lunes, junio 17, 2024
InicioOpiniónElecciones, triunfos y derrotas

Elecciones, triunfos y derrotas

Por Juan Villar

Con gastos extraordinarios y un montaje acelerado se anunciaron las elecciones. Las amenazas de boicot por parte de la oposición; así como, la carencia del personal humano calificado fueron las características mas sobresalientes.

La imparcialidad del tribunal electoral quedo entre bambalinas y en la circunscripción uno del exterior fueron los partidos políticos mayoritarios quienes se convirtieron en juez y parte.

El accionar de equipos aceitados con miles de dolares para inclinar la balanza a su favor. En esta ocasión nadie pudo igualar las maquinarias y amarres que hicieron los grupos competidores al interno del PRM. Así pues, se alzaron con los siete escaños reservados para la diáspora.

El partido gobernante tendrá el control por ocho largos anos de todos los curules. Ojalá que no nos sorprendan haciendo igual que en los pasados cuatro, nada.

Se argumentará que los grandes ganadores son los perremeistas. Claro, si vemos la política desde la óptica empresarial, ellos son los ganadores. Triunfaron junto con ellos la apatía y el desgano del ciudadano a participar en el proceso -por excelencia, de rejuvecimiento de la joven y maltrecha democracia dominicana. Triunfó, además, el clientelismo. A cada voto se le puso un precio y el día de las elecciones nos auto convocamos para asistir un mercado persa. La muy cacareada idea de que aquí no puede comprarse voluntades quedo sepultada por lo que vivimos ese día. No había pica pollos; pero, si muchas promesas que iban desde asegurarles una botella, un apartamento, unas tierritas de las del CEA -como dijo alguien que fue a votar a la escuela Juan Pablo Duarte sin saber que yo era un candidato a diputado por Alianza País.

Hay derrotas y derrotados. En mi caso, acepto públicamente que fui castigado duramente por la apatía de los votantes. Obtuve -mas bien me contaron, una votación pírrica e inaceptable. Invito, con humildad, a que los lectores me hagan sus señalamientos críticos -por muy fuera de tonos que sean, los aceptaré y evaluaré. Ha sido un aprendizaje para mi y quizás la única respuesta es que soy un buen servidor publico, pero un mal político.

Los derrotados entraron al circo de la ostentación y se gastaron fortunas; por eso, les será difícil recomponerse. En mi caso, no soy un derrotado. No vendí falsas ilusiones ni engañé a las personas que se me acercaron diciéndoles que iba a ganar. En todo momento llamé a votar diferente. Acepte disciplinadamente la resolución de Alianza País porque creía que un congreso plural con multiplicidad de voces es mas democrático y productivo que uno controlado por una sola fuerza política. Ahí están los congresos peledeistas como un buen ejemplo. No pudieron avanzar ni una reforma sustancial. Lo homogéneo -en esas latitudes, acelera la descomposición y oxidación de la democracia. Se pierden las voces disidentes tan importantes para impulsar una cultura nueva en donde juntos podamos crecer en tolerancia y volvernos un referente vivo para toda la sociedad.

La sociedad política, la JCE y las comunidades de residentes en el exterior debemos someter a consideración la modalidad de votación electrónica y remota para así evitarnos los costos exorbitantes de montar, supervisar y concluir unas elecciones.

El formato, hasta ahora usado, no nos sirve; por tanto, avancemos hacia su modificación.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -spot_img
- Advertisment -spot_img

Más popular

Comentarios Recientes

Gregorio Cisneros peralta en Asesinan a la influencer Chantal Jiménez
Chemo Jimenez en El pique del presidente