Elementos filtrados por fecha: Miércoles, 26 Diciembre 2018

Santo Domingo.- La Confederación Nacional de Trabajadores Dominicanos afirmó que el 2019 será un año de grandes retos para el movimiento sindical dominicano que pondrá a prueba su capacidad de lucha  y concertación,  por los reclamos pendientes del sector y que buscará se hagan realidad.

 

En ese sentido, Jacobo Ramos, presidente de la CNTD, citó la  aprobación de un nuevo código de trabajo, una nueva ley de seguridad social,  y un aumento general de salarios, y el respeto a la libertad sindical,  se inscriben dentro de las principales demandas del movimiento sindical para el año próximo.

 

Con relación al derecho de los trabajadores a sindicalizarse y que es violado con frecuencia por los empresarios, es decir la libertad sindical, Jacobo Ramos indico  que se trata de una conquista fundamental del movimiento sindical que no puede relegarse, y que en la nueva legislación la dirigencia sindical debe aportar fórmulas para blindarlo.

 

“Cuando los trabajadores forman un sindicato en una empresa y el empresario cancela a su directiva organizadora,  y las autoridades no hacen nada al respecto pese a que se trata de un derecho constitucional, se debilita el sindicalismo dominicano, nos hace menos fuerte, y eso hay que cambiarlo”,  sostuvo Ramos.

 

Manifestó que si bien  las comisión responsable de dotar al país de un nuevo código laboral ha avanzado en muchos puntos, las discusiones hace meses fueron detenidas por el tranque suscitado a raíz de temas en los que el sector empleador insiste y que la representación laboral se resiste a aprobarlos.

 

Ramos dijo que los empleadores buscan eliminar la cesantía, derecho que no admiten para los trabajadores contratados luego de la aprobación del nuevo código de trabajo, como también terminar contrato de trabajo sin responsabilidad, y prolongar la aprobación para fijar a un empleado de tres meses a un año,  es decir que ponerlo a prueba, hacerlo trabajar y luego sin más ni más decirle que no será contratado.

 

 Precisó que en esas discusiones, el sector sindical mantiene su defensa a los derechos de las embarazadas para que no se le despedida luego del parto sin una indemnización tal y como pretenden los empleadores.

 

Dijo que  mantiene  su posición de que en la contratación de mano de obra extranjera solo se permita un 20%, y agrego en los debates se mantiene  las diferencias  en cuanto al contrato del primer empleo a los jóvenes que los empresarios pretenden ponerles a trabajar sin prestaciones   laborales hasta un año, así como sobre la jornada laboral  y los horarios de trabajo.

 

En cuanto a la ley se seguridad social, Jacobo Ramos aseguró que se trata de una legislación cuyo cambio,  no solo exigen los trabajadores, sino la mayoría del pueblo dominicano que en sus casi 17 años de vigencia, se ha dado cuenta de que se trata de un ley que solo ha servido para enriquecer a sus intermediarios y al sector financiero.

 

“Limitados sus servicios de salud y medicamentos,  más de la mitad de la población fuera de su amparo, nadie pensionado y la primera a otorgar dentro de casi diez años no dará ni para comprar medicamentos,   limitado su aporte a las enfermedades catastróficas, hay que definir qué hacer con las ARS, la  atención primaria, son temas  a revisar en la nueva ley”.

 

En ese orden, precisó que esa legislación deberá extender su protección hacia los trabajadores móviles u ocasionales, agrícolas, portuarios y  migrantes a los que la actual ley de seguridad social dejó fuera de su alcance.

 

Sostuvo que otro de los retos del movimiento sindical es preservar el Instituto Dominicano de Seguros Sociales (IDSS), como sostén de conquistas laborales durante más de 50 años.

 

Sobre aumento salarial, el presidente de la CNTD  sostuvo que el tema ya está planteado  porque corresponde su discusión en el Comité Nacional de Salarios al que irán con propuestas concretas para incrementar los salarios de los trabajadores,   así mismo iniciarán acciones para que también en el sector público se mejoren de manera significativa los sueldos de los empleados.

