Elementos filtrados por fecha: Domingo, 17 Febrero 2019

Policía Nacional informó que con relación a la muerte de la joven de nacionalidad venezolana Virginia Carolina Rojas Collado, de 27 años, los resultados de la necropsia practicada por el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF), arrojaron que se trató de una muerte violenta con la etimología de médico legal suicida.

De acuerdo a una nota enviada por la institución del orden a LOULTIMODIGITAL.COM, El estudio No. A-0109-2019 explica que las heridas que le causaron la muerte a la extranjera, fue la corto penetrante en la cara lateral izquierda del cuello, mientras que el mecanismo del fallecimiento fue una hemorragia interna, la cual le produjo el deceso de manera rápida.

El Inacif reveló que en cuanto al estudio toxicológico del cuerpo de Virginia Rojas, determinaron que no hubo presencia de cocaína, marihuana, ni anfetaminas en la muestra de sangre.

De igual forma, indica que en el estudio serológico no se detectó la presencia de semen.

Se recuerda que la mujer fue encontrada sin vida en su residencia ubicada en la avenida José Núñez de Cáceres, del sector San Gerónimo, Distrito Nacional, el pasado 30 de enero del presente año.

 

Publicado en Nacionales

“Del Presente al Futuro”

El doctor Leonel Fernández Reyna, en la actual coyuntura electoral, nacional e internacional, es la garantía de la unidad no solamente en su Partido, sino en todo el sistema de las organizaciones políticas del país, y también representa o garantiza esa misma certeza de la citada garantía para afianzar la unidad nacional.

Lo expuesto en el párrafo anterior lo vamos a describir después de hacer algunas señalizaciones del significado real de la palabra garantía y del por qué Leonel es en estos momentos el representante político más idóneo para retomar la antorcha del Poder a partir del 2020.

Es que la palabra garantía no es más que el efecto de afianzar lo logrado, asegurar y protegernos contra los riegos o necesidades, sentirse seguro o certero con quien guía o aspira guiar el barco, el hombre comprometido, es decir, es el garantista de la meta principal, en este caso y esta coyuntura, de un país para todos y de todos.

Leonel le ha evidenciado a todo el país con hechos tangibles y recientes, su efectividad de afianzar lo estipulado en tener una nación que avance en favor de su progreso. Éste caballero nos ha dado más que pruebas fehacientes de su confiabilidad como gobernante.

Su legado es una fianza, una prenda que muy pocos países pueden mostrar en algunos de sus líderes en estos momentos de turbulencias sociales y económicas en que viven hoy muchas naciones.

Leonel es un exmandatario que nos asegura y nos da protección contra los potenciales riesgos y necesidades que deben encarar los gobernantes en sus respectivos países.

Él posee vastas experiencias positivas donde ha sabido sortear, recuperar, apuntalar y preservar situaciones delicadas y difíciles que heredó cuando le ha correspondido estar al frente del Estado, especialmente en los desafíos de su primer mandato (1996-2000), y en el caos económico que encontró en su segunda experiencia, años 2004 y el 2005.

En otras palabras, el doctor Fernández nos da la seguridad y la certeza de que gobernando la Nación, van a existir garantías de que las complicaciones se van a enfrentar con madurez y que además, algo muy importante, en su gestión no le causaría inconvenientes a ningún sector. Y eso si lo sabemos muy bien todos los dominicanos.
El compromiso de Leonel con el desarrollo del país no es coyuntural ni por las circunstancias, o sea, estando dentro o fuera del poder, este hombre tiene conciencia de la historia, es algo que ha asumido como su causa principal (el desarrollo nacional), lo cual aprendió de su maestro y líder, el profesor Juan Bosch.

Es decir, este expresidente con un legado bien valorado, sustentado primeramente en tres buenas gestiones de gobierno y en su lucha por la educación y formación de vanguardia en el conocimiento.

Fue que cuando Leonel gobernó el país le dio confianza y lo abrió al mundo exterior, no era sectario ni a lo interno del PLD ni hacia afuera de éste.

También a los sectores económicos se le inyectó certeza, representados en el financiero, los importadores, zona franca, agropecuario…, y a la sociedad civil, a la prensa en sentido amplio fueron muy bien distinguidos con absoluto respeto. Todo eso puede preguntarse, es un dato.

Este expresidente de tres períodos constitucionales y dos de ellos consecutivos, le cambió el rostro al país a través de sus instituciones, y le apuntaló su imagen internacional. En otras palabras, nos dejó una economía estable, respetada y confiable. Eso también puede preguntarse, es otro dato verificable.

