Lo que Leonel omite en su artículo: "El PLD, 20 años después"

28 Ago 2016 Por Miguel Espaillat Grullón
1868 veces

Leonel Fernández, Margarita Cedeño, Euclides G Felix, Felix Bautista, Reinaldo Pared Pérez y otros de similar "linaje", nos tienen acostumbrados a sus discursos, artículos y pronunciamientos moralistas, que irritan a los que tenemos el intelecto para descubrir todo el cinismo que se esconde y destila, en los párrafos o intervenciones orales de ellos, evidentemente antítesis de Bosch y de todo lo humanamente sano y racional.

Bosch en su carrera política sostuvo: "Los dominicanos saben muy bien que si tomamos el poder no habrá un peledeísta que se haga rico con los fondos públicos; no habrá un peledeísta que abuse de su autoridad en perjuicio de un dominicano; no habrá un peledeísta que le oculte al país un hecho incorrecto, sucio o inmoral".

Pero sucede, que Euclides G Felix, en el 2004 declaró tener un patrimonio de 10 millones de pesos. En el 2008 de 152 millones; y en el 2012 declaró tener, 347 millones. Siendo así, por proyección, en el 2016 el patrimonio de este individuo, que dice ser boschista, debe andar por los mil millones de pesos.

Felix Bautista, en sus inicios declaró un patrimonio de 500 mil pesos, y apenas 15 años después, declara tener un patrimonio de 26 mil millones de pesos.

La fortuna de Reinaldo Pared Pérez es tan grande, que en su ostentación y burla al pueblo colecciona relojes Rolex y carros de hasta 500 mil dólares. Su patrimonio, hasta ahora es incuantificable. Lo mismo sucede con Margarita Cedeño y de cientos más de peledeistas, como son los casos de Temistocles Montas, Diandino Peña, Francisco Javier García, Los Germán, Victor Díaz Rúa y de todos los miembros del Comité Político y del Comité Central; todos con fortunas en constante y sonante, que llegan a los quinientos, a los mil, a los dos mil, tres mil y hasta los cuatro y cinco mil millones de pesos.

En este inventario, la fortuna de mismo Leonel Fernández, también es incuantificable. Se dice que Felix Bautista es su testaferro, por lo que la prodigiosa fortuna que ostenta el poderoso senador por San Juan de la Maguana y Secretario General del PLD, en realidad pertenece a Leonel Fernández. De su Funglode, todos sabemos que su capital es originario de extorsiones a los ingenieros que fueron los contratistas de las obras del Estado en su gobierno y de otras fuentes no santas. Y de su vida, tan esplendorosa, de lujos, de continuos viajes alrededor del mundo alojándose en los mejores hoteles y de tantos gastos personales, es imposible darse en un individuo que no tenga el mismo caudal económico que un jeque árabe.

Leonel, en su artículo "El PLD, veinte años después", omitió explicar, de qué manera todos los peledeistas aludidos en el párrafo anterior se hicieron millonarios en tan corto tiempo y a contrapelo de las promesas de Bosch, de que ningún peledeista se haría rico con los fondos públicos. En esta ocasión, el león obvió explicar, que el Metro fue sobrevalorado en un cien por ciento. Solo de los vagones se tienen datos ciertos, que fueron comprados al doble de su valor.

Leonel soslayó en su artículo, (imagino que por humildad), exponer su patriotismo, manifestado con el "contrato modélico" que él concedió a la Barrick Gold, para explotar el "trapo de oro" contenido en las entrañas de la tierra de Pueblo Viejo en Cotui. Supongo, que ese 97-3 de beneficios a favor de esa transnacional minera, mas cederle las aguas de la presa Hatillo sin pago alguno, así como darle subsidios de combustibles y exoneraciones fiscales y transporte del oro en los helicópteros de Victor Díaz Rúa, e incluso dejar pasar ese oro sin fiscalización y malévolamente camuflageado como otro mineral, por los aeropuertos, ¿sería con el objetivo de rejuvenecer a Pueblo Viejo y a la vez honrar las enseñanzas que recibieron de Bosch los peledeistas, respecto al celo que debemos tener los dominicanos con nuestros recursos naturales?

