miércoles, febrero 21, 2024
InicioOpinión"Haitianización en los Servicios Dominicanos”

«Haitianización en los Servicios Dominicanos”

SANTO DOMINGO ESTE.- En los tiempos de las dictaduras pasadas, los haitianos eran conocidos por venir a la República Dominicana para realizar el arduo trabajo de corte de caña de azúcar. Una vez finalizada la temporada laboral, regresaban a su país, marcando un ciclo migratorio estacional. Sin embargo, hoy en día, se ha producido una transformación notable en la dinámica de la inmigración haitiana, especialmente en sectores como la construcción y el transporte urbano.

La imagen del haitiano como trabajador de la caña de azúcar ha evolucionado hacia una presencia más diversificada en la sociedad dominicana. Ahora, son una parte integral de la fuerza laboral en la industria de la construcción, desempeñando roles cruciales en el desarrollo de infraestructuras y proyectos urbanos. También han comenzado a integrarse en el transporte urbano, participando activamente en diversas rutas vehiculares.

Lo más llamativo es la manera en que se ha desarrollado una relación de solidaridad entre los dominicanos y los haitianos. A menudo, se trata a los inmigrantes haitianos como hermanos, compartiendo lo que tenemos y creando un sentido de comunidad que trasciende las diferencias culturales y lingüísticas.

Sin embargo, a pesar de esta convivencia aparentemente armoniosa, no todo es color de rosa. Los haitianos, a pesar de recibir hospitalidad y apoyo de muchos dominicanos, aún se quejan de maltrato en algunos casos. Estas quejas pueden atribuirse a experiencias individuales de discriminación o a la persistencia de estereotipos arraigados en la sociedad.

Es fundamental abordar estas preocupaciones y trabajar juntos para construir una convivencia más justa y equitativa. La integración de la comunidad haitiana en la sociedad dominicana no solo enriquece la diversidad cultural, sino que también contribuye al crecimiento económico y al desarrollo del país.

Es crucial reconocer y valorar las contribuciones de los haitianos a la sociedad dominicana, así como abordar cualquier forma de discriminación o maltrato que puedan enfrentar. La solidaridad y la colaboración entre ambas comunidades son la clave para construir un futuro donde la diversidad sea celebrada, y la convivencia sea caracterizada por el respeto mutuo y la comprensión. En última instancia, la «haitianización» de ciertos sectores puede ser una oportunidad para fortalecer los lazos entre dos naciones vecinas y construir un camino hacia un futuro más inclusivo.

 

El deber de un hombre, es estar donde es más útil.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -spot_img

Más popular

Comentarios Recientes

Gregorio Cisneros peralta en Asesinan a la influencer Chantal Jiménez
Chemo Jimenez en El pique del presidente