Elementos filtrados por fecha: Sábado, 22 Febrero 2020

El candidato a Alcalde por el municipio Santo Domingo Este, licenciado Manuel Jiménez, quien es apoyado por el Partido Revolucionario Moderno (PRM) y una coalición de organizaciones opositoras, aseguró que la derrota del Partido de la Liberación Dominicana está consumada y reiteró que le robaron las elecciones en el 2016.
El cantautor y político dijo contar con evidencias de que el PLD perdió las elecciones del pasado 16 de febrero y que en Santo Domingo Este fue por amplio margen..
Recordó que en el año 2016 el partido morado le robó las elecciones mediante un fraude de grandes proporciones, pero que en esta oportunidad “el triunfo está declarado y la derrota del PLD está consumada”.
Expresó que espera que los miembros de la Junta Central Electoral se comporten a la altura de las circunstancias y que cumplan los anhelos de este pueblo y que los culpables del sabotaje electoral paguen por su delito.
Juzgó como importante la movilización de la sociedad civil en los últimos días y el empoderamiento de los jóvenes dominicanos.
“Muy esperanzador que los jóvenes han tomado la decisión de defender la democracia dominicana, a ellos, precisamente, es a quienes más les afectará el futuro de este país,” precisó Jiménez.
El político y artista destacó que la juventud ha tomado la antorcha de la dignidad del pueblo y de su derecho a elegir su libertad.
Indicó que en las manos de la juventud está la esperanza de este país y “que bueno que han levantado la bandera del reclamo, por la justicia y por el derecho y la libertad del voto”.
Expresó que el momento es para fortalecer la unidad, debido a que “hay que salir de esta situación, de esta pesadilla, y eso nos corresponde a todos y a todas”
. Manuel Jiménez habló en el marco de la marcha realizada hoy, la cual partió de la avenida Máximo Gómez con 27 de Febrero, doblando por la avenida George Washington, girando hacia la izquierda por la calle Padre Billini, hacia el Parque Eugenio María de Hostos y posteriormente tomó la avenida Independencia hasta llegar al Altar de la Patria.
Los partidos de oposición que participaron en la caravana son el Revolucionario Moderno, la Fuerza del Pueblo, el Reformista Social Cristiano, el Quisqueyano Demócrata, de la Unidad Nacional, Bloque Institucional Social Demócrata, la Fuerza Nacional Progresista, Frente Amplio, Alianza por la Democracia, Demócrata Institucional, Humanista Dominicano y Dominicanos por el Cambio.
Durante la caminata Jiménez estuvo acompañado por la diputada Adalgisa Abréu, el secretario general del PRM en SDE, doctor Rafael Vásquez García, la dirigente perremeísta Katy Báez, entre otros dirigentes de esta organización política, así como por candidatos a puestos electivos.

Publicado en politica

No podemos ser tan ilusos de pensar que las protestas, por sí mismas, bastan para cambiar el actual estado de cosas.

Si queremos ver los entramados de la alianza público-privada solo hay que ver que mientras el pueblo se manifiesta en las calles el Gobierno y los Empresarios siguen cumpliendo su agenda de colaboración recíproca.

Pareciera que poco le importase la desafección popular, que se hace notar en toda la geografía nacional.

Esa aparente tranquilidad nace de ventajas ostensibles, a pesar de lo cual muchos no atinan a reconocerlas.

Creer que con desahogos en las redes se cambian gobiernos en RD es no sólo un error grave sino, lamentablemente, muy común.

Solo una estrategia clara de identificación de los obstáculos nos puede señalar las decisiones correctas a tomar para enfrentar tantas situaciones a sortear tales como:

1- El voto manual o físico es muy ventajoso para el que tiene poder y dinero. No solo por la experiencia acumulada, sino además porque la defensa del voto es altamente costosa: por ejemplo, lo relativo al pago de dietas mínimas a dos personas en cada colegio electoral, el delegado y el suplente.

Supóngase que se entregan en total 2 mil pesos para ambos. No es posible prescindir de ellos. El oficialismo cuenta con nómina supernumeraria y fondos para cubrir ese renglón.

Los partidos, sin embargo, deben colocar el día de la elección y confiarles su resultado electoral a cerca de 32 mil delegados y suplentes. Esto significa el desembolso de alrededor de 64 millones de pesos.

2- El voto Preferencial solo beneficia a quien está en el Gobierno. Basta observar que desde que existe ese sistema el oficialismo nunca ha perdido unas elecciones, ni el PRD en el 2002, ni el PLD en el 2006, 2010 y 2016. Ese mecanismo de elección es el clientelismo a su máxima potencia, la popularidad se compra con recursos, es una mercancía que se adquiere sobre todo si se tiene a mano el uso de los dineros públicos.