También, Leonel dejó pasar en ese recuento de logros peledeistas, el patriótico contrato de la carretera Sto. Dgo- Samaná, en el cual, unos inversionistas colombianos, enemigos acérrimos de operaciones mafiosas, con 150 millones de dólares invertidos en esa carretera, conseguirán 5 mil millones de dólares en un plazo no mayor de 30 años. Con similar "honradez boschista" se comportó el león con las compañías eléctricas, y con los contratistas que se ocuparían de la construcción y administración de nuestros puentes, carreteras, puertos y aeropuertos, e igualmente, en el desmantelamiento del CEA y en las privatizaciones de nuestras empresas estratégicas.

Igual olvido tuvo a Leonel, al no traer a colación en su "brillante artículo", las sobrevaluaciones de la remodelación del palacio de Bellas Artes, y de todas las construcciones y remodelaciones hechas en la UASD, especialmente la del parqueo. Pero también, a Leonel se le escapó escribir sobre las privatizaciones de las empresas estratégicas del Estado, de las cuales, los dineros de esas negociaciones nunca han aparecido. Por igual, Fernández, tampoco aclaró donde fueron a parar los 125 millones de la Sun Land, por lo cual el Estado (el pueblo dominicano), tuvo que pagar 50 millones de dólares, por concepto de incumplimiento de contrato, mas esos 150 millones con sus intereses. Con iguales sobrevaluaciones, se construyeron todas las obras del Estado, ocasión en que Felix Bautista, su niño mimado, como director de la Oficina de Ingeniero Supervisores de Obras del Estado (OISOE), guisó de lo bueno y a sus anchas, haciéndose de los 26 mil millones aludidos, que la podrida justicia dominicana le reconoció como suya legalmente, capital que sabemos, cual es su origen y condueño.

Leonel (sigo asumiendo que por humildad), tampoco aclaró en ese artículo, que la quiebra del Baninter llegó a ese nivel, porque él, primero como Presidente de la República y después como asesor de esa institución, era conocedor de todo el desastre financiero que estaba ocurriendo en ese banco, por lo que irremediablemente iría a la quiebra, pero él, "por puro patriotismo", por responsabilidad de sus funciones, y hasta para honrar la memoria de su mentor o mentores políticos ( Bosch, Balaguer y Vincho), optó por dejar que esa bomba explotara en otro gobierno, como al final sucedió, para después lavarse las manos como Pilatos, o escurrirse como la gata de María Ramos e incluso sacarle provecho a esa quiebra, achacándosela perversamente a otros y exculpando a los banqueros causantes de esa quiebra, tal como lo hizo con Vivian Lubrano y Ramoncito Báez.

El león de marras, nos revela en su artículo que el Producto Interno Bruto (PIB), en los gobiernos del PLD pasó de 18 mil millones de dólares en 1996 a 68 mil millones en el 2015, lo que es cierto, pero no porque el PLD estuvo en el poder, sino, porque el crecimiento de un país en desarrollo, donde falta todo por hacer y tiene abundantes riquezas como el nuestro, el crecimiento se da casi espontaneo y en concordancia con ciertos factores nacionales e internacionales ajenos al gobierno de turno. En el caso dominicano, en el tiempo que Leonel alude, el PIB debió de crecer más, y no sucedió así, porque Leonel abandonó el campo, para privilegiar las importaciones que hicieron millonarios a muchos de su círculo político más cercano. Su ministro de agricultura, Salvador (Chio) Jiménez, con esas importaciones salió más que millonario. También, Fernández en su escrito señala, que la inflación, que durante años fue una tragedia nacional, se ha mantenido baja y que la tasa de cambio se ha mantenido controlada. No sé de donde este expresidente ha sacado que la inflación se ha mantenido baja, parece que él no paga luz ni transporte, no va de compra a los supermercados ni a las farmacias, ni a las carnicerías, ni al médico, ni compra una cerveza, ni un galón de leche, ni pan ni plátanos, o sobres de café. Al que le regalan estas cosas, o tiene mucho millones, no siente los efectos de la inflación. Y si el dólar se ha mantenido estable, no se debe a una sana balanza de pagos, en base a una regulación de las exportaciones e importaciones, sino a la inyección constante de miles de dólares al mercado de divisas, mediante préstamos onerosos que tendremos que pagar al precio de muchos sufrimientos.

El aumento del Producto Interno Bruto (PIB), por medio al turismo, tampoco fue obra por el eficiente trabajo de Leonel en esta área; la misma es una actividad que se desarrolla a largo plazo y con capital mayormente foráneo. Lo que sí es obra de Fernández y Danilo es el aumento de las remesas de los dominicanos residentes en el exterior, pues mientras peor se torna la situación en el país, mas dominicanos se ven forzados a emigrar, los cuales se constituyen automáticamente en remezadores.