Entonces, cómo no reconocer y/o aprovechar las ventajas que nos daría tener nueva vez gobernando el país, al que ya es el líder político más compacto, experimentado y completo de América Latina en la actualidad.

Independientemente de que estén dentro o fuera de la casa, sino tienen el apoyo de la población ni el estatus social ni político a nivel nacional e internacional de Leonel Fernández, mucho menos su prestigio bien ganando, esas voces peregrinas que lo cuestionan, con el único derecho de que tienen la libertad de disentir, no poseen valor frente al soberano, sus argumentaciones son ignoradas por no llegar ni a ser falacias.

En definitiva, lo que sucede es que, a quien aclama la población, ésta sabe muy bien que representa la garantía que lo llevará indefectiblemente a puerto bien seguro; esto lo encarna en la actual coyuntura mundial para la Nación, Leonel Fernández Reyna.

Es que para garantizar mantener los logros alcanzados en las gestiones de los gobiernos peledeístas y al mismo tiempo continuar el empuje nacional, hay que contar con un líder visionario.

¡Quién mejor que Leonel para garantizar con certeza la unidad nacional en pro de nuestro desarrollo social y económico!

Publicado en opinion

Santo Domingo. La Confederación Nacional de Trabajadores Dominicanos (CNTD) demandó del presidente Danilo Medina declarar como turísticos los puertos de Arroyo Barril, en Samaná, San Pedro de Macorís y Boca Chica, en la provincia Santo Domingo, y dijo que tras ese objetivo moviliza su militancia en esos lugares.

Al hacer la petición, la CNTD refiere que en esos puertos desde hace años se redujo la exportación e importación de mercancías, y en la actualidad el trabajo es casi nulo, lo que mandó a las calles a centenares de trabajadores, de una parte, y redujo la actividad económica en los citados lugares e incremento el desempleo de manera considerable.

Santo Sánchez, Secretario de Organización de CNTD, exhortó al presidente Medina a revertir la situación de pobreza y abandono en que se encuentra gran parte de la población de Samaná, San Pedro de Macorís y Boca Chica, al decretar que esos puertos sean convertidos en turísticos, porque traerá beneficios no solo a sus moradores sino al país, por el incremento del turismo.

Sánchez precisó que el turismo es la principal actividad económica por los aportes en mano de obra, remesas y la movilidad económica que genera, por lo que el presidente Medina está en una formidable oportunidad de contribuir además, con su propósito de que el país sea visitado cada año por al menos 10 millones de turistas.

El dirigente sindical manifestó que la modalidad de turismo de cruceros aporta no solo divisas al país sino que sirve para que las comunidades se desarrollen con los aportes al comercio interno que genera por las compras de los visitantes a negocios locales.

“Los pobladores de Arroyo Barril, Boca Chica y San Pedro de Macorís, que dependían de los puertos necesitan que se les tome en cuenta, necesitan mejorar sus niveles de vida, y creemos que convertir esos puertos en turísticos, es una gran opción para su desarrollo, económico y social”, indicó el dirigente sindical.

Estuvieron presentes los dirigentes sindicales vinculados a zonas portuarias, Jordany de Los Santos, presidente de la Federación Regional de Trabajadores del Nordeste (FERTRANOL), Nicolás de la Rosa, presidente de la Federación de Organizaciones Sindicales del Este (FROSE), Manuel Antonio Martínez, presidente del Sindicato Obrero Portuario y Enrique Félix, secretario ejecutivo de la Cámara de Comercio y producción de la provincia de Santo Domingo.

Publicado en Nacionales

NUEVA YORK, EE.UU.- Dominicanos residentes en El Bronx con familiares residiendo en el poblado de Watertown, condado de Jefferson, en el norte del estado y distante a 521 kilómetros de esta ciudad, lamentaron el fuego que le arrancó la vida al padre y cuatro de sus hijas en esa localidad.

El hecho ocurrió la madrugada del pasado viernes y no se informó de ningún criollo afectado.

“La comunidad del pueblo ha estado llorando a los suyos durante el pasado fin de semana”, dijo una quisqueyana de apellido Méndez, que no quiso ser fotografiada.

Los fallecidos son Aaron Bodah y sus hijas Skylar, Erin, Alexa y Merissa, con edades comprendidas entre 4 y 14 años.

Una quinta hija escapó y corrió a buscar ayuda a los vecinos. El hermano de Aaron Bodah también vivía en la casa, pero estaba en el trabajo cuando comenzó el incendio. No hubo información sobre la madre de las menores fallecidas.

