Gonzalo Castillo: El delfín del presidente o el preludio de la división

02 Ago 2019 Por José Núñez
4385 veces

“Del Presente al Futuro”

Ciertamente, Gonzalo Castillo es el segundo que se lanza a las aspiraciones presidenciales manejando también el segundo presupuesto más grande que existe entre las instituciones públicas, y que le permite manejar más recursos con relativa independencia por las características e importancia de las obras que se realizan en todo el territorio nacional.

Aunque debemos precisar, que a nivel de los lugares que reciben mayores recursos del erario, el primero que hizo pública sus intenciones de aspirar a la presidencia desde la institución que posee el presupuesto más voluminoso, fue el ex ministro de educación, el arquitecto Andrés Navarro.

Por la importancia de esa institución educativa, lucía como que el señor Navarro era el delfín o la persona escogida por Danilo Medina para que lo suceda, pero el transcurrir de los días ha evidenciado que nada que ver. Evidentemente, él no es el favorito del presidente.

Ahora como algo inaudito, el miércoles 31 de julio en la tarde, el señor Gonzalo Castillo, anunció su precandidatura a la presidencia por los peledeístas, faltando mucho menos días (67) que la cantidad de municipios (158), y de los distritos municipales (232) que hay en el país, para que se realicen las elecciones en sus Primarias Internas del día 6 de octubre próximo.

Y con relación a la cantidad de barrios con respecto a los días que faltan para realizar las Primaria Internas en el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), ni se diga, entonces cómo salir con aspiraciones presidenciales a estas alturas del juego.

Porque después de que casi una docena de aspirantes de los peledeístas, tener más de un año y otros hasta superando los dos años en esta nueva etapa, ya que en el proceso pasado también (año 2016), entre ellos, la gran mayoría, superó los doce meses con sus aspiraciones.

Por lo cual llama mucho a la atención, que surjan estas intenciones del señor Gonzalo Castillo en la presente coyuntura, es el Ministro del todopoderoso ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones, además, es un hombre muy cercano a Danilo Medina y manejando ese monstruo económico del Estado, es natural que las aspiraciones de una persona con ese cargo y su perfil, que en el pasado reciente (8 años atrás) ni político era, para que al estar la contienda interna del PLD en una etapa pre final, se destape con tales aspiraciones.

Eso manda un mensaje muy lógico de parte de Gonzalo Castillo, y es que sus aspiraciones las estás haciendo con la anuencia de su jefe político, dando a entender que él será definitivamente el delfín, y los otros 6 precandidatos que parecían más mendigos detrás de los votos de Danilo Medina, (exceptuando al señor Navarro) que aspirantes con carácter presidencialistas, ahora «les han dado en la madre», se han quedado con los moños hechos y la fiesta está encendida.

Aunque este tema no se queda ahí, hay que esperar las reacciones de un Temístocles Montás, que ha dicho en varias ocasiones, «que debe ser el tercer dirigente del PLD en asumir la presidencia, ya que Leonel, Danilo y él, fueron los tres principales hombres que diseñaron los triunfos del Partido, y ellos formaban un trío y hasta lo hablaron».

En el caso de Reynaldo Pared, el Secretario General de la organización, su cercanía longeva con Danilo Medina lo hacen hasta parecer familiares, por lo tanto, cualquier comentario abundaría, y en ese tenor, un hombre con méritos sobrados en el PLD, es obvio, que entre políticos, él se podría creer el delfín natural. Pero si se lo creyera, los hechos están inversos, por las causas que sean; no apuntan a que pueda ser el heredero de la antorcha de su amigo.

El otro en esa liga y con galones de militancia y fidelidad frente a Danilo de varias décadas, es el doctor Carlos Amarante Baret, aunque se nota a leguas que está tan ignorado o más que el propio Reynaldo, por lo tanto, él no estará en el testamento para ser el delfín.

Pero lo que podría incomodar a estos seis (6) dóciles precandidatos, seguidores del presidente Medina, es que Gonzalo Castillo va a venir empujado con todos los hierros por funcionarios que se habían mantenido esperando señales de su jefe político, y al salir en apoyo al flamante precandidato, se delatará que quien lo mandó en desmedro de sus «compañeros de grupos» fue el mismo Danilo Medina.

En este contexto, Carlos Amarante y Temístocles Montás, que se han visto tan ríspidos y dispuestos a pelearse con Leonel Fernández, qué actitud tomarán frente a este pescozón sin manos que están recibiendo desde el mismísimo centro del poder estatal?, y de paso; Reynaldo también se quedaría con el rabito abajo, donde el sol no llega.

Con Radhamés Segura, el que es por mucho el hombre que más se identifica con las bases del PLD frente a todos los demás danilistas que aspiran a ser escogidos como candidato a la presidencia, en realidad su proyecto nuevamente u otra vez, no ha prendido, y también, él no es un hombre del equipo de Danilo, independiente de que ahora se vio dándole un apoyo militante, por lo tanto, sería algo platónico que se creyera que puede ser el delfín. Imposible.

Para la situación de Francisco Domínguez Brito, si hubiese sido original del grupo de Danilo, desde ya lo hubieran señalado como el favorito, porque en honor a la verdad, éste es el que dentro de los números ínfimos de popularidad de estos siete precandidatos, lo del doctor Domínguez Brito son los menos malos, pero repito, él no es de ese equipo, por lo tanto, tendría casi que imponerse para ver si lo pueden hacer el heredero.

Aunque Domínguez Brito apoye al Presidente, pero no eres de fiar ahí, así es que su proyecto solo se va a sumar a otras de sus aspiraciones presidenciales fallidas, pero no le dejarán en la estructura danilista ni ser un pichón de delfín.

Entonces, como con esta repentina precandidatura de Gonzalo Castillo se aspira a recoger los votos dispersos y poquitos de los 6 restantes que se hacen llamar «danalitas y reeleccionistas para Danilo», aunque obviamente, la importancia para captar la simpatía y poder crecer electoralmente la tiene exclusivamente el apoyo que puede darle el presidente Medina con sus estructuras, por lo tanto, esa es la jugada política que podría encender la competencia.

En este contexto, Gonzalo Castillo, el nuevecito entre ellos, con su precandidatura presidencial y la influencia de Danilo Medina, también con la ayuda de los sobrecitos, además de la gran cantidad de bocinas en los medios de comunicación, es muy probable que pueda remontar entre un 20 y 35% en las votaciones de las Primarias Internas del PLD frente a Leonel Fernández, el 6 de octubre de este año.

Aunque en definitiva, no hay tiempo, tampoco un discurso político acabado, mucho menos un programa de gobierno, y por supuesto, los yerros de no tener el arte de la política, serán sus sepultureros, aunque ahora sí, siendo justo, realmente las papeletas pulularán en el apuramiento de Gonzalo Castillo.

Pero es que así no se vale, no se puede, mucho menos para beneficiar a un neófito…, esto parece más un llamado al fraccionamiento en el mismo grupo de Danilo y a la división del PLD, que a una competencia con cierto equilibrio y con un árbitro mínimamente imparcial.

Qué barbaridad!!!

Valora este artículo
(5 votos)