Por otro lado, siendo el actual Producto Interno Bruto (PIB), per cápita, equivalente a 303,975 pesos, a la tasa de 45 por uno, lo que significa que cada dominicano recibe en promedio 25 mil 331 pesos con 25 centavos por mes, entonces, ¿cuál es la razón por la cual, a los policías se le ha frisado el salario en 6 mil pesos por mes, para una diferencia de 19,331 pesos con el PIB per cápita? ¿Cómo es posible que Leonel ni Danilo, en 20 años de gobierno, no hayan aumentado esos sueldos de hambre, a sabiendas del trabajo tan importante que ellos hacen para enfrentar la delincuencia, y mas, cuando ellos tienen el conocimiento, que esos bajos salarios empujan a delinquir a quienes los perciben, por una cuestión de sobrevivencia. Pero estos predestinados, en vez de hacer ese aumento, han dedicado el dinero del Estado al clientelismo y al rentismo político, llenando las nóminas gubernamentales con miles de botellas, que terminan siendo activistas políticos y parásitos, que no rinden ningún servicio o trabajo productivo, recibiendo por ello, emolumentos, 10, 20,30, y hasta 40 veces el sueldo de un policía. Y de los sueldos de los funcionarios, botellas consulares y congresistas, ni hablar.

Leonel, versátil y ecléctico como él solo, ha sido boschista, balaguerista, vinchista, socialista, marxista, leninista, demócrata, liberal, neoliberal, chavista, antichavista, vanidoso faraón, ente mesiánico, humilde y pobre en antaño, ahora millonario, en veces conciliador, a ratos anarquista, en mucho predestinado, el único que sabe conceptualizar, albacea de los pobre, abogado de los ricos, invocador de los evangelios, confeso de Cristo y Moisés y a la vez, admirador de Maquiavelo y Fouché, en público intolerante con la corrupción, en privado permisivo, un genio del sofisma y el soflama, un fracaso total en la práctica de lo que predica, en un tiempo profesor y a la vez, opuesto al aumento del presupuesto para la educación. Ha sido el león que mas ruge, luego por obra de Danilo, un pobre gatito, y hasta ha llegado a ser verdugo impenitente de la Soberanía Nacional.

No sé por qué, este león, no ha consignado claramente en su artículo, éste importante logro (malograr la Soberanía Nacional), unos de sus mayores éxitos, aunque con el contrato concedido a la Barrick Gold y otros, nos dio una orejita...una pincelada de su patriotismo. En este orden, Leonel soslayó ( vuelvo a suponer que por modestia), que su gobierno y ahora el de Danilo, han hipotecado el país, con una deuda eterna de casi 50 mil millones de dólares, para que los dominicanos del presenten gocen de los beneficios de esos préstamos, ya que los dominicanos del futuro, no van a sufrir por esta deuda, porque no existirán, puesto que la profetizada "Segunda Venida de Cristo" se dará antes que se dé la anunciada debacle económica, social y política, que le vendrá al país, una vez agotada la capacidad de endeudamiento, cuando nos veremos obligados a desenvolvernos sin prestamos y a pagar los monstruosos fondos buitres, con sus grandes intereses acumulados.

En adición a todo el legajo anterior, están los fraudes electorales, las costosísimas campañas, que generan enormes hoyos fiscales, que se cubren con más impuestos. En este renglón, también cabe, la compra con millones de pesos de los congresistas para modificar la Carta Magna, con dinero sacado de la sobrevaluación de la carboelectrica Punta Catalina, operación ésta, ya tan al descubierto, que se hace imposible soterrarla a sus autores. También, algo semejante pasó con la compra de los famosos aviones Tucanos. Es ya de dominio público que Estados Unidos ofreció donar unos cuantos aviones y vender 9 por 25 millones de dólares, oferta que fue rechazada por el expresidente y sus honorables senadores, para en cambio, comprar los aludidos Tucanos a Brasil, por la suma de 93.7 millones en lo que hubo sobornos de 3.4 millones por un lado y 6.5 millones que fueron a parar a las manos del máximo líder del PLD, de aquellos tiempos.

