Eduardo Núñez concreta su sueño de jugar el Clásico de Otoño con HR

24 Oct 2018
594 veces

BOSTON – Eduardo Núñez siempre fue un personaje de reparto en sus cuatro temporadas con los Yankees de Nueva York con peloteros como Derek Jeter, Robinson Canó y Alex Rodríguez acaparando los titulares.

En su breve trayectoria por Minnesota y San Francisco los últimos años, nunca fue el foco de atención, pero eso llegó a un decisivo punto final la noche del martes en el primer partido de la Serie Mundial 2018, en la que su cuadrangular de tres carreras como emergente decidió el juego a favor de los Medias Rojas de Boston por 8-4 sobre los Dodgers de Los Ángeles.

“Al principio, pensé que iba a ser un sencillo, porque la bola subió mucho y sabía que esa bola no iba lenta y cuando vi que se fue del parque, estaba muy emocionado, porque no esperaba que se fuera”, explicó Núñez luego del encuentro.

“No me importa ser un héroe. Mientras tengamos la victoria, eso es todo lo que importa. Estamos aquí para ganar y perder juntos. ¿A quién le importa quién es el héroe esa noche? Mientras tengamos a un héroe es una buena sensación, porque significa que tenemos la victoria”, continuó el antesalista dominicano.

Para Núñez fue un momento aún más especial por que en octubre del año pasado no pudo ser parte de la postemporada tras lesionarse en su primer turno al bat en el primer juego de la Serie Divisional, teniendo que ser cargado fuera del terreno al resentirse de la rodilla derecha.

El dominicano había sido la bujía del equipo tras ser adquirido de los Gigantes, bateando para .321/.353/.539 con 8 jonrones en 38 juegos con Medias Rojas, a los que ayudó a ganar el banderín del Este de la Americana por encima de su antiguo equipo, los Yankees.

“(Eduardo) cargó con la ofensiva, llevó al equipo a una dimensión diferente y se lastimó después de sólo un un lanzamiento en Playoffs y se quedó fuera por el resto de la postemporada”, recordó Alex Cora, manager de Boston. “Ha sido fantástico este año. No estuvo al cien por ciento durante toda la temporada, tuvo problemas al jugar segunda base, pero siempre tuvo una actitud positiva y es uno de los líderes en el camerino. Que haya venido y haya hecho un swing como ese, en su primer swing de la Serie Mundial, me dio mucho gusto verlo hacer eso”.

“Estaba decepcionado conmigo mismo el año pasado. Me lastimé en el momento equivocado y mis compañeros de equipo perdieron en la primera ronda. Fue horrible. Así que volví a firmar (con Medias Rojas)”, recordó Núñez. “Le dije a Alex que la única razón por la que firmé aquí de nuevo, porque sé que tenemos jugadores como Dustin Pedroia y Bogey (Xander Bogaerts), es porque quería ganar un anillo. Nunca había tenido esta experiencia. Nunca había estado en un juego de Serie Mundial”.

En un duelo que fue constantemente de ida y vuelta, el contundente tablazo de Núñez rebasó el Monstruo Verde en la séptima entrada y selló el triunfo de los Medias Rojas, que había estado en duda hasta ese instante.

Todos esperaban que el Juego 1 fuera uno de los mejores duelos de zurdos en la historia de la postemporada con Clayton Kershaw y Chris Sale en la lomita, pero terminó como un encuentro dictado por la ofensiva y los batazos oportunos.

Y ningún batazo fue más oportuno que el de Núñez.

“Es importante, porque (Eduardo) es uno de mis mejores amigos aquí y me siento contento por el momento que tuvo”, explicó su compatriota dominicano Rafael Devers, quien

considera a Núñez un modelo a seguir en el vestidor. “Contento por lo que hizo. No importa si fue (de emergente) por mí, ayudó al equipo y eso es lo que todo el mundo quiere. Espero que mañana y cada vez que lo pongan, haga su trabajo”.


Devers también tuvo un sólido juego con el bat al conseguir una base por bolas en el primer enfrentamiento de su carrera con el abridor de Dodgers y futuro miembro del Salón de la Fama, y al conectar un sencillo remolcador que le devolvió temporalmente la ventaja a Boston (5-3) en la quinta entrada, en lo que resultó ser la carrera ganadora del partido.

El dominicano, quien cumplió 22 años en el momento que el reloj dio la medianoche del extenso partido de 3:52 horas, se convirtió en el primer pelotero en la historia de Grandes Ligas en remolcar al menos una carrera en cada una de sus primeras ocho apariciones como titular en postemporada. Ahora, con 13 carreras impulsadas en estos playoffs, Devers ocupa el segundo lugar histórico en esta categoría en postemporada para peloteros menores de 22 años, solo detrás de Andruw Jones (14).

“No me fijo tanto en eso”, explicó Devers, cuyo cumpleaños es técnicamente el 24 de octubre, día del segundo partido de la Serie Mundial. “Solamente voy a hacer mi trabajo y a ayudar al equipo en lo más que pueda. Venimos trabajando así desde el spring training y me siento bien contento por el momento que estamos pasando”.

FUENTE: ESPN

Valora este artículo
(0 votos)

 

 

Noticias recientes