En estos momentos el oficialismo les entrega un semanal a candidatos a vocales y regidores para sus campañas que oscilan desde 30 a 100 mil pesos semanales. 3- Otro aspecto a considerar es el aumento del voto chatarra, que no es que lo compran, sino que lo venden al mejor postor, se calcula que hoy este voto es más de un 30%. Incide de manera significativa en los resultados electorales.

4- La cobertura intensiva en medios tradicionales de la comunicación (prensa, radio y televisión) no pueden pagarla los candidatos de la oposición. Pero son esos medios los que crean percepción favorable.

La verdad es que por más indignación que exista en la Población, por más que nos quejemos de la situación que enfrentamos, divididos, sin recursos económicos, sin coordinación real en la defensa del voto, silenciados los medios de comunicación tradicional, con los árbitros electorales, la justicia y el Ministerio Público en contra, con cientos de miles de empleados públicos y de beneficiarios de los programas sociales atemorizados y con conciliábulos de sectores militares y empresariales asociados abiertamente al poder… pero más que nada ante la inconsciente actitud de nuestro liderazgo que ha sido incapaz de plantear un gobierno de unidad opositora de coalición que bien pudiese ser la clave del fin del PLD, por más optimismo y orgullo que nos despierten la gallardía mostrada por los popis, sin unidad y conciencia real de la situación, no lo duden, nos aplicarán el criterio de que la oposición se escucha, se aplaude y se aplasta y por nuestras propias culpas, ¡esto no será más que la crónica de una derrota anunciada.

Publicado en opinion

Sabemos que “pasar la página” no es fácil pero no solo fue que la suspensión -aceptada al unísono por la oposición (por mas alharacas y pasarela que haga en las calles)- de las elecciones municipales trajo indignación, frustración ciudadana y, más que nada, un precedente histórico-político que ha herido nuestra frágil democracia y el bien ganado sitial de país modelo de consolidación democrática y electoral que, primero, Roberto Rosario Márquez –con sus escáneres-, y ahora Julio Cesar Castaño Guzmán –con su voto automatizado, gerencia deficiente y ningún plan b- han retrotraído.

Sin embargo, y es lo que debe centrarnos y unificarnos como país, es que se ha buscado una salida institucional, incluso, pedida, a voces y desde antes, por la oposición: que la OEA, otros organismos e instituciones internacionales nos acompañen y nos asistan no ya solo como observadores, sino –y como misión independiente y en paralelo- en una investigación exhaustiva y vinculante a los fines de que “…un grupo de expertos lleve a cabo una Auditoria al Sistema de voto Automatizado que lamentablemente no funcionó en las elecciones municipales del pasado 16 de febrero” y “…a efectos de deslindar responsabilidades…”. En consecuencia, lo que procede ahora es que la oposición, que siempre pidió tal acompañamiento, se repliegue a los causes institucionales, abandone su pasarela callejera-mediática y centre su accionar -político-electoral- en coadyuvar a la realización de las lecciones municipales extraordinarias y reoriente su militancia en el trabajo político de construcción de “mayoría electoral” pues es con votos que se gana y no haciéndole coro a un enanismo político -recurrente, variopinto ideológico (¿?) y folclórico- cuyo interés ya no es ganar o participar de unas elecciones, sino descarrilar el proceso democrático atizando la eclosión de una crisis de ingobernabilidad democrática y, de paso, sembrar caos e incertidumbre en la sociedad dominicana (quizás, quién sabe, procurando algo inconfesable o descabellado).

Toca pues, a la oposición política sensata, o concretamente, a la que lleva la vocería mayoritaria política-electoral -el PRM-, ponerse a la altura de todo lo que está en juego: nuestra frágil democracia, los avances alcanzados, el clima de paz, la estabilidad macroeconómica; y sobre todo, el crecimiento económico que hemos exhibido, por décadas, en toda la región reconocido por organismos internacionales. Obrar contrario, por las razones que fuere –temor a no ganar las elecciones, falta de recursos económicos expreso (lo dijo Faride Raful), o irresponsabilidad política-, la sociedad dominicana se lo cobrará muy caro. Ello así, porque al enanismo político, que ahora lidera un ex presidente –mas una retahíla de rémora ultraconservadora-trujillista y unos “emergentes” o eternos candidatos fallidos que no sacan “una gata a mear”-, hace rato que perdió su otrora mesura y el sentido de su realidad política-electoral. ¡Piénsenlo!

 

El autor es político y ensayista

Publicado en opinion