miércoles, febrero 21, 2024
InicioDeportesDairon Blanco volvió a jonronear; Estrellas derrota al Licey

Dairon Blanco volvió a jonronear; Estrellas derrota al Licey

Santo Domingo. Dairon Blanco disparó jonrón de dos carreras y las Estrellas Orientales vencieron cuatro carreras por una a los Tigres del Licey en un duelo de ganadores en el día de apertura, el miércoles, de esta semifinal round robin.

Las Estrellas quedan ahora como el único conjunto sin conocer derrota en los dos primeros días de este todos contra todos. Los Tigres venían de ganar la noche anterior y se sitúa con 1-1 al perder en su visita al Estadio Tetelo Vargas.

Andy Otero (1-0; 1.80), el abridor oriental, lanzó pelota de cuatro hits, una carrera y seis ponches durante cinco entradas para ser el ganador del partido.

Neftalí Féliz lanzó tiró un noveno ante tres hombres para acreditar se su primer salvamento del conjunto en esta semifinal. El tercer out, sacado ante Francisco Mejía fue un batazo al prado derecho, que se le cayó a Fernando Tatis Jr., pero el bateador frenó la corrida, por lo que fue retirado por Tatis con un disparo a la inicial.

Steve Moyers (0-1; 6.00) lanzó tres episodios completos de dos carreras y se llevó la derrota.

Blanco conectó su jonrón al perimer pitcheo del abridor azul Steve Moyers y remolcó a JoséBarrero, quien disparó doble después de un out.

En el quinto, Emilio Bonifacio disparó sencillo al jardín de la izquierda para impulsar a Jorge Alfaro, que dejaba el partido por la mínima 2-1.

La reacción oriental llegó de inmediato en la entrada siguiente, cuando en el sexto, Lewin Díaz disparó sencillo remolcador al derecho y anotó Vidal Bruján y Jonathan Arauz anotó por jugada de selección en batazo de Robinson Canó para poner la pizarra 4-1.

Fuente: Lidom

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -spot_img

Más popular

Comentarios Recientes

Gregorio Cisneros peralta en Asesinan a la influencer Chantal Jiménez
Chemo Jimenez en El pique del presidente