¡Un compromiso de todos!

11 Jul 2018 Por Joaquín Fernández.
1334 veces

Recientemente vi una imagen sobre el desbordamiento del Río Haina en Manoguayabo, Santo Domingo Oeste, y ciertamente el desbordamiento trajo consigo grandes cúmulos de basura, siendo estos en su gran mayoría plásticos, los cuales una vez utilizados podrían ser reciclados. Sin embargo, no es así.

En los sectores más marginados, las personas son tendentes a esperar una llovizna para sacar su basura y tirarlas al conten, estas a su vez llegan a las alcantarillas (donde hay), otras van directamente a las cañadas, ¿qué produce esto? Que una vez las mismas llegan allí, desembocan en el río más cercano y esto da lugar a la contaminación de nuestras aguas, y en momentos como estos (de lluvia), los ríos, las cañadas, el mar, tras su crecimiento, devuelven todo lo que no es de su pertenencia.

No basta con que Medio Ambiente o las Alcaldías limpien las riberas de los ríos, ni del mar, si el problema aún va a quedar, porque no se trata de la forma señores, sino del fondo de las cosas. No podemos nosotros pretender contaminar, contando con que la alcaldía va a limpiar. El trabajo por el desarrollo de una ciudad, de una comunidad, de un pueblo, no puede el gobierno local ni el central llevarlo a cabo solo. Se requiere de un esfuerzo conjunto, de un esfuerzo de todos.

El gobierno central, conjuntamente con las alcaldías, deberían de desarrollar planes en conjunto (Educación ciudadana) para combatir este mal, un mal que no sólo nos está afectando ahora en el presente, sino que influye de manera muy directa en el porvenir de nuestra nación y el mundo. A esto le llamamos señores: política de Estado.

Concienticemos, formemos y eduquemos a nuestra ciudadanía. Porque un esfuerzo conjunto (gobierno local/central + ciudadanía), es responsabilidad de todos.

Vamos. ¡El país nos necesita!

Valora este artículo
(3 votos)