El domingo 5 de mayo se ratificó liderazgo de Leonel Fernández

10 May 2019 Por José Núñez
1793 veces

“Del Presente al Futuro”


El 5 de mayo, exactamente a las 10:26 p.m., el expresidente de la República y Presidente del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), doctor Leonel Fernández Reyna, colgó el siguiente tuit; «La extraordinaria multitud que hoy nos ha acompañado anuncia la victoria que habrá de conducirnos a dirigir los destinos de la República Dominicana. ¡No hay marcha atrás!».

Lo planteado anteriormente por el líder del PLD, a la cinco horas después de haber asistido como figura principal a esa actividad política, fue nada más y nada menos, por lo emocionado e impactado que quedó por el éxito rotundo de la misma, la cual tuvo como mensaje central, el anuncio de las más de dos millones de firmas y contando en apoyo a su candidatura para el 2020, también por el respecto a la Constitución y a la democracia dominicana.

Ciertamente, esa actividad que se podría ver como el cierre del primer ciclo político electoral que va a empujar indefectiblemente a Leonel Fernández nueva vez al solio presidencial, se convirtió en una de las más comentadas en los últimos años y cuidado sino no ha sido la que más se ha analizado dentro de su clase.

No hubo un solo medio de comunicación, antes ni después de este acontecimiento político que no se refiriera al tema, incluso, algo inaudito, desde su mismo partido, una actividad que tenía meses de haberse anunciado, le hicieron competencia, tanto en el interior del país como en el extranjero, y los de la casa que ostentan el poder, le montaron siete (7) actividades ese mismo día, con el interés expreso de restarle asistencia, ya que a cualquier gobierno le basta y sobra con la promoción estatal de las empresas públicas.

¿Con qué intenciones?, el nuevo e impredecible PLD gobernante, tipo «Caballo de Atila», lo sabrá.

Esa actividad política de los leonelistas llamó tanto a la atención, porque la asistencia fue muy masiva, brutal y entusiasta, sus impactos y la ratificación al liderazgo del político más sólido de América Latina quedó registrada en las portadas de todos los medios escritos y en los digitales del país, no quedó un solo sin también etiquetarla como noticia cimera.

Y la visibilidad televisiva en vivo, on-line, y después dé, también fueron sin desperdicios.

En las redes sociales, obviamente que esta actividad política hizo tendencias, y el tiempo que duró en las mismas, son de records, o sea, las predicciones favorables con el proyecto presidencial Leonel 2020 están en las nubes, otros dirían, en su mejor momento.

Esa jornada política ratificando el éxito de los cacareados registros de firmas y hasta cuestionados por los contrarios, por ser en pro de Leonel, y el apoyo de los diferentes sectores a que se respete la Constituían, sus críticos, los competidores, desde dentro y desde afuera de su partido, la han calificado de muy costosa entre otros calificativos que delatan sus frustraciones por el logro evidente y tan rotundo de la misma.

Aunque si la medimos por la publicidad de primer nivel y gratuita que recibió esta exitosa actividad, tal vez como nunca antes en la historia política del país se había dado, sin tener que pagar lobby ni peaje, se puede decir, que le salió por centavos el montaje al equipo de trabajo principal de los leonelistas. También la percepción de la fuerza del proyecto Leonel 2020 después de lo vivido en esta jornada, ha quedado súper afianzada.

Incluso, todavía hoy, días después del evento, esta actividad sigue como uno de los principales temas políticos, y ya es el referente para cualquier concentración de ese tipo que se quiera realizar, pero «compai Juan», aunque muchos han hablado, «no es lo mismo llamar al diablo que verlo llegar».

Y se puede criticar, pero imitar y competir en buena lid con el doctor Fernández en el terreno político, es más que duro, es decir, en honor a la verdad, sus adversarios, sin importar el litoral, tienen que recurrir a los golpes bajos, de lo contrario, se nota mucho que «las moscas no pueden elevar su vuelo a las alturas de las águilas», de ahí que no le interesa ni cazarlas.

Es que después que Leonel hace más de una año decidió empadronar, registrar y organizar una simpatía dispersa en todo el país y en el exterior donde residen dominicanos, ese liderazgo hoy es otra cosa, una fuerza respetable con ímpetu de sentimientos.

En definitiva, la demostración de fuerza del recién pasado domingo 5 de mayo, con un apoyo y entusiasmo tan marcado, delata ex ante, desde ya, quien será el candidato por el PLD y lo que se dará en las elecciones generales del año 2020; un triunfo resonante.

Valora este artículo
(2 votos)