Liberan a Dianabel Gómez, detenida en operación Falcón

Liberan a Dianabel Gómez, detenida en operación Falcón

SANTIAGO DE LOS CABALLEROS.- La modelo Dianabel Gómez fue liberada este viernes, dos días después de haber sido detenida en el marco de la operación Falcón, un caso por el que se ha pedido prisión contra 21 personas presuntamente implicadas con una red de narcotráfico y lavado de activos.

A su salida del Palacio de Justicia de Santiago, Gómez se declaró «feliz» y aseguró que continuará a disposición de las autoridades.

Su abogado, Enrique Santelises, dijo a la prensa que hasta el momento no hay ningún tipo de relación entre la modelo y este caso y que ella fue apresada porque conoce a uno de los integrantes de la supuesta red.

PIDEN PRISION PREVENTIVA PARA LOS ACUSADOS

Precisamente este viernes el Ministerio Público informó que solicitó 18 meses de prisión preventiva contra las 21 personas arrestadas en el marco de la operación Falcón, entre ellos, el exdirector de Comunidad Digna, Juan Maldonado Castro.

En su solicitud de medida de coerción presentada a la Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente de Santiago, el Ministerio Público también pidió que el caso sea declarado complejo, de acuerdo con un comunicado de la Procuraduría General.

Además de Maldonado Castro, suspendido de sus funcionarios el miércoles por el presidente Luis Abinader, en este caso están implicados María Olimpia Tavares Rodríguez, Víctor Elpidio, Altagracia Paulino Herrera, Luis Daniel Nieves Batista, Adolfo Antonio Torres Sanabia, Julio César Jiménez Talavera y Juan Bautista Carpio Reynoso.

También, José Alejandro de la Cruz Morales, Raúl Antonio Castro Mota, Yana Iris Maldonado Castro, Angélica María Maldonado Peralta, Lenin Bladimir Torres Bueno, Marisol López Ceballos, Delfina Asunción Polanco, Ana Margarita Collado Marte, Erich Fernando Meléndez Gómez, José Miguel Castillo Taveras, Elva Teresa Polanco, Juan Carlos Durán Rodríguez, Javier Antonio Tavares Rodríguez y Felipe Espino Germán.

Según las autoridades, estas personas pertenecían a una red del crimen organizado que ya para 2012 traficaba al menos 2,500 kilos de cocaína a la semana y que llegó a acumular inversiones del lavado de activos por al menos 10,000 millones de pesos.