BC justifica aumento deuda y asegura Gobierno transita por la vía correcta

BC justifica aumento deuda y asegura Gobierno transita por la vía correcta

Por Jhonny Trinidad

SANTO DOMINGO.- El Banco Central de la República Dominicana (BCRD) justificó el aumento de la deuda pública y recordó que no es la primera vez que una crisis provoca un aumento en el nivel de endeudamiento.

Destacó que no es fortuito que la agencias calificadoras mundiales mantengan la calificación crediticia de la deuda soberana país.

Citó la crisis vivida en 1987 en Latinoamérica, que elevó la deuda pública consolidada (DPC) a su máximo histórico de 83% del producto interno bruto (PIB), y recordó la crisis financiera de la República Dominicana en la década del 1990, la cual hizo que la deuda pública incrementara desde 21.9% del PIB en 2002 hasta 46.9% del PIB en 2004.

En su Página Abierta titulada: «Pandemia, reactivación económica y sostenibilidad de la deuda”, el BCRD sostiene que la crisis del coronavirus (COVID-19) ha provocado una caída de la actividad económica de -7.7% que, junto a las medidas fiscales implementadas para apoyar a las empresas, a los hogares, y a los trabajadores, han implicado adiciones presupuestarias que podrían colocar el nivel de deuda dominicana alrededor de 68.1 % del PIB a final de este 2020.

Explica que por esto las agencias calificadoras coinciden en señalar que el principal desafío económico dominicano es la aprobación de una reforma fiscal, lo que indican redundaría favorablemente en la calificación crediticia y en garantizar la sostenibilidad del endeudamiento.

Refiere que el pacto fiscal, convocado en octubre por el presidente Luis Abinader y que será abordado en 2021, requerirá el sacrificio de todos los actores en la sociedad (ciudadanos, empresas y Gobierno) y deberá considerar el balance entre retornar gradualmente hacia una senda de sostenibilidad fiscal e impulsar la recuperación de la actual crisis económica y sanitaria.

“El impulso fiscal requerirá de mayores ingresos, de financiamiento y de la reducción de gastos que puedan considerarse innecesarios, especialmente si se contempla estabilizar el nivel de endeudamiento”, indica el documento.

Indica que para estabilizar la relación deuda/PIB en torno al 70%, el Gobierno requerirá de un balance primario consolidado de 1.8% del PIB en el largo plazo, mientras que para colocar el nivel de endeudamiento en una trayectoria descendente en el largo plazo, en 60% del PIB, este balance podría rondar entre 2.0 % y 2.3 % del PIB y para alcanzar un nivel de deuda de 50% del PIB, similar al observado antes de la crisis pandémica, en un periodo de 25 años, se podría optar por un balance primario de 2.4% del PIB.

Explica que cualquiera que sea la estrategia y el posterior acuerdo alcanzado con el pacto fiscal, el Gobierno y los distintos actores de la sociedad deberán considerar el balance entre las reformas estructurales necesarias para la sostenibilidad de las finanzas públicas y la necesidad de continuar apoyando a las empresas, los hogares y a los trabajadores.

Asegura que el Gobierno está consciente de su realidad fiscal y sanitaria, y “transita por la dirección correcta”.

Advierte que no se puede perder de vista que este es el momento de seguir apoyando la economía, especialmente a los sectores que han sido fuertemente golpeados como el turismo, ofreciendo la liquidez necesaria y la asistencia directa a las familias dominicanas, mediante una política fiscal que aplique oportunos y efectivos programas sociales y que promueva la inversión pública en proyectos de infraestructura que beneficien el país en el mediano y largo plazo.

Deja un comentario

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *