Coerción contra tres acusados de intentar comercializar con recién nacido

06 Dic 2018 Nota de Prensa
258 veces

SANTO DOMINGO.- Una ardua labor investigativa y de recopilación de evidencias hizo posible la imposición de medidas de coerción contra tres personas a las que el Ministerio Público de esta demarcación les atribuye intentar comercializar un recién nacido a cambio de RD$100 mil, durante un hecho ocurrido el pasado mes en Villa Mella, en el municipio Santo Domingo Norte.

La medida fue impuesta a los imputados Leandro Hilario Lantigua Díaz (el comprador), a quien les fueron dictados tres meses de prisión preventiva en la Penitenciaría Nacional de La Victoria, en tanto que a Anmy Méndez Espinal (la intermediaria), también les fueron impuestos tres meses de reclusión en el Centro de Corrección y Rehabilitación Najayo Mujeres, en San Cristóbal, y a Arisleidy García Gómez (la parturienta), le fue aplicada una medida de coerción consistente en presentación periódica y una garantía económica de RD$500 mil a través de una compañía aseguradora.

La Fiscalía de Santo Domingo Este suministró evidencias fehacientes que fueron valoradas por la Oficina de Atención Permanente de esta jurisdicción para imponer las medidas de coerción.

En un comunicado de prensa mediante el cual ofreció la información, el Ministerio Público explicó que ha otorgado al presente caso la calificación jurídica provisional de violación a varios artículos del Código para la Protección y los Derechos Fundamentales de los Niños, Niñas y Adolescentes (Ley No. 136-03), y los artículos 1 literales A y 3 de la Ley No. 137-03 sobre Tráfico Ilícito de Migrantes y Trata de Personas.

Según consta en el expediente, el 25 de noviembre de 2018, aproximadamente a las 9:05 de la mañana, la ciudadana Arisleidy García Gómez, se presentó a una clínica del indicado sector, con la finalidad de que le fuera practicada la cesárea correspondiente a su embarazo de 38.3 semanas, estableciendo no tener documento de identidad y manifestando llamarse Sonia Shena.

Indica en ese orden, que ante esa situación, la clínica le exigió el documento de identidad del padre, procediendo la imputada a entregarle una copia de la cédula de identidad y electoral de Leandro Hilario Lantigua Díaz, a los fines de registrar el nacimiento del recién nacido con el apellido Lantigua, quien aparentaría ser el padre, mientras que por lo acordado, ella se llamaría Sonia Shena de Lantigua y no Arisleidy García Gómez como corresponde.

La acción fue frustrada gracias a las labores de inteligencia llevadas a cabo en este caso por el Ministerio Público de Santo Domingo Este en coordinación con la Policía Nacional, destaca el comunicado de prensa.

Valora este artículo
(0 votos)

 

 

Noticias recientes