lunes, marzo 4, 2024
InicioInternacionalesEU afirma disputa Venezuela y Guyana no se resolverá "mediante referendo"

EU afirma disputa Venezuela y Guyana no se resolverá «mediante referendo»

Por VOA NOTICIAS

WASHINGTON.- El Departamento de Estado de EEUU se expresó el lunes sobre el referendo por el Esequibo celebrado en Venezuela, asegurando que la disputa con Guyana por el territorio, “no es algo que se resuelve mediante referendo”.

Matthew Miller, portavoz del Departamento de Estado, abundó en que el gobierno estadounidense apoya una “resolución pacífica” a la disputa fronteriza e hizo un llamado a Venezuela y Guyana a encontrar otras maneras de resolver sus diferencias.

“El laudo de 1899 determinó que la frontera terrestre entre Venezuela y Guyana debe respetarse a menos o hasta que las partes lleguen a un nuevo acuerdo, o un organismo legal competente decida lo contrario”, resaltó Miller en rueda de prensa.

El Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela aseguró que más de 10,5 millones de ciudadanos participaron del referendo en el que debían decidir si respaldaban la incorporación del Esequibo como un nuevo estado del país.

La opción del sí, según el CNE, ganó con un más del 90 % de los votos, si bien no desglosó los votos, ni informó sobre las abstenciones ni las actas escrutadas.

Venezuela rechaza posición de EEUU

El gobierno de Venezuela rechazó las declaraciones de Miller sobre el referendo, aseguró que constituyen una “intromisión inaceptable” y le responsabilizó a Washington de, junto al “imperialismo británico”, haber consumado un fraude con el Laudo Arbitral de París de 1899, que cedió el Esequibo al Reino Unido y que Venezuela considera nulo e írrito.

“Resulta inmoral y hasta criminal, pedirle a Venezuela aceptar el pretendido despojo de 1899 y su posible ratificación a través de juicio que Venezuela no puede aceptar por no haber sido consensuado bajo el Acuerdo de Ginebra”, precisa un comunicado divulgado por el canciller, Yvan Gil.

Venezuela objeta la jurisdicción de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) para examinar la disputa fronteriza y decidir sobre la validez del Laudo Arbitral. Para Venezuela, el Acuerdo de Ginebra de 1966 es el “mecanismo idóneo” para resolver la controversia territorial.

“Estados Unidos, en consecuencia, no hace más que ratificar su desprecio por el derecho internacional”, continuó el comunicado.

En semanas recientes el gobierno estadounidense apoyó lo que calificó de “derecho soberano” de Guyana a desarrollar sus recursos naturales, en medio de la escalada en el diferendo limítrofe, luego de que Georgetown llevó a cabo licitaciones con empresas extranjeras para explotación petrolera en áreas pendientes de delimitación y que reclama Venezuela.

“No han cumplido su parte del trato”

Por otro lado, el Departamento de Estado también reiteró el lunes que Venezuela “no ha cumplido” con los compromisos a los que habría llegado con el gobierno de EEUU a cambio del alivio de sanciones en sectores de petróleo y gas.

“Queremos que liberen a los presos políticos y queremos que liberen a los estadounidenses detenidos injustamente, eso era parte del acuerdo al que habíamos llegado con ellos, no han cumplido su parte del acuerdo”, reiteró Miller en conferencia de prensa.

El funcionario estadounidense reiteró que de no ver avances, el gobierno está considerando suspender parte del alivio de las sanciones en los próximos días “si determinamos que no se ha logrado un progreso adecuado”.

John Kirby, portavoz de seguridad nacional de la Casa Blanca, dijo el viernes que EEUU acogió con agrado el anuncio de que los candidatos presidenciales de la oposición excluidos de cargos públicos podrían apelar ante el tribunal más alto de Venezuela. Sin embargo, indicó que Venezuela “necesitaba hacer más” sobre los presos políticos.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -spot_img

Más popular

Comentarios Recientes

Gregorio Cisneros peralta en Asesinan a la influencer Chantal Jiménez
Chemo Jimenez en El pique del presidente