Desacuerdo Político entre Dominicanos Preocupa a Líder Boricua

31 Jul 2018 Por Jhonny Trinidad
2232 veces
El reverendo y concejal Rubén Díaz y el congresista Adriano Espaillat El reverendo y concejal Rubén Díaz y el congresista Adriano Espaillat

NUEVA YORK.- El reverendo y concejal Rubén Díaz aclaró que aunque criticó al liderazgo dominicano del Alto Manhattan por no haber apoyado la reelección de la senadora estatal Marisol Alcántara, jamás llamó traidores a esas personas.

"Es cierto que critiqué que los oficiales electos de origen dominicano apoyaran a un afroamericano para tratar de despojar a Marisol Alcántara de la curul que ocupa en el Senado y que entiendo que se ha ganado esa comunidad, pero nunca dije que el congresista Adriano Espaillat sea un traidor, como publicaron algunos medios", expresó.

"A los que llamé traidores fue a los dominicanos que han lanzado candidaturas al senado estatal para restar votos a Marisol Alcántara", aclaró.

Manifestó que le preocupa que en el Alto Manhattan "hay una persona de una raza diferente enfrentando a Marisol Alcántara, y para hacerle más grande el problema, hay un dominicano postulándose contra Marisol. Eso le va a restar votos a la nuestra, y la comunidad dominicana puede perder ese asiento. Eso hay que evitarlo".

"Yo dije que eso en mi país se llama traición, pero están diciendo que yo llamé traidor a Adriano Espaillat. Creo que es traición y es traidor cualquiera que le quite votos a Marisol Alcántara, y estoy con ella porque Espaillat fue su mentor y me pidió que la ayudara", dijo Díaz en rueda de prensa.

"Quiero que Adriano Espaillat sepa que mis palabras no fueron para acusarlo de traidor", reiteró.

Díaz, de origen puertorriqueño explicó que su defensa a Alcántara no es una intromisión en la política de los dominicanos, ya que "siempre he ayudado a los dominicanos, pero lo que me preocupa es que ellos pierdan ese asiento".

Recordó que "también dije y escribí en mi artículo semanal que al Contralor de la ciudad de Nueva York, Scott Stringer, no le gusta que los latinos, especialmente los dominicanos, ocupen posiciones como senadores estatales".

"Y es que dicen las malas lenguas que Stringer ha tomado la oportunidad de desquitarse con los dominicanos por algunas desavenencias pasadas entre él y el liderazgo dominicano", indicó.

"Entonces, como un guerrero que esta hambriento de venganza, Stringer ha decidido apoyar a los candidatos contra los únicos dos dominicanos", afirmó.

Agregó que "también dije que se ve muy feo que a sabiendas de eso, el liderazgo dominicano del Alto Manhattan no se una y decida respaldar públicamente a una de los suyos, como es la senadora Marisol Alcántara, pero nunca me referí directamente al congresista Adriano Espaillat".

 

 

Valora este artículo
(0 votos)