daniel Foote, que en su misiva al departamento de Estado se desligó de «la decisión inhumana y contraproducente de Estados Unidos de deportar a miles de refugiados haitianos e inmigrantes ilegales a Haití».

Washington no cejó en la devolución de los ciudadanos caribeños, aunque se comprometió a un tratamiento más «humano» de aquellos que soliciten refugio.