Dominicanos en Nueva York rinden homenaje póstumo a Jhonny Pacheco

Dominicanos en Nueva York rinden homenaje póstumo a Jhonny Pacheco

POR VICTOR GOMEZ

NUEVA YORK.- En uno de los días de febrero más fríos en Nueva York, Johnny Pacheco recibió este domingo el calor de sus compatriotas dominicanos que le rindieron un homenaje póstumo.

Un gran retrato de Pacheco sobresalía sobre la multitud que se congregó en la avenida Broadway y Calle 175, en la Plaza de Las Américas, frente al teatro United Palace, en Alto Manhattan.

Decenas de personas, en su mayoría dominicanos y puertorriqueños, acudieron a la vigilia motivada por los cronista Roberto Gerónimo y Andy Salas.

Ellos resaltaron que Pacheco puso el nombre de su país en alto: «Siempre fue a Africa o Europa y siempre puso el nombre de República Dominicana en grande, gracias Johnny Pacheco por tu música, gracias por tu vida».

Estuvieron el congresista Adriano Espaillat, los concejales Ydanis Rodríguez y José Rivera, el periodista Manuel Ruiz, León Tizol, el empresario Alex Masucci (hermano de Jerry Masucci, cofundador de La Fania All Stars), el empresario Cirilo Moronta, el dirigente Sanmy Ravelo y el hijo de Johnny, Ellis Pacheco.

«Pacheco, fue un gran ícono de la música, lanzó la salsa, en esta ciudad, llenó el Madison (Square Garden) con la Fania All Stars, y a a la misma vez lanzó esa música a nivel internacional y conquistó el mundo con su ritmo pegajoso de la salsa, con el son montuno y con su gran clave y música de la salsa, que es un ritmo muy auténtico neoyorquino, porque no es necesariamente ni de Puerto Rico, ni de Cuba ni de República Dominicana, sino de Nueva York”, manifestó Espaillat en el acto.

El congresista dominicano anunció que el martes presentará una resolución en el Congreso de Estados Unidos para que se declare el día de Johnny Pacheco en este país y de esa manera se le recuerde siempre.

La salsa del «Zorro de Plata» resonaba la Plaza Las Américas y los aplausos completaban el ambiente que recordaba al músico fallecido el pasado lunes, a los 85 años de edad.