Publicado en Nacionales

 

 

Hace algún tiempo, alguien, ducho y diestro en el arte de leer entre líneas, me dio un curso intensivo de semiótica y de lógica indispensable para la lectura de textos. Tal aprendizaje, no necesitó ni de aula, ni de pizarra, pero tampoco de tiza, sino, de un simple y cotidiano error: la mala costumbre de leer, muchas veces, sin interpretar ni contextualizar lo leído. O dicho de otro modo, leer con el subconsciente condicionado por otras lecturas, otras opiniones o suposiciones.

 

De lo anterior, pongamos un ejemplo sencillo y común: la lectura (¿?) de una noticia cuyo texto habla de alguien que se refiere a algo; pero la fotografía que acompaña la noticia no es la del declarante. Inmediatamente, si la noticia o artículo tiene connotación política, económica o de farándula, empiezan las interpretaciones “oíste lo que dijo fulano” (el de la foto, aunque al pie ella aparezca otro nombre); y así por el estilo, hasta que alguien descubre el error (generalmente, el afectado), pero ya es demasiado tarde, pues para muchos –sobre todo, en la creencia o cultura popular- fulano ya dijo lo que dijo aunque de él solo haya aparecido su cara-fotografía que un medio, quizás, por ser una figura pública, erróneamente colocó en el cuerpo o ilustración de una noticia, reportaje u artículo de opinión. Generalmente, cuando esto sucede, el medio hace la aclaración oportuna, pero, lamentablemente, ello no detiene el morbo público –o creencia falsa sumaria- que, por tradición cultural o idiosincrasia, se queda tozudamente con la primera lectura.

 

Otro ejemplo resulta, cuando leemos a la ligera una declaración, un artículo de opinión, un informe, un análisis periodístico de fondo o una nota cualquiera, e interpretamos todo lo contrario al contenido o argumentos centrales del referido texto. Generalmente, este lapso o error se da cuando prejuiciado o influenciado por nuestro subconsciente, sesgo político-ideológico, valores y creencias, o más común, una lectura rápida y superficial, nos aventuramos a emitir juicios de valor, a inferir, o peor aún, a endilgar pareceres o afirmaciones que jamás dijo o emitió tal o cual autor o figura pública.

 

Este último error es grave en todo sentido; pero resulta peor, si, más allá de hacerlo propalar o comentar entre amigos, consciente o inconscientemente, lo hacemos de dominio público poniendo de manifiesto, si no adrede, nuestra incompetencia (¿analfabetismo emocional?) en materia de lectura comprensiva, lógica y semiótica. Ante un hecho así y puesto en evidencia pública, no hay otra salida -ética-honesta-: que admitir el error, enmendarlo y pedir disculpas públicamente. Eso es válido y loable.

 

Francisco S. Cruz

Publicado en opinion

En la Celebración de la fiesta de Navidad, en el Contry Club de la Vega, donde habían cientos de asistentes, la Licda. Ana Daisy Guerrero, Presidente del Círculo de Locutores Dominicanos, llegó a ese lugar, invitada de honor, allí delante de ese Público el Senador Euclides Sánchez, Promueve a Guerrero, como candidata a Diputada, por el Partido de la Liberación Dominicana, por la Vega, lugar de donde ella es Nativa.
Ana Daisy, está en su segundo término ejerciendo, como presidenta del Círculo de Locutores Dominicanos, ella ha desempeñado muy bien su función al frente de esta Institución, ha legalizado en las 32 Provincias al Circulo de Locutores, y también en el exterior, Juramentó en New York el Circulo de Locutores Dominicanos Filial NY, en Miami, también tiene propuesto hacerlo en New Jersey y en Puerto Rico.
Ana Daisy en su gestión ha recibido un Doctorado en Honor y Causa, de la Universidad Ejecutiva del Estado de México, ha sido reconocida por Ministerio de Cultura, también huéspedes distinguidos por el ayuntamiento de Santo Domingo Norte.
La Guerrero por su vocación de servicios la ha catapultado. Ella agradece al sector de los locutores y dice que está segura de seguir trabajando para este gremio.

 

Publicado en Nacionales