Matan a Tiros dos Niños Hispanos en Nueva Jersey

Matan a Tiros dos Niños Hispanos en Nueva Jersey

Un niño de ocho años y su hermano de diez y seis fueron asesinados a tiros en su propio hogar por un pistolero que abrió fuego contra el apartamento donde vivian con sus padres, en el segundo piso de una casa de dos familias en Trenton, Nueva Jersey.

Johnny Pérez

La policía de Trenton ofreció una rueda de prensa para anunciar informar sobre el hecho y pidió la colaboración de la ciudadanía para dar con el pistolero.

El doble homicidio ocurrió alrededor de las 10 y 30 de la noche, cuando los chicos se disponían a dormir. Las víctimas fueron identificadas como Jonnhy Pérez, de ocho y su hermano Gustavo de 16. El primero de ellos recibió un disparo en el pecho y el mayor, fue baleado en el cuello

«Perdí a mis dos hermanos pequeños debido a una guerra estúpida que está ocurriendo», dijo, según ABC 7. «Esto es karma».

Pese a que las autoridades aun no aportaron mayores detalles sobre lo que ocurrió, un familiar de las víctimas, Antonio Pérez, dijo que sus hermanos fueron víctimas inocentes de una guerra de pandillas que se libra en esa sección.

Los residentes de la capital del estado estaban desconsolados al llorar la muerte de Gustavo Pérez y su hermano pequeño, Johnny.

El padre de las víctimas (en la foto): “Hemos estado llorando. Estamos tristes, tristes porque son mis hijos, sabes, pero no se puede hacer nada ‘

«Los niños no merecían estar al otro lado de un barril», dijo el alcalde Reed Gusciora durante una conferencia de prensa el miércoles. «Y tenemos que hacerlo mejor como comunidad para asegurarnos de que esto no vuelva a suceder».

Los dos hermanos estaban dentro de su casa alrededor de las 10:30 pm del martes cuando un sospechoso desató seis tiros a través de una ventana del segundo piso, dijeron las autoridades.

Gustavo sufrió una herida de bala en el pecho, mientras que Johnny recibió un tiro en el cuello.

Los equipos de emergencia llegaron a la casa y encontraron a los dos niños heridos en la cocina. Sucumbieron a sus heridas y murieron esa noche.

Sus muertes marcan el 34 y el 35 en Trenton, donde los funcionarios de la ciudad preocupados se han enfrentado a un aumento de la violencia.

Ha habido 19 muertes más este año en comparación con 2019, y los residentes están a solo dos muertes del año más mortífero registrado: 37 personas murieron en homicidios en 2013.

La madre de los niños y otro hermano también se encontraban dentro de la casa en ese momento, pero ninguno resultó herido.

Un amigo de la familia afirmó que la casa había sido atacada previamente con violencia y los investigadores creían que este era nuevamente el caso.

El alcalde Gusciora reveló que las autoridades están investigando si una fiesta familiar jugó un papel clave en el trágico incidente.

Las autoridades han investigado las afirmaciones de que hubo una discusión durante una reunión familiar esa noche. No proporcionó detalles.

«No sabemos lo que sucedió en la reunión familiar, o si esto está relacionado con pandillas o con la familia», dijo Gusciora.

«Creo que el mensaje realmente debe llegar a la generación más joven de que tienen que decidir qué tipo de ciudad quieren heredar y tenemos que encontrar formas de evitar la violencia de las pandillas y resolver las diferencias en el vecindario», dijo Gusciora.

La directora de la policía de Trenton, Sheilah Coley, quien habló en la conferencia de prensa, reveló que la policía estaba familiarizada con Gustavo.

«No quería entrar en eso porque no quiero empañar lo que sucedió anoche con su historial anterior», dijo.

«Incluso con una historia previa, el hecho de que fueron asesinados en su casa todavía nos inquieta en la ciudad».

Mientras la policía busca al sospechoso y el motivo, Antonio Pérez le dijo a ABC 7 que alguna ‘guerra estúpida’ pudo haber jugado un papel en las muertes.

‘No los voy a ver más. Tengo una imagen en mi cabeza, duele. Recuerdo todo lo que hice. He lastimado a mucha gente y creo que esto es karma hermano ‘.

El padre de Gustavo y Johnny reveló que la familia está angustiada al enfrentarse al doble homicidio.

No hemos dormido. Hemos estado llorando. Estamos tristes, tristes porque son mis hijos, ya sabes, pero no se puede hacer nada », dijo a ABC 7.

Las muertes de los niños son las últimas de una disputa de delitos locales, que el alcalde Gusciora atribuyó a la pandemia de COVID-19 en curso.

«No puedo evitar pensar que Covid fue un factor contribuyente», dijo durante la conferencia de prensa.

‘Tanto porque la gente está sin trabajo como porque los niños están todos en casa. Así que son más susceptibles a la violencia ‘.

Antonio Pérez (en la foto): ‘No los voy a ver más. Tengo una imagen en mi cabeza, duele. Recuerdo todo lo que hice. He lastimado a mucha gente y creo que esto es karma hermano ‘

Deja un comentario

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *