Elementos filtrados por fecha: Jueves, 12 Octubre 2017

Cae en manos de la policía durante una redada contra drogas, uno de los presuntos homicidas del cantante urbano José Alberto Mosquea Mendoza.

El sospechoso fue identificado como Yeuris García Morales. La fiscalía dicto medida de coerción contra el alegado delincuente quien permanecerá al menos dos meses bajo custodia en el presidio de La Victoria, mientras hasta que concluyan las investigaciones.

Alberto Mosquea Mendoza, quien combinaba su trabajo como “motoconchista” con el arte urbano fue ultimado de varios disparos el pasado 2 de octubre a las 3:00 de la madrugada  en la Calle Tamboril, antigua 24, entre la Juan Pablo Duarte y Trina Moya Vázquez en el sector de Los Mina, cuando la víctima se desplazaba con un hermano y la novia de este por una calle de Santo Domingo Este.

Al momento de asalto los testigos identificaron a dos hombres como autores del atentado, ambos se desplazaban en una moto. El pasado miércoles en horas del mediodía, la policía le puso “los ganchos”, a uno de los criminales y esperan atrapar al otro en las próximas horas.

Un vocero de la policía dijo que Yeuris García fue arrestado en un punto de drogas en la comunidad de San Luis, durante una redada practicada por el Departamento Antinarcóticos.

Según trascendió, el sospechoso que continua huyendo, responde al apodo de “Monki” y suponen que se encuentra escondido en la sección de Los Mina Norte, en Santo Domingo Este.

Aparentemente la víctima y los supuestos criminales eran vecinos de la misma área del barrio Vietnam en Los Mina.

Publicado en Nacionales

Regidores del Municipio Santo Domingo Este, declararon hoy mientras se realizaba la sesión ordinaria en la sala capitular del Palacio Municipal, a la Directora del Plan Social de la Presidencia  señora Iris Guaba como persona no grata del municipio, por entenderse que en la institución que ésta dirige fueron maltrato y supuestamente vejados una comisión de regidores encabezado por la Presidente del Concejo Ana Gregoria Tejeda.
Tejada manifestó que una comisión de regidores  integrada por ella  y los regidores Elías Cuevas, Vocero de los regidores del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y Nancy Cuevas  Partido de la Liberación Dominicana (PLD),  dice que fueron a gestionar donaciones de raciones alimenticias crudas para ser repartidas a personas de escasos recursos económicos del municipio  y que fueron maltratados por personal de la institución.
 De su lado El regidor Rafael Hernández explico que cientos de personas con discapacidad no están recibiendo la ayuda  que dicha institución acostumbra a entregarles por lo que lo califico como un abuso de parte de la funcionara.
La resolución de la autoría del regidor oficialista Rafael Hernández,  conto con el apoyo de la mayoría de los ediles presentes, con excepción del  vicepresidente de la sala Felito Rodríguez, quien no voto por la misma 

Publicado en Nacionales
Hace algunos años me hice una pregunta: Los partidos políticos: ¿mesas replegables o qué? La respuesta que me di fue que, al ritmo que iban todos, incluido el PLD, serían, en poco tiempo, mesas replegables de bazar de baratijas. Sin embargo, en lo más recóndito, de una esperanza casi desecha, aspiraba a que mi partido (el PLD) propusiera, a partir del referente-legado Juan Bosch, una ley de partidos políticos que reivindicara, por lo menos  aquella categoría orgánica de excepción y que él tanto importantizaba: ¡la de miembro!
No obstante, el PLD, o mejor dicho, su cúpula-líderes son centro y protagonistas de un debate sobre un aspecto de la Ley de Partidos Políticos: primarias abiertas o cerradas. Tal reduccionismo, podría darnos una idea o lectura de qué aspecto, de la referida ley, preocupa y ocupa a la jerarquía de un partido político que, por décadas, estatuto y voluntad orgánica-doctrinaria de su fundador, fue escuela política donde se pensaba –equivocado o no- y se luchaba por un ideal de sociedad: la inconclusa de los trinitarios…
Y lo mas sintomático es descubrir que, una mayoría de la jerarquía del PLD, se ha pronunciado por primarias abiertas (pensaba que íbamos a llegar a ahí vía un proceso-consenso de madurez democrática nacional), es decir, por la realización de procesos eleccionarios internos donde participe el universo de los inscritos en el padrón universal de la JCE. Y me pregunto: ¿qué hizo posible que una mayoría de dirigentes-cuadros formados y fraguados al abrigo del predicamento orgánico-doctrinario de la importancia política-estratégica de un partido político –de disciplina, cuadros y formación-, de golpe y porrazo, se decantaran por una modalidad de primarias que contraviene, y de cuajo, la excepcionalidad orgánica miembro-militante a la que siempre se aferró su líder histórico?
Porque, honestamente, estaba tranquilo pues jamás me imagine que tal divorcio fundacional encontraría eco propositivo a ese nivel, ni mucho menos que se terminaría cerrando fila mayoritaria hacia tal propósito. A lo sumo, pensaba yo, esa preferencia la podrían enarbolar algunos cuadros aspirantes más próximo a la sociedad civil que al partido. Porque, al grueso de la jerarquía –y muy a pesar del runrún sobre lo que pensaba Danilo o Leonel, al respecto- siempre la creía partidaria de primarias cerradas. Y más que eso, que íbamos a ser los más radicales y coherentes, en la idea de que los partidos políticos, por fin –y obligado por ley-, construyeran padrones de miembros confiables y verificables para celebrar procesos eleccionarios internos bajo la supervisión de la JCE (porque, y es una verdad, ya en los partidos políticos no tenemos árbitros-miembros imparciales o no identificado con tal o cual proyecto presidencial). Pero no, me equivoque, medio a medio, la mayoría de la matrícula de la jerarquía de mi partido (llámese CP), quiere primarias abiertas y con el padrón universal de la JCE. ¡Vaya sorpresa!
En definitiva, que estoy, y sin quererlo, en medio de una disputa, pero además, partido o dividido en dos: por un lado, identificado con el Presidente Danilo Medina, en la idea de celebración de primarias simultaneas; y por otro lado, con el presidente del partido, Leonel Fernández, en la idea de primarias cerradas.
Resuelta, tal disyuntiva –por la vía que ya el CP decidió, tendré que acogerme, disciplinariamente, por el veredicto-dictamen de una opinión jurídica-constitucional y si se quiere “técnica”, no ya política y de partido, como debió ser.
Ojalá, resuelto ese impase –de interpretación jurídico-constitucional-, pasemos al otro nudo gordiano del asunto –y del que nadie quiere hablar: la ley de Régimen o Garantía Electoral, que es, como se dice popularmente: “donde la puerca tuerce el rabo”.
Ya veremos cómo bailamos ese trompo…
                                                           Francisco S. Cruz
Publicado en opinion

 

 

Noticias recientes