Abogados llaman a las Autoridades a declarar el país en estado de emergencia sanitaria

01 Oct 2018
5259 veces

El Instituto de Abogados para la Protección del Medio Ambiente, INSAPROMA, hizo un llamado a las autoridades para que declaren en estado de emergencia sanitaria a la República Dominicana, por el hecho de que el 89% de los desechos peligrosos no son tratados.

La entidad citó el informe presentado el día 26 del mes de septiembre por la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE), elaborado por el Laboratorio de Innovación de Datos para los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Manifestó que es una bomba de tiempo ambiental el hecho de que una cantidad tan grande de desechos peligrosos, se vierta en un territorio relativamente pequeño en el que residen 10 millones de personas y otros 6 millones de turistas que cada año llega al país, para un total de 16 millones de personas.

Explicó que la situación se agrava aún más si se toma en cuenta que compartimos la isla con Haití que posee alrededor de 10 millones de habitantes, y en donde no existe ningún tratamiento de los desechos peligros y el estado de los desechos en general está en peores condiciones que en el territorio dominicano.

“Estamos con el grave problema de que en una isla de 76,192 km² y con una población que supera los 25 millones de habitantes, la mayor parte de los desechos peligrosos se arroja al medio ambiente sin ningún tratamiento. Esto es verdaderamente alarmante para la salud de residentes y de turistas que nos visitan”, afirmó.

Indicó que el vertido de la mayoría de los desechos peligrosos sin tratamiento en un habitad pequeño, sumamente vulnerable por su condición insular y con una muy alta densidad poblacional, es una mezcla de alto riesgo para la salud humana y para el ambiente en general.

Independientemente de los desechos peligrosos, la entidad de protección ambiental manifestó además, que la comunidad dominicana se está convirtiendo en una sociedad enferma, producto de los desechos no tratados como los desechos sólidos y líquidos no peligros, que provocan enfermedades respiratorias agudas, parasitismo intestinal, diarreas, dengue y malaria.

El INSAPROMA para explicar las enfermedades provocadas por los desechos peligrosos se refirió a un estudio de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA por sus siglas en inglés), elaborado en el 2009, así como otros estudios que señalan las enfermedades producidas por los desechos peligrosos como el cáncer, mareos, dolores de cabeza, malestar estomacal, pérdida del conocimiento e incluso la muerte, indicó.

“Si comparamos la isla de Santo Domingo o La Española con Panamá que tiene una extensión de 75,420 km², apenas posee una carga poblacional de 4,158,783 habitantes según el censo del año 2018, y además no es una isla”, por lo que la cantidad de desechos que producen 25 millones de personas en un territorio tan pequeño como la isla Española, no es ni parecido a 4 millones de personas en igual territorio como es Panamá, anotó.

Observó que no es posible que la República Dominicana que mayormente vive del turismo, sus desechos peligros no sean tratados, en franca violación a la ley 64-00 sobre medio ambiente y recursos naturales.

Advirtió que arrojar desechos peligrosos al ambiente y no tratarlos antes, es un delito conforme al artículo 82 de la Ley 64-00 de Medio Ambiente y Recursos Naturales que dice “se prohíbe el vertimiento de sustancias o desechos contaminantes en suelos, ríos, lagos, lagunas, arroyos, embalses, el mar y cualquier otro cuerpo o curso de agua”.

También señaló que el artículo 175 de la ley ambiental dispone que comete delito “quien violare las normas, parámetros y límites permisibles de vertidos o disposición final de sustancias tóxicas y peligrosas definidas legalmente, y las descargue en cuerpos de agua, las libere al aire o las deposite en sitios no autorizados para ello, o en sitios autorizados sin permiso o clandestinamente”.

Aclaró que la sanción para las personas físicas o jurídicas que viertan desechos peligrosos sin ser tratados conllevan penas desde 6 días a 3 años de prisión y multa hasta 10 mil salarios mínimos del sector público.

La entidad no se explica cómo la ley ambiental con 18 años de vigencia y existiendo un Ministerio de Medio Ambiente y una Procuraduría para la Defensa del Medio Ambiente, se vierta una proporción tan grande de desechos peligrosos sin ningún tratamiento y que nadie pague las consecuencias del daño a la salud de la población y del medio ambiente.

“No podemos seguir confiando en la buena suerte del país ante este alto grado de riesgo por causa del vertido de desechos peligrosos, por lo que el presidente de la República, Danilo Medina debe declarar el estado de emergencia sanitaria para de inmediato recoger estos desechos y depositarlos adecuadamente, así como proceder a aplicar las sanciones correspondientes a los responsables de este crimen ambiental”, afirmó.

Valora este artículo
(0 votos)