¿Alguna vez se preguntó a dónde va su basura después de que los camiones del ASDE la recogen en la puerta de su casa?

¿Alguna vez se preguntó a dónde va su basura después de que los camiones del ASDE la recogen en la puerta de su casa?

Por Roberto Veras.

Santo Domingo Este.-Lo más probable es que se lleve a un vertedero, donde se compacta y simplemente se deja. La mayor parte de la basura se descompondrá gradualmente, pero hay algunos materiales que no se pudrirán y quedarán enterrados en el vertedero para siempre.

A continuación, le mostramos cómo puede hacer que la eliminación de basura sea más segura en su área. Un vertedero generalmente se crea rellenando una depresión en el suelo y se utiliza para depositar desechos. En algunos casos, se construye sobre el suelo, cuando a menudo se le llama un vertedero de cielo abierto.

Cuando el vacío de aire del sitio se llena, debe cubrirse con una membrana de baja permeabilidad para mantener afuera la mayor cantidad de agua posible; de ​​lo contrario, la lluvia que se absorbe se acumulará en él, el nivel del agua aumentará gradualmente y el relleno sanitario comenzará a tener fugas.

Aquí es cuando el ‘jugo de basura’, más propiamente conocido como lixiviado, puede escapar y esto es especialmente peligroso para el medio ambiente. Si el lixiviado llega a un arroyo o río, como el que está ubicado cerca del rio Ozama puede matar la vida de los peces y también muchos otros organismos.

Por esta razón, es muy importante asegurarse de que los rellenos sanitarios de una ciudad como el que se piensa instalar en el municipio SDE no reviente o se produzcan los goteos de lixiviados, ya que los desechos encontrarán su camino de regreso al suministro de agua subterránea.

Los olores de los vertederos son producidos por una variedad de fuentes: gases en descomposición, lixiviados de vertederos, condensados ​​de gas y materiales de desecho entrantes. Los sistemas de extracción de gas requieren un mantenimiento constante para asegurar que las fugas que causan olores se reparen rápidamente.

Los olores de los vertederos de cielo abierto son una preocupación particular. En cambio, el relleno sanitario es la mejor forma intermitente y da como resultado una buena dispersión de los olores. Los olores de los vertederos se componen principalmente de sulfuro de hidrógeno y dióxido de azufre. Estos gases pueden ser detectados por la nariz humana en concentraciones muy bajas.

Ésta es una de las principales razones por las que el reciclaje es tan importante. En lugar de tener que llevar la basura a los vertederos, los trabajadores de centros de acopios pueden llevar los artículos que se pueden reciclar a otra fábrica o planta, de modo que los artículos se puedan usar nuevamente para crear más productos sin tener que llegar al destino final.

En el relleno sanitario los olores se controlan principalmente mediante la colocación de una cubierta diaria, generalmente tierra. Además, los operadores del vertedero rocían un agente neutralizador de olores sobre los residuos a medida que se compactan y distribuyen gránulos que tienden a enmascarar o neutralizar los olores en partes de la instalación donde el problema es particularmente severo.

En los últimos tiempos se han ideado métodos alternativos a la eliminación de desechos, incluido el reciclaje, la conversión a productos biodegradables y cogeneración para el desarrollo sostenible, todos los cuales ayudan a reducir la contaminación de los vertederos. El propósito de un relleno sanitario es enterrar la basura de manera que quede aislada de las aguas subterráneas, se mantenga seca y no esté en contacto con el aire. En estas condiciones, la basura no se descompondrá mucho.

El deber de un hombre, es estar donde es más útil.