Elementos filtrados por fecha: Martes, 03 Octubre 2017
%PM, %04 %935 %2017 %17:%Oct

Sobrinos de Maduro Estan Fritos

Tenían la orden de permanecer callados, porque les prometieron que los abogados pagados por una empresa de Miami, relacionada con el gobierno venezolano, los sacarían del paquete sin mayores problemas, sin embargo, pese a que guardaron el más absoluto silencio, el juez del caso, Paul Crotty, desestimó los argumentos de la defensa y ahora los acusados, sobrinos del Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, pagarán bien caro su silencio.

Los niños mimados de la Primera Dama de Venezuela ,Cilia Flores, recibirán una condena ejemplar, según se desprende de la actitud del magistrado, Crotty,  que aceptó todas las acusaciones contra Francisco Flores de Freitas, 31, y su primo Efraín Antonio Campos Flores, 30, condenados por tráfico de drogas y al menos otros cinco cargos criminales más.

 El juicio ocupó las primeras planas de los diarios en Latinoamérica, debido a la notoriedad de los traficantes, ambos adoptados por Maduro y que según se conoció, gozaban de todos los beneficios de pertenecer a la familia presidencial.

Tenían pasaporte diplomático, pese a que desconocían absolutamente lo relacionado con un cargo de esta naturaleza. Uno de ellos se identificó como Abogado, pero el otro, era según trascendió en los medios, un vago indolente que aprovechaba cada una de las oportunidades que les ofrecía su cercanía con el gobierno para cometer todo tipo de tropelías.

Supuestamente extorsionaban a los acreedores de la compañía petrolera de Venezuela PDVSA y aparentemente solo aquellos que pagaban un porcentaje en dólares sobre las deudas, recibían el pago, valiéndose para ello de la colaboración de otro primo que fue colocado por Cilia Flores en la administración y tesorería de la compañía del Estado.

Igualmente según publicaron algunos diarios, ambos alegadamente se encargaban de sacar criminales de la cárcel, en especial connotados narcotraficantes que caían en manos de la justicia y  menos de 30 días salían  de a la calle, con el salvoconducto para poder traficar todo lo que se les ocurriera.

Los sobrinos del presidente Maduro pensaron que nunca pagarían por sus delitos, eran demasiado poderosos, más sin embargo, se les ocurrió “la brillante idea de negociar con la a guerrilla colombiana un lote de cocaína que llevarían primero a Honduras, donde poseían un cartel encargado del tráfico y luego hacia los Estados Unidos, destino final de la coca, que supuestamente negociaran por 20 millones de dólares.

Pero cometieron el peor error de su carrera como traficantes, se dejaron engañar por la DEA, la ambición los llevo a negociar con desconocidos que a la postre, resultaron agentes encubiertos de la autoridades norteamericanas, y antes de que notaran su error, fueron apresados y enviados a Estados Unidos para un proceso que comenzó hace dos años y que terminó hace tres  meses cuando un jurado los condenó por su intento de traficar la droga al país norteño.

Hoy, miércoles, cuando se llevó a efecto la audiencia oral, quedaron literalmente “fritos”, cuando el juez negó toda posibilidad de un nuevo juicio y los citó para el próximo mes, con la promesa de aplicarles una dura condena por sus delitos.

 

 

Publicado en Internacionales

   

SDE.- Después de una constante lucha entre diferentes sectores que se opusieron a la venta de la Iglesia Ermita del Rosario ubicada en la calle Olegario Vargas por parte de las Autoridades Municipales de Santo Domingo Este, y la Empresa Molinos del Ozama, y quienes no tuvieron otra opción que declinar a tan macabras pretensiones.

El Regidor del Frente Amplio de ese municipio Leónidas Calderón, suspendió mediante acto de alguacil el procedimiento de Acción de Amparo que durante varios meses venían realizando ante el Tribunal Superior Administrativo en contra del Alcalde Alfredo Martínez y la Empresa Molinos del Ozama.

“que se entienda que hemos decidido suspender este proceso ante este tribunal sin fecha fija por si se presenta de nuevo, éste esté vigente para cualquier cosa “ratificó Calderón.

Durante una entrevista facilitada a este medio digital el funcionario explicó que no se debe pasar por alto la solución de este propósito, ya que puede darse el caso de que en algún momento se intente de nuevo enajenar este patrimonio cultural de la humanidad y para entonces, no existan las condiciones necesarias.