En fin (nos dice Leonel), "durante los cuatro gobiernos peledeístas, la República Dominicana ha vivido una época de paz, de estabilidad, de grandes cambios, de gran progreso y de notable florecimiento. Algunos le llaman el milagro dominicano". No entiendo cómo conciliar esta declaración, con la ola delincuencial y el aumento de crímenes de sangre y de toda índole, que tiene el país sumido en las mayores angustias y temores.

"El PLD (expone el león en su artículo), ha sido el Partido del Diálogo Nacional y de los Pactos de Gobernabilidad. Ha sido el partido de la modernización del Estado dominicano. Esa capacidad de navegación de los gobiernos del Partido de la Liberación Dominicana se ha traducido en prosperidad y bienestar para nuestro pueblo". Esta declaración es cierta en parte. No podemos olvidar el "pacto patriótico" que hicieron con Balaguer, para según ellos cerrar el camino malo. Y lo hicieron usando de un Bosch, que no sabía lo que hacía, debido al avanzado estado del alzhéimer que padecía. Pero esa cacareada prosperidad y bienestar de nuestro pueblo, tendremos que acudir al propio pueblo para que sea él quien la certifique. Al efecto, tendremos que preguntarle a esa mayoría que recibe 6 mil pesos de salario, si han sido beneficiados por esa prosperidad y bienestar que alude el león. También le preguntaremos a los pobres que acuden a los hospitales con seguros y sin seguros, donde ya dentro, se dan cuenta que esos centros de salud, son cascarones vacios, donde no hay ni gasa para limpiar una herida. También le preguntaremos acerca de esa prosperidad y bienestar a los miles de desempleados y a los ancianos que se mueren porque los medicamentos para la diabetes, la presión alta y otros males, no están a su alcance. Para elucubrar sobre esa prosperidad y bienestar viajaremos al exterior para preguntarle a los casi tres millones de dominicanos en exilio forzoso, ¿por qué se fueron del país, y por qué cada vez están compelidos a mandar más dinero, medicinas y comestibles a sus familiares?

En cuanto a su referencia de la profesionalización de la justicia y el de la institucionalidad para la transparencia, en un país donde no hay justicia ni institucionalidad. No entiendo como este genio ha podido lograr este surrealismo, a contrapelo de una realidad evidente que lo contradice, el caso de Felix Bautista y decenas más son evidencias de esta contradicción.

"En la actualidad (termina escribiendo el león), veinte años después, el Partido de la Liberación Dominicana se ha consagrado como el arquitecto del progreso y el bienestar del pueblo dominicano". Bueno..., en la actualidad, los buenos gobiernos y los buenos gobernantes, son aquellos que con sus acciones le proporcionan a su pueblo la mayor felicidad. Bajo este criterio, es imposible que el PLD sea el arquitecto del progreso y el bienestar del pueblo dominicano tal como sostiene el león. Los gobiernos del PLD, solo han beneficiado a los más ricos y desfavorecido a los pobres, a los cuales han soltado en banda. Del enorme incremento de las riquezas generadas en los gobiernos peledeistas, los pobres no se han beneficiado en nada, al contrario, han pasado a ser más pobres, pues con los mismos ingresos de antaño, han tenido que comprar los alimentos y artículos en general, más caros. Y la cosa no ha sido peor, gracias a que todo dominicano tiene un pariente en el exterior, que con sus remezas y demás envíos, ayudan a paliar las necesidades.

Conclusión

El arquitectismo del progreso y el bienestar del pueblo dominicano que el león (hoy gatito), atribuye a los gobiernos del PLD, están por verse. A contrapelo de esta visión de Leonel, por todo el Territorio Nacional, campea la pobreza, la miseria extrema, el desempleo, el hambre, la delincuencia, la falta de servicios públicos, y lo que es peor, la desesperanza de todo un pueblo, no que no ve la luz al final del túnel, con tantos ladrones y gente desaprensiva gobernando.

Por todas partes, se pega el grito al cielo; y lo que se oye, es: esto no sirve; este país se jodió; a todos nos está llevando el diablo; Leonel y el PLD y ahora Danilo, le han hecho un daño terrible a este país; esto no tiene compón; esto es irreversible; esto no tiene madre; esto no tiene solución. Por suerte, para no abundar más, el león no hizo ninguna acotación sobre la obscena corrupción de los gobiernos encabezados por él y Danilo. Al parecer, esta referencia se le olvidó. ¿Será por listo, o porque 20 años después, está entrando en la fase de Alzheimer severo, tal como le ocurrió a su supuesto mentor?

Valora este artículo
(2 votos)

 

 

Noticias recientes