La Unesco pide más seguridad a las y los periodistas ante la impunidad que sufre el gremio periodístico

La Unesco pide más seguridad a las y los periodistas    ante la impunidad que sufre el gremio periodístico

Por Araceli Aguilar Salgado

 

“Los ataques contra los profesionales de los medios de comunicación a menudo son perpetrados en situaciones sin conflicto por grupos del crimen organizado, milicias, personal de seguridad e incluso policías locales, lo que convierte a los periodistas locales entre los más vulnerables.”

 

En 2021 en el mundo fueron asesinados 55 periodistas, la cifra menor en los últimos 10 años.

Por países, al frente de la funesta lista se encuentra México por tercer año consecutivo, con nueve (16 por ciento), mientras que en la serie histórica desde 1993 ocupa el segundo lugar, según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por sus siglas en inglés).

Este jueves el Observatorio de Periodistas Asesinados de la organización internacional dio a conocer su informe anual, en el que registra 55 profesionales de la comunicación asesinados en el mundo.

Destaca que es la cifra más baja que ha habido en más de 10 años, y que la impunidad es generalizada: 87 por ciento de los casos no se han resuelto.

Otro punto que resalta es que dos terceras partes de los homicidios han ocurrido en países sin conflictos armados, lo que significa un cambio radical respecto a 2013, cuando 60 por ciento de ellos ocurrían en esas naciones.

Según la base de datos de la organización, los crímenes fueron cometidos en 24 países, entre los que el primer lugar es ocupado por México, con nueve casos (16 por ciento).

Le siguen en la lista Afganistán, con siete; India, cinco; Pakistán, cuatro, y Filipinas y la República Democrática del Congo, con tres cada uno.

Los periodistas asesinados en México en 2021 que registra el Observatorio son los siguientes: Benjamín Morales Hernández, victimado en marzo; Gustavo Sánchez Cabrera y Saúl Tijerina Rentería, en junio, y Abraham Mendoza y Ricardo López, en julio.

La lista continúa con Jacinto Romero Flores, ultimado en agosto; Manuel González Reyes, en septiembre, y Fredy López Arévalo y Alfredo Cardoso, en octubre.

En el caso de México, el primer asesinato de periodistas registrado en la base de datos del Observatorio es el de Leoncio Pintor García, ocurrido en febrero de 1997.

En total, enumera 132 asesinatos hasta el 2021 (8.8 por ciento de los mil 490 que reporta desde 1993); los peores años fueron 2016, 2017 y 2018, con 13 casos, seguidos por 2019, con 12.

En 2021, por tercer año consecutivo México encabeza el listado de crímenes contra periodistas: en 2020 lo hizo con 10 periodistas asesinados (16 por ciento) y en 2019 con 12 (21 por ciento). Un año antes, con 13, quedó sólo detrás de Afganistán.

En la serie histórica que presenta el organismo de la Unesco, que inicia en 1993, los países con más periodistas asesinados son Irak, con 201; México, con 132; Filipinas, 111; Pakistán, con 85, y Afganistán, con 81.

De los profesionales de la comunicación ultimados en México, 115 han sido hombres (87 por ciento) y 17 mujeres (13 por ciento).

En el continente americano, que incluye América del Norte y América Latina y el Caribe, México ocupa con holgura el primer lugar en homicidios de periodistas, con cerca del 37 por ciento de los casos.

Además, el Observatorio indica que entre 2006 y 2019 en México sólo se ha resuelto el 13.3 por ciento de los asesinatos de profesionales de la comunicación.

Por regiones, en 2021 la más azotada por homicidios de periodistas fue Asia Pacífico, con 23, y América Latina y el Caribe, con 14.

En esta última, además de México que agrupa el 64 por ciento de los asesinatos, aparecen Colombia, Guatemala, Haití, Brasil y Ecuador, con un solo caso cada uno.

Sobre el informe, Audrey Azoulay, directora general de la Unesco, consideró que demasiados periodistas pagaron el precio máximo por sacar a la luz la verdad.

Ahora mismo, el mundo necesita más que nunca información independiente y objetiva.

Debemos hacer más para garantizar que quienes trabajan incansablemente para proporcionarla puedan hacerlo sin miedo resaltó el enorme riesgo que enfrentan estos profesionales e instó a hacer más para garantizar su seguridad, en tiempos en que el mundo necesita cada vez más información independiente y objetiva.

Naciones Unidas despliega un Plan de acción sobre la seguridad de los periodistas y la cuestión de la impunidad para abordar de manera holística estos problemas.

 

“Los periodistas merecen especial atención no solo como ocurre frecuentemente por sus actos de heroísmo ante el peligro, sino también por la importancia del papel social que desempeñan, la agresión a un periodista representa un atentado contra los fundamentos de la causa de los derechos humanos y contra la sociedad informada en su conjunto, la violencia contra un periodista no es solo una agresión contra una víctima en particular, sino contra todos los miembros de la sociedad.”

 

Araceli Aguilar Salgado Periodista, Abogada, Ingeniera, Escritora, Presidenta del Congreso Hispanoamericano de Prensa, Analista y comentarista mexicana, del Estado de Guerrero, México.