Se repite la historia con Leonel…

28 Sep 2018 Por José Núñez
3660 veces

Se ha demostrado a través de los tiempos, de los acontecimientos históricos, que al observarlos, muchos tienden a repetirse, aunque por supuesto, generalmente las repeticiones de los acontecimientos sociales son con protagonistas diferentes y no necesariamente con las mismas estadísticas.

En este sentido, con Leonel Fernández se han dado y se están dando escenarios con características muy homogéneas a los períodos pasados y donde él fue y es la figura principal o una de ella.

Si, desde aquella vez cuando el Partido de la Liberación Dominicana -PLD-, presentó al joven y flamante doctor Fernández como su candidato presidencial para las elecciones generales de 1996, después de haberle ganado prácticamente con un 100% a los apreciados precandidatos, hombres figuras del país, al comandante, licenciado Norge Botello y al doctor Euclides Gutiérrez Félix, Leonel siempre ha resultado un acontecimiento en el terreno del combate electoral.

También lo propio sucedió con Leonel en el 2004 y en el 2008, ya que en el primero de estos dos años retornó al poder aclamado por la población y fue un verdadero fenómeno electoral, ganó las elecciones con más del 57%, y en el segundo año, se convirtió en la garantía para que el PLD siga al frente del erario.

Ciertamente, en esa coyuntura del 2008 a lo interno del partido morado era la única figura que podía poner un stop a Miguel Vargas Maldonado y su potente proyecto presidencial, el cual estaba muy triunfalista, y sus siglas eran MVP.

Ahora, para el certamen electoral del año 2020, todo indica un ímpetu en el proyecto presidencial del León, se están trabajando las condiciones para que sea nueva vez una candidatura imbatible, con potencialidades de sobrepasar las expectativas que se vienen creando.

En este sentido, es correcto reconocer que con el expresidente Fernández siempre que está en aspiraciones presidenciales o gobernando, él pone sus oídos en el corazón del pueblo y éste lo aclama con entusiasmo desbordante, incluso esta vez parece que las tensiones internas son o van a ser más fuertes que la competencia externa.

Es algo inexplicable y poco razonable, pero mientras el hacha va y viene, hasta que no se cierre la ya casi imposible reelección presidencial, ese fantasma del vuelve y vuelve, va a jugar un papel de crear tensiones entre los que controlan el Estado tanto desde el centro de la administración como desde la periferia o las gradas.

Por eso, afirmamos que al decir el hijo de Villa Juana que «no hay marcha atrás» cuando pronunció su discurso el 26 de agosto recién pasado, un ejército de peledeístas leonelistas que ya estaba en las calles y bien entrenados, es decir, en forma, ahora que están más motivados al escuchar esas palabras.

Han desenvainados sus sables y en cada lugar se siente este proyecto como lo que los pensadores objetivos y descomprometidos con el Poder vienen diciendo desde hace un buen tiempo, y también los dicen entre sus amigos los danilistas razonables; «que esa candidatura no tiene competencia interna». ¿Y quién?, ¿Cuál?

Es casi seguro tener a Leonel Fernández como el presidente del país para el período 2020-2024, digo yo entonces, si es que al Poder no se le nubla la razón y entre todos o entre los dos que realmente mandan mejor dicho (Danilo y Leonel), hacen lo que deben hacer.

¿Qué deben hacer?, nadie más que ellos dos en este país lo sabe, lo repito en letras mayúsculas, NADIE MÁS QUE LEONEL Y DANILO SABEN LO QUE HAY QUE HACER PARA SEGUIR EL PLD GOBERNANDO EL PAÍS.

 

 

Valora este artículo
(3 votos)