Las autoridades dicen que al parecer el fuego comenzó en la cocina alrededor de la 1:30 de la madrugada y que los detectores de humo no tenían baterías.

Publicado en Internacionales
%AM, %18 %548 %2019 %08:%Feb

Cuando Trujillo lloró

Por los testimonios que recoge Orlando Inoa, lo de poner en duda la paternidad de Ramfis fue una bellaquería del escritor Jesús de Galíndez, que tuvo que pagar con su vida la afrenta en contra del poderoso dictador: fue secuestrado y asesinado.
El niño Rafael Leónidas Trujillo Martínez (Ramfis) fue parido en la completa clandestinidad el 5 de junio de 1929 y sus padres se casaron el 28 de septiembre de 1935. Esto fue el motivo por el cual se ha dado crédito a la falsa versión de que era hijo de un cubano, quien presuntamente tuvo una relación sentimental con María Martínez y no quiso reconocer como suyo a la criatura que llevaba en el vientre.
El general Rafael Leónidas Trujillo Molina, jefe del Ejército, estaba casado con Bienvenida Ricardo y tener hijos fuera del matrimonio era socialmente mal visto. De ahí el hermetismo con que se manejó el nacimiento del hijo del general y su amante. Para mantener la discreción del alumbramiento, Trujillo pidió prestada una casa a los ejecutivos del Ingenio San Isidro.
Las versiones sobre nacimiento y paternidad de Ramfis las recoge Orlando Inoa en su libro “Ramfis Trujillo: Cronología Histórica”, el cual es sustentada en las explicaciones que ofrecen las hermanas de Ramfis, Flor de Oro (en su libro “MyLife… Trujillo”) y Angelita (en su obra Trujillo mí Padre). Tiene la versión del historiador Euclides Gutiérrez Félix (en su obra “Trujillo: Monarca sin Corona”); y unas declaraciones que ofreció Mary MacCarty, la esposa de Robert MacCarty, propietario de la casa donde nació Ramfis.
“Este parto no tuvo exento de complicaciones, a pesar de que estuvo bajo el cuidado de un ginecólogo experimentado, el doctor José Miguel Román (padre de Pupo Román)”, escribe Angelita.
“En primer momento el parto tuvo muchas complicaciones, por lo que Trujillo sugirió que abortara, a lo que María Martínez se negó”, explica Flor de Oro. “Cuando le informaron a mí papá sobre el nacimiento de mí hermano, se emocionó tanto, que se le humedecieron los ojos (lloró de alegría por el nacimiento de su primer hijo varón)”, añade Angelita.
Flor de Oro narra que al quedar embarazada, Trujillo “la casó con un cubano, que era su chofer; y pertenecía al Ejército”. Gutiérrez Félix cuenta que para encubrir la paternidad y el embarazo, Trujillo la casó con el cubano, pero luego este se marchó hacia su país. “Incluso Trujillo para calmar los comentarios, la envío a Cuba, pero ésta (María Martínez) regresó a República Dominicana en contra de la voluntad de Trujillo”, detalló Flor de Oro.
Al divorciarse Trujillo, a los 6 años de nacer su primer hijo varón, se casó con María. “El más extraño en esa boda era Ramfis: en aquel entonces, ya con 6 años, con uniforme de coronel, medallas y bebiendo champagne”, dice Flor de Oro.

 

Publicado en opinion

NUEVA YORK, EE.UU.- Los bodegueros de esta ciudad no quieren quedarse fuera del negocio de la marihuana en caso de que el estado de Nueva York apruebe su venta para uso recreativo.

Así lo hicieron constar representantes del sector agrupados en Bodegueros Unidos de América (UBA) durante una conferencia realizada este domingo en El Bronx.

“Lo que queremos es que nos incluyan en el proceso de lo que va ser una nueva industria”, expresó Fernando Mateo, principal vocero de UBA, que agrupa también miles de propietarios de estos negocios que son dominicanos.

Dijo que planean solicitar que a través de la red de las 15,000 bodegas de los vecindarios de la Gran Manzana se les permita empaquetar y distribuir cannabis.

Explicó que si ya las bodegas tienen licencias para venta de cerveza, cigarrillos y tickets de loterías, con el entrenamiento adecuado pueden vender marihuana.

“No queremos que nos olviden. No es justo que las compañías grandes se queden con todo el negocio. Deben dejarle espacio a los pequeños negocios como las bodegas”, dijo.

Explicó que ese ingreso es muy necesario para los bodegueros, porque ha aumentado la renta, el seguro, los sueldos.

