Ley Mexicana Provocaría Matanza de Agentes de la DEA

Ley Mexicana Provocaría Matanza de Agentes de la DEA

Redacciôn Nueva York, ENRIQUE GARCIA

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, presionó a su congreso para aprobar una ley que, a todas luces favorece a los grandes traficantes de drogas que operan en ese país.

“López Obrador, actuó movido por obscuros intereses”, opinan quienes leyeron los artículos de la nueva ley que limita las acciones de los agentes policiales extranjeros en México, en especial a los funcionarios de la DEA y los deja al descubierto.

El Padrino, el capo de todos los capos, general Salvador Cienfuegos, se librô de una larga condena en Estados Unidos, por su cercanîa con Lopez Obrador

Aparentemente, la captura de un alto funcionario del gobierno mexicano, identificado en un expediente de la DEA como “El Padrino” y “capo di tuti los capos”, por agentes de Interpol, enfureció al gobernante mexicano, quien para lograr la liberación del sospechoso se enfrascô en una lucha de poder con el gobierno norteamericano, amenazando con eliminar cualquier injerencia de la DEA en su país.

El Departamento de Estado, considerando que toda la droga que pasa a los Estados Unidos proviene de México, dejô en libertad al sospechoso, con la esperanza de continuar su lucha contra el tráfico de drogas desde el mismo centro de operaciones de los delincuentes.

Pero la estrategia fracasô, porque la captura del General Salvador Cienfuegos, Ministro de Defensa de México, enfureció al presidente Obrador y a los líderes de todos los partidos políticos en ese país, que consideraron abusiva su detención, pese a que más de diez traficantes arrestados, lo señalan como jefe de todas las bandas que operan en ese país-

El Chapo Guzmân y Genaro Garcîa Luna, ambos atrapados por el Departamento de Justicia de Estados Unidos, son testigos claves contra el General Cienfuegos

Uno de los testigos de mayor envergadura es el ex jefe de seguridad de la ciudad de México, Genaro García Luna, quien incriminô a Cienfuegos en una trama de varios millones de dólares, que llegaron al bolsillo del uniformado a través de varios jefes de pandillas en todo el país.

Otro criminal que mencionô a Cienfuegos fue el Chapo Guzmán, quien asegurô en una corte de Nueva York, que pagaba alrededor de un millón de dólares mensuales al referido oficial para que los dejara operar libre de ataduras y persecuciones.

Sin embargo, las autoridades en México, supuestamente angustiadas por lo que podría revelar el sospechoso, o por lo que podrían perder, movieron todo su poder y pusieron a la cabeza de la negociación a López Obrador, que no tuvo reparos en amenazar a los oficiales de la DEA para que soltaran a su hombre de confianza.

Obrador, igualmente había ordenado la libertad hace casi un año, de uno de los hijos del Chapo Guzmán, detenido en medio de una balacera que dejô varios muertos, víctimas inocentes de la guerra entre narcotraficantes y la policía. Mas tarde trascendió que los oficiales que procesaron el arresto del joven narcotraficante presentaron su renuncia, por considerar que habían expuesto sus vidas sin ninguna razón.

El diario londinense THE MIRROR, publicô un informe en el que señala que los cárteles ganan mientras México pone de rodillas a la DEA con una ley que obliga a los agentes extranjeros a presentar información de inteligencia a los funcionarios locales, todo esto en represalia por el arresto por parte de la DEA del referido general.

 La Cámara Baja del Congreso de México aprobó el martes una legislación que limita los poderes de los ‘agentes extranjeros’ que operan en el país en una votación de 329 contra 98, los diarios mexicanos dijeron que la aprobación de la ley se produjo cuatro días después que el fiscal general de los Estados Unidos, Bill Barr, se pronunció en contra de la ley que, según él, solo beneficiará a los carteles de la droga

El presidente Andrés Manuel López Obrador, un nacionalista de izquierda, amenazó con revisar la cooperación de seguridad con Washington después del arresto de Cienfuegos.

Guille Alvarado, legislador del partido de López Obrador, dijo que “la legislación protegerá nuestra soberanía”

Barr este viernes se pronunció en contra de la ley propuesta, diciendo que beneficiaría a grupos criminales y obstaculizaría el trabajo de las investigaciones transfronterizas de narcóticos.

La periodista Karen Ruiz, del Mirror de Londres, afirma que México ha paralizado efectivamente el trabajo de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos en el país y entregó una victoria a los cárteles, luego de aprobar una ley que limita el poder de los agentes estadounidenses, en aparente represalia por el arresto del ministro de Defensa Salvador Cienfuegos en Los Ángeles en octubre. .

