Primarias, Reforma Constitucional y la Reelección

08 Mar 2018 Por José Núñez
435 veces
Toda esta situación de las primarias abiertas o cerradas, una reforma constitucional y la reelección presidencial, nos presenta un denominador común, al Partido de la Liberación Dominicana (PLD), y con los puntos de vistas diferentes entre sus dirigentes, entonces, como ya echaron a un lado la unificación de criterios en esa organización, han puesto una gran parte de la población en vilo antes de llegar a una solución o salida de estos temas.
 
Los dilemas actuales del PLD en los puntos; primarias abiertas o cerradas, la Reforma Constitucional y la reelección presidencial, enfrenta a las opciones que siempre involucra en una posible salida sus dos principales líderes, Danilo Medina y Leonel Fernández.
 
Los peledeístas son el centro nodal del escenario político nacional, como se mueven sus altos dirigentes; Leonel y Danilo, así van los principales temas en el debate político nacional. También internamente existen intereses encontrados, lo que pone la solución o acuerdos entre las partes más conflictivas y tienden a darles larga.
 
Están navegando libremente, la oposición política que nos gastamos en el país frente al gobierno está desarticulada, atomizada y no tiene un mensaje coherente, además, no presenta propuestas, éstas no existen literalmente hablando.
 
En el caso del debate público de las elecciones primarias internas, de que se realicen abiertas o cerradas, es un tema donde aplastantemente las fuerzas políticas opositoras están consensuadas a que no sean abiertas, coincidiendo con la posición del expresidente Leonel Fernández, “de que deben ser cerradas o como decida cada organización, pero nunca que sean producto de una imposición legal”.
 
Y también, sectores del ámbito social y jurídico al igual que la Juta Central Electoral favorecen las elecciones internas cerradas o que cada partido la realice a su mejor parecer, lo que evidencia que las primarias abiertas difícilmente pasarán, y es que basan sus argumentos opuestos a las mismas en criterios legales y constitucionales.
 
La Reforma Constitucional, se vuelve a recurrir a la misma porque el asunto de las elecciones primarias en los partidos es un asunto de Ley Orgánica, es decir, que para modificarla o cambiarla, ésta debe ser aprobada con la dos tercera partes del Congreso Nacional, o sea, de ambas Cámaras Legislativas.
 
Entonces, como en el PLD no hay consenso con este tema, y los otros partidos políticos abrumadoramente están a favor de primarias cerradas, mucho menos tocarle el tema de reforma para otra reelección, salvo que el señor del maletín haga su presencia, por tanto, es evidente qué pasará con ésta y cualquier reforma a la Constitución que se trate de realizar forzosamente; cosecharía lo que intente sembrar.
 
Aunque en honor a la verdad, del Presidente de la República, lo que se dice es que él personalmente no está en eso de otra reelección, todo lo contrario, inclusive, ya van tres o cuatro voces que han dicho que el mandatario le dijo que ya, pero muchos de sus súbditos y los aferrados a la vaca estatal, hasta algunos aliados, le toca esa música.
 
En lo que el hacha va y viene, otros plantean que al Presidente Medina le gusta que le toquen esa   música de la reelección presidencial, y preocupa a la mayoría que se anime a bailarla, fundamentando sus incertidumbres en que las consecuencias de toda forma serían letales; primero en el PLD, y después, para el país.
 
Y como existe el precedente reciente, entonces todo se sospecha…, muchos están “moca”, por lo tanto, hasta que Danilo Medina no vuelva a jurarlo, tal cual lo hizo frente a casi la totalidad de los miembros del máximo organismo de su partido, el Congreso del PLD, cuando lo proclamó como su candidato oficial para las elecciones recién pasadas, el 31 de enero del 2016, en el Centro Olímpico. 
 
En definitiva, todo este stress que se viene generando, empujará necesariamente para que las cosas se digan antes dé, ya que una buena gestión de gobierno como la que viene desarrollando Danilo Medina y el PLD, no debe tener como estandarte un pueblo en ascua o inquieto, lo que no significa que vuelva a decirlo ahora, hoy o mañana; “que no irá a la reelección”, pero sí parece que tendrá que ratificarlo en un corto plazo.
 
Mientras, que siga el cuchicheo y molestándoles a muchos hoy, los que ellos hicieron ayer, trabajar para fortalecerse, y además éstos lo hacen, para garantizar que no les den otro palo acechado…
Valora este artículo
(3 votos)

 

 

Noticias recientes