La Justicia Tarda Pero Llega

La Justicia Tarda Pero Llega

El fusilamiento de dos periodistas dentro de un canal de televisión, el asesinato de un concejal que fue lanzado desde la azotea de un edificio por dos agentes del servicio de inteligencia de Maduro, y el crimen de un capitán de corbeta ultimado en una sesión de torturas, definitivamente no quedarân impunes.

Esta semana la Fiscalía de la Corte Internacional de la Haya, dice que encontró suficientes indicios para iniciar una investigaciôn por crímenes de lesa humanidad, contra el régimen de Venezuela, lo que supone que los autores de los asesinatos antes mencionados podrían ser llevados ante la justicia para recibir el castigo que se merecen

La Fiscal de la Corte Penal Internacional, Fatou Bensouda, declarô que en el expediente hay toda clase de denuncias de abusos, que incluyen torturas, ejecuciones, persecución y arrestos sin el debido proceso, pruebas suficientes como para determinar que las fuerzas del régimen de Nicolás Maduro han cometido crímenes de lesa humanidad en Venezuela.

“La información disponible en esta etapa brinda un fundamento razonable para creer que, al menos desde abril de 2017, autoridades civiles, miembros de las fuerzas armadas e individuos a favor del Gobierno han cometido los crímenes de lesa humanidad de encarcelación u otra privación grave de la libertad física en violación de normas fundamentales de derecho internacional, tortura, violación y/u otras formas de violencia sexual de gravedad comparable, y persecución de un grupo o colectividad, con identidad propia fundada en motivos políticos“, dice el informe.

FAES, un grupo de exterminio peor que las SS de Hitler

La Fiscalía de la CPI señala como presuntos responsables de los crímenes a oficiales de la Policía Nacional Bolivariana;  a funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional; a los agentes de la Dirección General de Contrainteligencia Militar; a la Fuerza de Acciones Especiales, un grupo de exterminio conocido por sus siglas como las FAES; a detectives del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas; a la Guardia Nacional Bolivariana; al Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (otro grupo de exterminio) y a otras unidades de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana que actúan vestidos de civil.

La fiscalía, además, sumó a los grupos criminales que siembran el terror entre la población civil en Venezuela, a las pandillas armadas por el gobierno, denominadas “colectivos y paramilitares, a quienes se les atribuyen las muertes de más de 50 manifestantes durante los disturbios de abril del 2018.

Bensouda anunció que en el primer semestre de 2021 la Fiscalía espera concluir el Examen Preliminar sobre Venezuela y determinar la apertura o no de una investigación.

Rafael Acosta Arevalo, el Capitân de Corbeta que Maduro mando a torturar

Entre los crímenes que se investigarân, figuran el asesinato del capitán de corbeta de la Armada, Rafael Acosta Arévalo, ultimado durante una sesión de tortura por agentes del servicio secreto de Maduro que lo vinculaban a un supuesto golpe de estado contra el régimen.

Eloy Zacarias y Victor Torres, fusilados por agentes de las FAES en su lugar de trabajo, un estudio de Television.

Asimismo, ante la fiscalía fueron elevadas las denuncias presentadas por los familiares de los periodistas Eloy Nieves Zacarías y Víctor Torres, fusilados por un comando de la FAES, que recibió la orden de matarlos.

Concejal Fernando Albân asesinado por dos torturadores que lo lanzaron desde un dêcimo piso en el edificio del servicio secreto de Maduro

Y por último, la fiscalía procesarâ el caso del concejal capitalino Fernando Albân, que fue lanzado desde un decimo piso del comando general del SEBIN en Caracas, por negarse a incriminar a varios políticos que el organismo policial quería poner bajo arresto.