La Agobian el Tamaño de sus Senos, pero Prefiere la Muerte Antes que Reducirlos

Los senos grandes son en realidad una molestia, de acuerdo con la opinión de los médicos, pero para Stephanie Palomares, sus enormes bubies son el pan de cada día, por ello estima que prefiere la muerte antes que perderlos.

La joven modelo latina tiene senos 32HHH, que pesan 18 libras y naturalmente le producen un enorme dolor en la espalda, pero para ella el sufrimiento vale la pena, porque millones de admiradores pagan para verlos, por eso no atiende las indicaciones del doctor y afirma que nunca los reducirá, cueste lo que le cueste.

Palomares se ha sometido a tres intervenciones para aumentar sus senos y a cuatro levantamientos de glúteos, estilo brasileño, para lograr las curvas de sus sueños, pero admite que le causan malestar.

Stephanie no ha descartado someterse a más cirugías en el futuro (Imagen: Jam Press / @ stephaniepalomares_)

En una entrevista concedida a la reportera Sophie Foster, del diario Daily Star, la modelo confiesa que ha gastado cientos de miles de dólares en cirugías para lucir exuberante en su trabajo como modelo de talla grande, y no está dispuesta a seguir los consejos de su médico para que reduzca el tamaño de sus senos y evite el sufrimiento que le causan a su espalda.

Revela que visita con frecuencia a su doctor, en Las Vegas, donde reside, porque a menudo siente dolores en la espalda y los hombros debido al peso de sus senos 32 triple H.

Pero ella afirma que las molestias causadas por sus senos, que pesan 9 libras cada uno, valen la pena  porque le encanta lucir esa figura.

La joven de 27 años explicó: “Me han sometido a tres aumentos de senos diferentes para hacer que tengan el tamaño que tienen”. Comentó, «A veces me duele la espalda porque pesan tanto, pero mis fans los aman y yo también».

Ella continuó: “Vale la pena la incomodidad para verme tan bien y hacerme feliz. Nunca los haré más pequeños».

según sus estimaciones, sus senos pesan casi tanto como un niño de un año, u ocho bolsas de azúcar o dos gatos de tamaño medio.

Stephanie se ha sometido a varias cirugías plásticas desde que tenía 18 años y ha gastado 220 mil dólares aproximadamente en todos esos procedimientos. Esto incluye cuatro levantamientos de glúteos brasileños, tres aumentos de senos, dos trabajos de nariz y un implante de mentón.

Pero, a pesar del dolor que le causan sus senos, Stephanie afirma que no la ha desanimado para someterse a una nueva cirugía en el futuro.

Ella dijo: “Amo mi cuerpo y vale la pena un poco de dolor para lucir tan bien como esto. No he descartado tener los senos más grandes, veré cómo me siento cuando sea un poco mayor.

«El mejor lugar para relajarse es en el baño, ya que el agua los sostiene y les quita todo el peso».

Stephanie agregó: «Entonces puedo ponerme realmente cómoda.

Stephanie ha declarado anteriormente que su vida sexual la mantiene joven (Imagen: Jam Press / @ stephaniepalomares_)

«Encontrar sujetadores que me queden bien puede ser una pesadilla, pero afortunadamente no los uso tan a menudo».

Stephanie reveló recientemente a sus 1.9 millones de seguidores de Instagram, @stephaniepalomares_, que ha recaudado suficiente dinero modelando para comprar dos propiedades.

Ha hecho una fortuna con su apariencia curvilínea en línea (Imagen: Jam Press / @ stephaniepalomares_)

Y ya obtuvo una ganancia de 75,000 con la venta de una de esas casas.

«Todo lo que he hecho es trabajar duro y rezar por todas mis bendiciones», dijo en Instagram.

“Compré una casa de cinco habitaciones en el Strip de Las Vegas.

«Ahora tengo un inquilino que paga el triple de mi hipoteca».