“Los propietarios de bodega necesitan mayores ingresos para sobrevivir, hemos pagado nuestras cuotas. Hemos luchado contra vendedores de marihuana por décadas frente a nuestras tiendas, y ahora que surge esta ventana de legalización debemos ser tomados en cuenta”, dijo por su parte el quisqueyano Radhamés Rodríguez, presidente de UBA.

Publicado en Internacionales

Santo Domingo Este.-Los residentes de la República Dominicana, especialmente los pobres, ven a los Estados Unidos, especialmente a la ciudad de Nueva York como una tierra de riqueza ilimitada. Todo lo que tienes que hacer es vivir allí durante algunos años, y tú también serás rico.
Esta visión errónea se fomentó en la década de 1980 en Washington Heights, un área ubicada al norte de la ciudad de Nueva York, predominantemente poblada por inmigrantes dominicanos.
Si bien los días del dinero fácil han pasado, los pobres dominicanos aún creen que, si solo un miembro de la familia puede llegar a los Estados Unidos y permanecer por algunos años, él o ella podrían sacar de la pobreza a toda la familia que queda en la República Dominicana.
Los inmigrantes dominicanos ahora comprenden el diez por ciento de los 1.1 millones de estudiantes en las escuelas de la ciudad de Nueva York.
Estos jóvenes inmigrantes en las escuelas de la ciudad de Nueva York enfrentan problemas particularmente difíciles cuando intentan aclimatarse en la sociedad estadounidense.
Enfrentan las presiones para integrarse en la escuela, mientras enfrentan las presiones para permanecer igual en casa. Los padres también enfrentan desafíos con las escuelas de Nueva York.
El primer problema es el choque cultural. En la República Dominicana, los niños siempre deben deferir a sus mayores y mantener sus lenguas, no teniendo forma de expresar sus propios sentimientos u opiniones. En contraste, los niños aprenden rápidamente en las escuelas de la ciudad de Nueva York que los niños estadounidenses son miembros vitales de la sociedad, como cualquier adulto.
Se dan cuenta de que a los adultos les importa lo que piensan. Se vuelven más abiertos tanto en la escuela como en el hogar, encontrando las libertades sociales convincentes y liberadoras.
Los padres se sienten perdiendo el control de sus hijos, que están perdiendo sus restricciones culturales. Ven a los niños de las escuelas de la ciudad de Nueva York como arrogantes y extravagantes, sin respeto por sus mayores.
Tales expectativas contrastantes entre los hijos y los padres causan estrés en el hogar. Por supuesto, muchos padres culpan a las escuelas de la ciudad de Nueva York por los niños que adoptan estos atributos.
El ambiente doméstico de inmigrantes dominicanos no siempre es propicio para el aprendizaje. Para las familias empobrecidas en la República Dominicana, la educación no es una prioridad, como lo es con las familias ricas allí.
Aunque la educación temprana es gratuita para los niños, se considera un esfuerzo costoso para las familias que solo intentan llegar a fin de mes. La ropa para la escuela, las comidas, los útiles escolares, los libros y el transporte son un lujo para esas familias.
Aunque las diferencias culturales representan un obstáculo importante, el idioma es la mayor dificultad para estos niños inmigrantes en las escuelas de la Ciudad de Nueva York, los niños dominicanos llegan a las escuelas de la Ciudad de Nueva York sin las habilidades básicas de lengua nativa de la República Dominicana. Esto hace que la transición hacia el idioma inglés sea aún más difícil.
Se sienten como extraños en las escuelas de la ciudad de Nueva York. Están en un idioma y aislamiento cultural. Por lo general, se les deja en clases bilingües en escuelas de bajos ingresos, y sienten más carga para las escuelas de la ciudad de Nueva York que una igual a los otros estudiantes.
La mentalidad de víctima se hace cargo de muchos de estos jóvenes, que se separan en grupos étnicos muy unidos. Son especialmente vulnerables al reclutamiento de pandillas callejeras, que se extienden por las áreas alrededor de la atmósfera de gueto de algunas de las escuelas de la ciudad de Nueva York a las que asisten.
De su lado, las escuelas de la ciudad de Nueva York son un refugio de nuevas oportunidades para los niños dominicanos y sus padres. Sin embargo, estas mismas oportunidades pueden ser la caída de los valores familiares de los inmigrantes y también de los niños. Es una espada de doble filo, afligida por dificultades estresantes y obstáculos insuperables para muchos.

Publicado en opinion

 

 

Noticias recientes