En ese mismo orden el concejal hizo un llamado a dichas autoridades para que asuman mayor control, vigilancia, cuidado y protección de dicha capilla, incluyendo su calle de acceso y su puesta en valor, para que se realicen las actividades eclesiásticas pertinentes y además se cree una ruta en el lugar.

Publicado en Nacionales
Se dice, y parece no estar en cuestionamiento, que la educación es la base del desarrollo de los pueblos.
Siendo así, la inversión que viene realizando el gobierno del presidente Danilo Medina, en materia de educación, debe producir una revolución del conocimiento, elevando la calidad de la misma y capacitando los recursos humanos necesarios para abandonar el sub desarrollo.
Sin embargo, existen otros elementos de gran incidencia en la formación del ciudadano y en el tipo de sociedad que vamos moldeando en el tiempo, la familia, el entorno, la escuela, los estatutos legales.
En la época actual, tanto la familia como el resto de las variables que se conjugan para la formación del ciudadano, parecen haber sido arropados por la arrolladora incidencia de los medios de comunicación.
La sociedad dominicana, como pocas en la región y como ninguna en cualquier país desarrollado o que aspire a desarrollarse, está siendo atacada, invadida, bombardeada, ocupada, arropada, por una proliferación pandémica de  medios de comunicación y pseudo comunicadores, que desconocen la inmensa responsabilidad que supone el uso de esas herramientas en la formación de la sociedad.
Los tiempos en que los medios de comunicación suponían una garantía de buen ejemplo por la credibilidad de las informaciones, la profesionalidad de sus productores y conductores, el cuidado del lenguaje, de la vestimenta y el respeto por la dignidad humana, son cosa del pasado. Los medios responsables, profesionales, veraces, han sido arropados por su antítesis. Hemos crecido en cantidad, hemos descendido en calidad.
La radio nace en república dominicana en el 1942 y hubo de esperarse diez años para iniciar la primera transmisión televisiva en blanco y negro. Para 1980 existían en el país apenas ocho plantas televisoras.
Al día de hoy, en república dominicana existen 537 medios de tele o radio difusión, (381 emisoras de radio y 156 canales de televisión), de acuerdo a las cifras oficiales. Es posible que este número sea mayor, por las emisiones de medios no regulados o ilegales. Los medios escritos, han tenido mejor suerte.
Es a través de esta cantidad extraordinaria de medios de difusión, que estamos formando nuestra sociedad, y lastimosamente los medios que deforman, desinforman, mal informan, son muchos más que los medios que conocen su responsabilidad social.
Es necesario regular, tanto la proliferación de estos medios, como el producto que presentan a la sociedad.
La inversión cuantiosa de recursos económicos, técnicos y humanos, para mejorar la calidad de la educación,  está seriamente amenazada por la falta de educación y observación de las reglas morales y legales que se da en un número importante de los usuarios de  medios de comunicación que desconocen su papel en la formación social.
El esfuerzo y desvelo personal de un presidente que apuesta por la educación como vehículo de transformación moral, espiritual y material de nuestra sociedad, corre peligro ante la apabullante parafernalia sin contenido que reproducen un buen número de medios de comunicación masiva.
La extraordinaria inversión en capacitación de recursos humanos para mejorar la educación en república dominicana, está siendo eclipsada por pseudo profesionales y semi analfabetas que saturan un gran número de medios de comunicación.
Miles de horas de contenido desinformativo, se emiten diariamente a través de los medios de comunicación del nuevo orden, arropando a los medios tradicionales que producen contenido con profesionalidad.
La especulación, la fabula, la calumnia, la falsedad, son materia prima para un gran porcentaje de hacedores de opinión.
El respeto a la investidura, a la integridad de la persona, a las instituciones religiosas, empresariales o a la honra de los ciudadanos, no existe en el código de conducta de los mercaderes de la información que proliferan en tantos medios de comunicación que olvidan que una sociedad se forma con el ejemplo.
Si queremos una mejor sociedad y estamos invirtiendo en ello cuantiosos recursos, se impone mejorar la calidad de la información que reciben los ciudadanos, y para ello es necesario exigir el respeto a los códigos de conducta, de ética y de profesionalidad,  un gran número de quienes hacen uso de los medios de comunicación.
Publicado en opinion

 

 

Noticias recientes