Cancelan juego inaugural de los Miami Marlins ante explosivo aumento de casos de COVID-19

27 Jul 2020
589 veces

La situación de los Marlins ha alcanzado un punto crítico. Después de perder cuatro peloteros debido al coronavirus este fin de semana, otros ocho peloteros y dos miembros del equipo de coaches han dado positivos para elevar la cifra a 14, obligando al equipo a cancelar su vuelo de regreso a Miami.

Ante la expansión del virus dentro del equipo, el choque de esta noche en La Pequeña Habana contra los Orioles ha sido pospuesto, aunque todavía se espera una declaración oficial del alto mando y de las Grandes Ligas, que están enfrentando su primer gran dilema en la nueva temporada.

Por el momento no hay planes de cancelar la contienda, pero la preocupación resulta evidente en los 30 clubes y ahora se espera ver que tipo de respuesta ofrecerá el comisionado Rob Manfred, si esta situación continua evolucionando de manera negativa.

Si el receptor Jorge Alfaro se veía imposibilitado de calzar los arreos el Día Inaugural, el domingo José Ureña debió abandonar su puesto en la rotación debido a que una prueba reveló que portaba el COVID-19, cediendo su puesto a Robert Duggar.

Poco después, varios medios de prensa, incluyendo MLB Network, reportaban que el jardinero y primera base Garret Cooper y el jardinero Harold Ramírez también debían someterse a una cuarentena por la misma causa, pero podría no ser el único que tenga problemas por debido a la pandemia.

Pero ahora se trata de una expansión desbordada del COVID-19 dentro de los Marlins, una realidad que obligaría la club a realizar varios movimientos y que, sin duda, amenaza con descarrilar cualquier plan para este 2020.

Tras finalizar la serie en Filadelfia, los peces debían regresar el domingo en la noche a Miami para su Día Inaugural en casa, pero cambiaron los planes para el lunes bien temprano, algo que ahora tampoco sucederá mientras se lidia con la contención del virus.

Otros equipos, como los Orioles que debían jugar este lunes, han expresado su preocupación por la situación difícil desde el punto de vista sanitario en el mercado de Miami, donde el estado de la Florida reportó solo el 26 de julio unos 9,000 nuevos casos de contagio.

La Florida supera los 425,000 casos confirmados y se acerca a los 6,000 muertos, mientras que el Condado Miami-Dade ha debido dar marchas atrás en ciertos aspectos de su desescalada por el alarmente ritmo de contagio, algo que evidentemente, afecta al equipo de Grandes Ligas.

El Nuevo Hrald

Valora este artículo
(0 votos)