La nueva ley pone en peligro la vida de los Agentes de la DEA, cuyas identidades podrîan ser vendidas al narcotrâfico por sus colegas de la seguridad mexicana

La cámara baja del congreso del país aprobó por abrumadora mayoría una ley que requiere que todos los agentes extranjeros, incluida la DEA, compartan toda la información que recopilen en el país con las autoridades mexicanas.

México ha dependido tradicionalmente de agentes estadounidenses para generar gran parte de su información de inteligencia sobre bandas de narcotraficantes, pero tiene un historial de funcionarios que filtran dicha información e incluso a veces la comparten con cárteles de la droga.

El Secretario de Justicia Bill Bar criticô duramente la nueva ley. (Foto publicada por el MIRROR con crêdito de la agencia AFP y Getty Images)

La nueva ley es una victoria para los infames cárteles de la droga de México, y el Fiscal General de los Estados Unidos, Bill Bar, dijo el viernes que «beneficiará a las violentas organizaciones criminales transnacionales y otros criminales contra los que estamos luchando conjuntamente».

La ley, que fue aprobada el martes por la cámara y el viernes por el senado, también ha sido vista como una andanada contra Estados Unidos, luego de semanas de tensión con Washington por operaciones antidrogas.

También marca una nueva controversia que espera al presidente electo Joe Biden cuando asuma el cargo el próximo mes.

La Cámara de Representantes de México aprobó el martes por abrumadora mayoría una controvertida ley propuesta por el presidente Andrés Manuel López Obrador para restringir la presencia de agentes extranjeros en suelo mexicano, a pesar de la oposición de Estados Unidos.

La legislación requiere que todos los agentes extranjeros, incluida la DEA compartan toda la información que recopilen con las autoridades mexicanas.

La votación se produjo cuatro días después de que el fiscal general de los Estados Unidos, William Barr, dijera que la ley dañaría la cooperación transfronteriza y beneficiaría a los cárteles.

El presidente Andrés Manuel López Obrador, quien ha sido muy crítico con la DEA desde el arresto de Cienfuegos, propuso el proyecto de ley a principios de este mes.

Según la nueva ley, todos los agentes extranjeros se verán obligados a compartir la información que recopilen en el país con las autoridades mexicanas.

También especifica que cualquier servidor público mexicano, estatal, federal o local, que reciba una llamada telefónica o un mensaje de texto de un agente estadounidense, deberá «entregar un informe escrito» a los funcionarios mexicanos en un plazo de tres días.

En la mayoría de los países, los agentes gubernamentales a menudo reciben inmunidad diplomática total o alguna forma de inmunidad técnica o limitada en ese país. Sin embargo, la ley eliminaría toda inmunidad.

Entre los requisitos más onerosos, las reuniones de agentes con funcionarios locales tendrían que ser aprobadas por un nuevo comité de seguridad del gobierno federal y un funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores tendría que estar presente en esas reuniones.

La propuesta fue aprobada por 329-98 en la cámara baja, con 40 legisladores que se abstuvieron. Obrador tiene que aprobar los cambios antes de que se hagan oficiales.

La nueva ley es vista como una respuesta directa al arresto del exministro de Defensa mexicano Salvador Cienfuegos (en la foto) en Los Ángeles en octubre por cargos de drogas.

México ha dependido tradicionalmente de agentes estadounidenses para generar gran parte de su información de inteligencia sobre las bandas de narcotraficantes. El proyecto de ley también eliminará toda inmunidad de agentes extranjeros.

La votación también se produce cuatro días después de que el fiscal general estadounidense William Barr se opusiera públicamente a la ley.

Barr dijo el viernes que Estados Unidos estaba preocupado por la legislación y señaló que «tendría el efecto de dificultar la cooperación entre nuestros países», y agregó: «Esto haría que los ciudadanos de México y Estados Unidos fueran menos seguros».

Mike Vigil, exjefe de operaciones internacionales de la DEA, predijo que la información de Estados Unidos compartida bajo la nueva ley «se filtrará, comprometerá a los agentes, comprometerá a los informantes».

El analista de seguridad Raúl Benítez describió la reforma como una respuesta directa al arresto de Cienfuegos y dijo que fue aprobada demasiado rápido para un análisis cuidadoso.

El temor de los oficiales de la DEA, es que se produzca una matanza de agentes de esa corporación, que sean identificados por sus colegas mexicanos y que estos le vendan la información a sus patrones en los carteles de la droga.

Deja un comentario

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *